Claudia, primera paciente adulta con bomba de insulina por Ley Ricarte Soto.

Con 34 años con diabetes tipo 1, Claudia González (48 años, casada, 2 hijas) tiene mucha historia que contar respecto de su vida con la enfermedad. Además, se convirtió en la primera paciente adulta en recibir una bomba de insulina en el marco de la Ley Ricarte Soto, como continuidad de tratamiento, pues ella hace tres años ya usaba una bomba de insulina.

Esta fue nuestra conversación a través de Facebook LIVE el día miércoles 7 de junio pasado.

Publicado en Bombas de Insulina, Vídeo | Etiquetado , | Deja un comentario

Ministra de Salud hace entrega de primeras tres bombas de insulina por Ley Ricarte Soto en la Región Metropolitana

Ministra entrega bombas de insulina. Foto: Ministerio de Salud.

Ministra entrega bombas de insulina.
Foto: Ministerio de Salud.

Esta mañana, la Ministra de Salud Dra. Carmen Castillo, hizo entrega oficial de las primeras 3 bombas de insulina en la Región Metropolitana.
La actividad se desarrolló en el Hospital San Borja Arriarán y favoreció a tres niños,  Isabella, de 10 años, Cristóbal, de 8 años y Thomas de 3 años.

En el procedimiento de instalación de la bomba estuvieron acompañados por la Ministra de Salud, Carmen Castillo; el Director del Servicio de Salud Metropolitano Central, Jorge Martínez; y el Director del Hospital San Borja Arriarán, Patricio Vera, quienes destacaron el cumplimiento de un compromiso presidencial que beneficia a los pacientes diagnosticados con DIABETES MELLITUS TIPO 1 CON INESTABILIDAD SEVERA, uno de los 14 problemas de salud de alto costo cubiertos por la Ley Ricarte Soto.

“A estos tres niños les va a cambiar la vida. Uno de los niños expresó que ‘era tan feliz’. Ese mensaje es lo que queremos dejar como Gobierno. La Presidenta Bachelet nos instruyó a que hiciéramos la Ley Ricarte Soto, y hoy se le está dando la posibilidad a 846 personas, independiente de su previsión y condición social, de recibir este tratamiento”, explicó la Ministra Castillo.

Publicado en Bombas de Insulina, Noticias, Ricarte Soto | 2 comentarios

MiDiabetes Lo Prueba: Monitoreo Continuo de Glucosa Guardian Connect de Medtronic, glucosa en tiempo real en la palma de la mano.

IMG_4955

El Monitoreo Continuo Guardian Connect de Medtronic se comercializa en Chile desde marzo pasado.

En esa fecha, recibí en préstamo de parte de Medtronic un transmisor, un cargador y sensores para probarlo.
Y así lo hice por cerca de un mes.

No podré mostrarles el “unboxing” o desempaque, pues se me entregaron los componentes sueltos, pero pude mirar la caja donde vienen. Pude comprobar que siguen con el diseño tan Apple que comenzaron a usar ya hace un tiempo. ¿Será alguna señal me pregunto? 😉

Para comenzar debo ser claro en comentarles que para quienes ya usamos monitoreo continuo hace rato, nada de lo que nos ofrece el Guardian Connect es “muy nuevo”.

Hace tiempo que Dexcom, el llamado gold standard en monitoreo continuo, ofrece un producto igual: un monitoreo continuo invasivo, con un sensor se que se implanta subcutáneamente, con una vida útil de una semana,  y que envía la señal mediante un transmisor a un receptor, como puede ser un teléfono móvil u otro dispositivo, que a su vez sube la información a la nube, desde donde puede ser vista o descargada por quien el paciente determine.

Entonces… ¿qué de nuevo nos ofrece Medtronic? ¿Por qué es importante conocerlo?

Primero, ya no tenemos que tener una bomba de esta compañía para tener monitoreo continuo de esta marca.
Imagino que por una decisión de marketing ya no estaban comercializando el Guardian, que usaba la misma carcasa de las bombas de la serie Paradigm para tener solo monitoreo continuo. Y la misma razón de marketing les debe llevar a comercializar ahora este dispositivo, que puede ser usado por quien lo desee (y pueda costearlo), incluso por pacientes con diabetes tipo 2.

Segundo. En Chile no teníamos nada parecido, porque aunque siempre decimos que estamos a la vanguardia en los lanzamientos de insumos para la diabetes, el distribuidor local de Dexcom hace poco por traer lo último, y seguimos teniendo la versión G4 y no la G5, que es la más moderna.

Entonces hoy tenemos en Chile un monitoreo continuo que de verdad se conecta a un dispositivo móvil vía bluetooth, que nos permite tener en la palma de nuestra mano nuestra glicemia y su tendencia, con un histórico de lo que ha pasado.

Además, si el usuario así lo programa, envía de forma nativa a la nube los datos para poner a disposición de los cuidadores la información sobre el estado de la glucosa del paciente en tiempo real.

El Guardian Connect es el primer monitoreo continuo de Medtronic que cuenta con una aplicación propia para visualizar las glicemias y su tendencia en tiempo real en un dispositivo como un iPhone, un iPod o un iPod Touch. Sí, por ahora solo está disponible para la plataforma con sistema operativo IOS. Ya nos dijeron que esperan tenerla pronto para Android. ¿El motivo? Uno de ellos es que resulta más simple diseñar para una pequeña variedad de formatos, muy limitados en el caso de los productos móviles de la compañía de la manzana, que para la gran variedad de formatos de pantalla de los equipos que usan Android como sistema operativo.

¿Qué es?

El Guardian Connect de Medtronic es un monitoreo continuo de glucosa que se compone de 3 partes: sensor, transmisor y aplicación para el dispositivo móvil, que se descarga gratuitamente desde la Apple Store.

El sensor Enlite es el mismo que usamos ahora con los otros sistemas de Medtronic, el Enlite 2, y mide contínuamente los valores de glucosa en el tejido intersticial (esto es el líquido que hay entre las células).

El sensor se comunica con el transmisor (con las iniciales GC en su cubierta), que envía las lecturas automáticamente al dispositivo móvil vía Bluetooth cada 5 minutos. Tiene la opción de transferir automáticamente los datos al software CareLink Personal en la nube, desde donde se pueden compartir las mediciones en tiempo real con familiares, cuidadores o amigos. Lo mismo ocurre con las alertas de glicemia baja, que serán recibidas por todos, incluso como un SMS si es configurado.

Es posible configurar alertas de tendencia de glicemia alta y baja de forma muy sencilla, para luego recibir esos avisos cuando la situación se aproxime. A través del software CareLink es posible visualizar los patrones diarios, evaluar y hacer ajustes en el tratamiento si fuera necesario.

La aplicación tiene un diseño muy limpio, intuitivo y fácil de entender, con íconos sencillos para realizar un registro personalizado de actividades como ejercicio, dosis de insulina, ingesta  de comida y otros.
Me detengo en el rubro “Otros” pues es primera vez que observo en una aplicación oficial de una compañía la opción real de escribir de qué se trata ese “otro”. Así, al revisar con posterioridad el registro no tenemos que adivinar de qué se trataba. Por ejemplo yo escribí “cambio de cánula” para recordar y analizar qué me pasa en esa instancia (por lo general me sube la glicemia por unas tres a cuatro horas si es que no hago nada luego del cambio).

iconos para registrar distintos eventos.

iconos para registrar distintos eventos.

 

Percibo una aplicación elegante, tecnológica en su diseño gráfico tanto por los iconos como por los colores usados. No parece “de juguete” como otras que he visto.

Quizás se extrañe alguna gráfica que nos permita hacer un análisis de los datos: no hay gráficos de torta o de barras que nos permitan dar una mirada global de cómo han estado nuestros días con diabetes. Eso queda reservado para el momento de usar el CareLink, el software en la nube de análisis de datos.

Es importante hacer notar para quienes se inician en el monitoreo continuo que suelen preguntar de inmediato qué diferencia hay con el FreeStyle Libre de Abbott, y es que son dos sistemas distintos.
El FreeStyle Libre de Abbott es un monitoreo flash, a demanda. Muestra la glicemia cuando el usuario escanea el sensor que lleva en el brazo. No tiene alarmas de hipo o hiper glicemias, por lo que si el pacientes no las siente, a menos que realice la lectura del sensor no sabrá cómo está.

El Guardian Connect es monitoreo continuo, esto quiere decir que las lecturas de glucosa del sensor están siendo enviadas permanentemente a la aplicación, por lo que en caso de tener activadas algunas de las múltiples  alarmas disponibles, se recibirá una señal audible y visible en su dispositivo que le indicará qué está ocurriendo.

Respecto de la precisión, y les recuerdo que hablo a título muy personal, estoy bastante satisfecho con el producto. No hubo mayores diferencias con la glicemia capilar. Más de una vez hice una foto entre el sensor que uso con la bomba 640G y el Guardian y andaban muy parecidos.

Por si no lo saben, la variabilidad glicémica que presentemos, esto es las fluctuaciones entre las altas y las bajas, incide en el desgaste de la enzima (glucosa oxidada) que lee la glicemia. A menor variabilidad, mayor precisión y duración del sensor.
No tuve problemas en llegar hasta los 6 días que el fabricante dice que dura la vida útil del sensor. Y una alarma se encargaba de recordármelo, siempre 😉
Tampoco tuve problemas en extender esa vida útil artificialmente eso sí, corriendo yo el riesgo de lecturas imprecisas.

Imagino que en eso influye el manejo que hago yo de los sensores y la calibración. Porque este sensor sí necesita calibrarse al menos cada 12 horas con una glicemia capilar.
¿Qué quiere decir esto? Que debemos medir la glicemia en el dedo e ingresar ese valor en la aplicación para que el sistema haga las correlaciones del caso y asuma ese valor como el patrón para seguir midiendo.

¿Y cuáles son las conductas que sigo yo para calibrar y tener buenas mediciones?
No calibrar en momentos de subidas o bajadas bruscas de glicemia.
Nunca cuando hay alguna flecha de tendencia en pantalla.
Nunca después de una comida ni cuando tenemos insulina activa en el cuerpo (la insulina luego de un bolo por corrección o para cubrir una ingesta de hidratos de carbono). En las bombas de insulina tenemos ese dato en la pantalla, nos lo muestra como dato importante. Quienes usan jeringas o lápices deberían calcular el tiempo transcurrido desde la última dosis para así decidir si calibran o no.
Mis horarios favoritos para calibrar son recién despertando por la mañana, antes del almuerzo y antes de la cena.  Con esas tres calibraciones he tenido muy buenos resultados.

33964523985_a9ca78c06d_o

Quiero detenerme en un detalle.
Al mirar y comparar los gráficos que me mostraba el Connect y los de la bomba de insulina, recordemos que eran sensores distintos, podemos concluir que las curvas en general son muy parecidos, pero… Noté que el Guardian Connect era capaz de detectar y mostrar pequeños cambios en la dirección, pequeños quiebres, hacia arriba, hacia abajo y luego otra vez hacia arriba, que el de la 640G no mostraba.
Más allá que ambos llegaban al mismo destino, percibí al Connect como si mostrara más detalle. Por eso ya no tenía las curvas suaves si no que bastante “aserruchadas” en muchos casos 😉

El consumo de batería del teléfono (en mi caso in iPhone 6 Plus) no fue significativo. Sin embargo, suelo cargarlo por lo menos un par de veces extra durante el día, por lo que no puedo dar fe si alguien que no tenga acceso a carga constante pueda hacerlo durar más de 8 a 9 horas…

Usar el Guardian Connect me hizo sentir que de verdad estaba en el siglo XXI de la diabetes, pero me genera una gran frustración: no tiene conexión con ninguna bomba de Medtronic.
Funciona en forma independiente, por eso en algunas fotos me ven usando dos sensores. El transmisor, externamente igual a sus predecesores, es distinto. Y se entiende: usa Bluetooth como tecnología de transmisión, mientras que los otros usan radio frecuencia.

La posibilidad que alguien esté a miles de kilómetros de distancia mirando mis glicemias también es una funcionalidad muy poderosa. Pienso en los cuidadores, en los padres, en amigos. Eso es un aporte a la tranquilidad. Pero recuerden que para eso se necesitan dos cosas: que quien está portando el dispositivo esté conectado siempre a internet, y que la otra persona también, con acceso desde su navegador web del dispositivo que esté usando. Hay imágenes en la galería que les comparto de teléfonos Samsung.
No se confundan: esa no es la aplicación, es la visualización desde la web en el equipo. La aplicación no está disponible para Android todavía.

Vista en navegador web de un teléfono Samsung

Vista en navegador web de un teléfono Samsung

¿No lo sigo usando? Así es. Primero, el transistor era un préstamo y ya lo devolví. No tiene sentido para mi usar dos dispositivos que cumplen casi la misma función.
Y segundo, no lo sigo usando porque alguien como yo, que depende de la monitorización continua asociada a bombas de insulina para prevenir y disminuir las hipoglicemias, necesita el sistema integrado que representa la bomba de insulina MiniMed 640G.

Sin embargo está demostrado que el uso por si solo de monitoreo continuo de glicemia, como los que tenemos disponibles, disminuye las hipoglicemias.

Mejor calidad de vida, tranquilidad, anticiparse a eventos futuros, saber de donde venimos y tener algo de certeza de hacia donde vamos… Todo eso y más es el monitoreo continuo, sea de la marca que sea.

Más de una vez lo he dicho. Yo me he hecho tan dependiente del mismo que hoy las dos horas que tarda en calibrarse cada sensor al iniciar el sistema son las peores de mi día: me siento ciego… Como si no tuviera tiras reactivas para medirme… Pero claro, con ellas solo veo una cifra aislada, lo que no ocurre con el monitoreo continuo.

Sin dudas el monitoreo continuo Guardian Connect de Metdronic es un muy buen aporte en la búsqueda de un mejor control de nuestra diabetes.
Esperamos que así como lo escuchamos en el último congreso al que asistimos en Paris sobre tecnologías e innovación en diabetes, en poco tiempo el monitoreo continuo sea el estándar en control de todos de los pacientes con diabetes, en todo el mundo.

Galería de fotos del Guardian Connect de Medtronic.

Para más información sobre precios y detalles extras, les recomiendo escribir directamente a Medtronic Chile en el siguiente enlace:

https://medtronic.co1.qualtrics.com/jfe3/form/SV_3C1BagWIRH9mLBj

/Marcelo González.

Descargos de responsabilidad:
Como ya lo saben, “MiDiabetes lo prueba” es una apreciación absolutamente subjetiva de mi parte. No hay estudios científicos ni comparaciones de laboratorio en lo que presento. Recibí de parte de Medtronic Chile sin costo
– Un transmisor Guardian Connect.
– Sensores Enlite 2.
– Cargador.
Sin que esto signifique algún compromiso de mi línea editorial ni control por parte del laboratorio sobre lo que escribiría acerca del producto.
No hay retribución monetaria por esta nota.

Publicado en Sin categoría | 5 comentarios

#BombaDeInsulinaAlAUGE y #Diabetes1SolaVoz, una sola emoción.

#Diabetes1SolaVoz

Estoy seguro que en un futuro no tan lejano, estaré recordando el haber sido testigo del comienzo de algo grande.

Antes que todo, agradezco la invitación de la Federación Mexicana de Diabetes y Con Diabetes Sí Se Puede a participar en su “Primer Taller de Comunicación y Política Pública Por Una Sola Voz en la Diabetes Tipo1”, que se realizó en Ciudad de México el lunes 22 de mayo pasado.
En la capital del país azteca, se dieron cita representantes de la mayoría de las asociaciones adscritas a la Federación a lo largo y ancho de todo México, así como otras agrupaciones que trabajan principalmente por los derechos de los pacientes con diabetes tipo 1.

Hoy en México la cobertura de insumos para diabetes tipo 1 es prácticamente nula, y es en función de eso que algunas asociaciones decidieron dar los pasos que los unan en la lucha de la consecución de un objetivo común: lograr que de alguna forma los tratamientos sean financiados por el Estado.

Fui invitado a compartir nuestra experiencia con la campaña “Bomba de Insulina Al AUGE”, que finalmente consiguió que las bombas de infusión de insulina y sus insumos estén cubiertos por el Estado de Chile, bajo la Ley Ricarte Soto, para quienes califiquen en los protocolos.

Para los glucolegas mexicanos resulta de gran interés poder conocer de primera fuente cómo fue el proceso que nos llevó a conseguir en un relativo corto plazo una cobertura tan anhelada.
Espero haber sido claro y ojalá fuente de inspiración para proponer mejoras en su sistema, sacando lo mejor de cada experiencia.

Porque esto es un trabajo conjunto entre los distintos actores del sistema sanitario de un país: los pacientes, los profesionales de la salud, la industria y finalmente el Estado, que debe velar por el bienestar de toda la población, en donde las personas con diabetes somos uno más de un total que demanda mucha asistencia.

Cada uno de estos actores debe jugar el rol que le corresponde, colaborando con los otros en un trabajo que debe estar coordinado. Cada uno por si solo no solucionará problemas de fondo que se arrastran por décadas, pero unidos sí podemos generar cambios.

Por cierto que las realidades son diferentes y me encargué hacerlo notar en mi exposición, contándoles a grandes rasgos lo que nos toca vivir en Chile, en lo que respecta a nuestra legislación. Tener el AUGE/GES y la Ley Ricarte Soto nos ubica en una posición privilegiada respecto de otras realidades no solo Latinoamericanas, sino también a nivel mundial.

Estuve presente en todo el taller y me pude dar cuenta que más allá que hay mucho por hacer, las herramientas están ahí, a disposición de quienes quieran tomar las banderas, libres de egoísmo y pensando en el bien común.

Pude darme cuenta que por el compromiso mostrado por la mayoría de los asistentes, solo hacía falta el primer paso, y ya lo han dado. Aunque parezca menor, tener un lema que les una es un tremendo avance. No dejen de usar el magnífico hashtag que tienen: #Diabetes1SolaVoz.

No puedo dejar de recordar lo vivido ese día lunes 22.

Ya preparar la presentación los días anteriores me hizo recordar todo lo que vivimos desde junio de 2015, cuando el germen de la campaña comenzó a brotar.
Luego, revisar las fotos, las notas de prensa, los vídeos, los mensajes, comentarios, correos, las reuniones, para poder hacer un relato coherente me hacían emocionar.

Y el corolario se dio allá en Ciudad de México, esa mañana.
Mientras yo me disponía a dar mi conferencia, simultáneamente en Viña del Mar, Chile, se entregaban las primeras bombas de insulina a beneficiarios de la Ley Ricarte Soto.

Y me llegaban los mensajes con las fotos de ese momento. Ese momento que veníamos esperando hace mucho tiempo.

No puedo ocultar que como nunca antes tuve que enfrentar una  presentación con la emoción en mis ojos y en mi garganta. Y esa presentación por arte de magia tuvo el mejor final al que podía aspirar: dos niñas pequeñas y una mujer adulta, pacientes iguales que los hijos o esposas o hermanas de quienes me escuchaban, estaban recibiendo la esperanza de un futuro mejor. Y se los pude decir en el momento a mi audiencia, en exclusiva: La bomba de insulina con monitoreo continuo en la Ley Ricarte Soto es una realidad en mi país. Y estoy orgulloso de haber contribuido a eso.

Jamás olvidaré el aplauso que recibí esa mañana, ni la emoción de parte de la audiencia, porque con esta campaña, ganamos todos. Todos quienes nos levantamos cada día a enfrentar la vida con muchos números en el horizonte, pero con una idea fija: estar cada día mejor.

Gracias México, nos volveremos a ver!
Porque ahora somos en #Diabetes1SolaVoz.

/Marcelo González
Director Ejecutivo
Fundación Mi Diabetes

Publicado en Bombas de Insulina, Charlas, diabetesLA, e-Paciente, México | Etiquetado , , , | Deja un comentario

2ª Jornadas Universitarias Tecnología e Innovación en Diabetes: Piensa global, actúa local.

O cómo lo que que pasa en el la realidad virtual 2.0 puede ser replicado en el 3D, nuestra realidad palpable.

 

Piensa global actúa local.

Esa es una de las premisas que me han movido en los últimos años. Más exactamente desde 2002, cuando me impliqué más activamente en el mundo de la diabetes, para ayudar a mis pares.

Cómo hacer que todas las cosas positivas que pasan con la diabetes en distintas partes del mundo lleguen a quienes tengo más cerca… Porque alabar lo que se hace afuera, sin considerar lo lejos que estamos de eso en Chile, o en cualquier otro país, sin considerar el costo económico que puede representar y no ofrecer una solución solo me genera frustración.
Cuántas veces he escuchado o leído las críticas de que todo lo realmente importante con la diabetes no ocurre donde vivimos. Que la charla, que el curso, que el evento…  Y así es. Muchas veces es cierto.

Entonces, cuando en 2016 el Dr. Cristian Tabilo junto a otros colegas y el importante apoyo de la Universidad del Antofagasta lanzó la idea de realizar un evento para hablar de innovaciones en el tratamiento de la diabetes, y me invitó a exponer mis temas en la nortina ciudad no dudé un minuto en brindarle mi apoyo.

Y no me equivoqué. Con un éxito impensado para ser la primera vez, ya en la despedida quedaba claro que habría que hacer otro más… Y pronto.

Un año después nos volvimos a reunir.
Quizás me equivoque, pero no había visto nunca antes en Chile y por acá en el vecindario un curso, jornada, simposio o congreso con esta temática y el nivel de las ponencias. Profesionales venidos de España, Argentina, Colombia, Brasil y por supuesto de Chile elevaron el nivel muy arriba. Entre los asistentes, personas de todo Chile, de Argentina y Perú llegaban atraídos por un programa por lo demás novedoso.
Ojalá el entusiasmo del Dr Tabilo se contagie a muchos más de sus colegas.

Pero vamos más allá.
El Dr. Tabilo es de los que que piensa que el paciente es protagonista del sistema sanitario, que debe serlo, y para eso hay que darle espacio, hay que escucharlo, hay que hacerlo partícipe de la toma de decisiones.
El año pasado me invitó a participar con una ponencia. Y yo la hice muy general, era mi primera vez ahí. Y no estuvo nada mal.

Pronto, hacia finales del año pasado, el Dr. Tabilo me confirmó la realización de una nueva jornada, en donde otra vez quería darle cabida a los pacientes, pero esta vez ampliando el espectro, invitando a quienes nos podían compartir una visión más regional, latinoamericana, pero siempre en el ámbito de las redes sociales. Así fue como pedimos distintos apoyos y logramos tener con nosotros en Chile a Silvana González, de Paraguay, autora del blog DiabeT-Rex  y Ulises Caula, de Argentina, de Viajeros Crónicos, cada uno con historias muy potentes para contar.

En Antofagasta

Nuestra presentación sería el jueves por la tarde, ya finalizando el primer día. Quizás no era el mejor horario luego de una larga jornada de presentaciones muy interesantes, y que algunos asistentes madrugaran para tomar los vuelos que les llevarían a Antofagasta.

Pero yo estaba confiado en que tendríamos buena asistencia por dos razones: luego de nosotros seguía una presentación de de la Dra Ana María Gómez, de Colombia, una referencia en materia de manejo de sistemas integrados de infusión de insulina. Y por otro lado, ya en los días previos y ahí mismo en el lugar del evento, muchos amigos y gente conocida se me habían acercado para preguntarme respecto de nuestra exposición, pues les parecía muy interesante, por lo que la estaban esperando.

Teníamos asignado solo 30 minutos para los 3… Y nos excedimos en 10… Pero qué importa cuando el mensaje es tan potente que no se puede callar.
No les voy a detallar nuestras presentaciones. Las pueden ver en el video adjunto, una transmisión que hicimos a través de Facebook Live.

Ulises nos habló de un viaje… Un viaje a descubrir el poder que cada uno de nosotros tiene en su interior y de cómo las redes lo ayudaron a manejar mejor su diabetes. Ulises dijo una frase muy bonita para resumir sus ideas: sabemos que la diabetes no es contagiosa, pero el entusiasmo sí. Y así como él fue contagiado al seguir las andanzas de Antonio Lledó en las redes sociales, Ulises también se convirtió en el motivador de otros.
Silvana nos mostró el camino que siguen muchos padres cuando se enfrentan al diagnóstico de sus hijos, y de cómo en esa búsqueda desesperada por información las cosas se van decantando
y a través de las redes se va descubriendo un mundo mucho más amplio, plagado de información en donde hay que aprender a separar el trigo de la paja. Pero donde también están quienes han resuelto ayudar a otros. Como es su caso hoy, a partir de su Facebook personal, para luego ya hacerlo con sus cuentas de DiabeT-Rex, solo dedicadas a la diabetes. Porque para ella uno de los objetivos más relevantes es darle visibilidad a la diabetes tipo 1, hacer saber a otros que no están solos. Silvana dijo que leer las historia de otros en las redes es una inspiración, es una ventana con sol brillante abierta al futuro, sobre todo para quienes comienzan tan pequeñitos este camino.
Yo fui más concreto y didáctico y les conté sobre los beneficios de usar Twitter en el ámbito sanitario, y del impacto que pueden tener nuestros mensajes si ponemos la palabra clave correcta.

Estoy orgulloso de la recepción que tuvimos, cálida y respetuosa. Estoy contento con el resultado, que se manifestó en muchos comentarios y agradecimientos directos para con nosotros.

Agradezco a todos quienes hicieron posible que nosotros tres estuviéramos ahí arriba. Al Dr. Cristian Tabilo por la confianza. A Tamara, Javiera y Roderick por el apoyo total, y a Medtronic por el viaje de Silvana y Ulises.

En una siguiente entrega les hablaré de la otra actividad que hicimos para los pacientes y quien quisiera acompañarnos, #Diabetes4x15.

Lo dije arriba del escenario. Estamos cambiando paradigmas, y eso no es fácil. Pero con voluntad se puede conseguir. Al fin y al cabo quienes estamos en esto queremos lo mismo: más y mejor salud para todos, pero especialmente para las personas con diabetes.

Descargos de responsabilidad.
Medtronic Chile pagó mi pasaje, estadía, así como algunas comidas durante este viaje a la ciudad de Antofagasta, sin que eso signifique de mi parte ningún compromiso respecto de acciones o de lo que escribiría en esta o en futuras publicaciones.

/Marcelo González
Director Ejecutivo Fundación Mi Diabetes.

Publicado en Charlas, Chile, Diabetes, diabetesLA, e-Paciente, Fundación Mi Diabetes | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Compartiendo nuestra diabetes en Antofagasta.

Jornadas Universitarias Tecnología e Innovación en Diabetes

Por segundo año consecutivo se realizarán las Jornadas Universitarias Tecnología e Innovación en Diabetes, en la nortina ciudad de Antofagasta, Chile. Dicho evento tendrá lugar la primera semana de mayo próximo.
Al igual que el año pasado estaremos ahí, otra vez sobre el escenario.

Segundas Jornadas Universitarias

Clic sobre la imagen para ampliar

No es menor que en un polo de desarrollo tan relevante en lo económico, pero que parece tan lejos de capital, se incube la inquietud por desarrollar encuentros científicos que se aparten de los lugares comunes, salgan del margen y tomen riesgos, poniendo a disposición de los profesionales interesados el conocimiento moderno, rupturista si se quiere, que sale del molde del status quo, para que no sigamos haciendo más de lo mismo.
Es cierto que en materia de salud nuestro país tiene un sinnúmero de carencias, pero no es menos cierto que seguir en lo mismo no nos hará mejorar, pues con lo que se hace hoy está claro que no alcanza.
Aplaudo la apuesta y felicito a los Doctores Cristian Tabilo y Juan Patricio Valderas, directores del curso, así como el apoyo de la Facultad de Medicina y Odontología de la Universidad de Antofagasta. El éxito de la jornada el año pasado y la realización de esta segunda versión dan cuenta que es el camino correcto.

Les dejo el programa para que lo miren.

ProgramaEl temario está muy interesante, con tópicos que van desde las nuevas terapias, genética, cirugía bariátrica, obesidad, farmacomeconomía entre otras, así como la tecnología ligada a las bombas de de insulina y el monitoreo continuo de glucosa.

Habrá ponentes de primer nivel, tanto de Chile como del extranjero, y estoy seguro que también lo será el público asistente.

Agradezco nuevamente a los organizadores la confianza que depositan en mi y el atreverse a invitar a participar activamente en las ponencias a más pacientes como yo, personas con diabetes o familiares, que han encontrado en las redes sociales la oportunidad de ayudar a otros.

Porque así es como en esta oportunidad también expondrán Ulises Caula, de Argentina, co autor del blog Viajeros Crónicos https://viajeroscronicos.com; y Silvana Gonzalez, de Paraguay, creadora de DiabeT-Rex, http://diabet-rex.com.py.  La idea es contarles a los asistentes la experiencia de vivir con diabetes en el día a día; y el impacto que tenemos lo blogeros, tanto a nivel de quienes nos siguen como pacientes y también en los profesionales de la salud.

Yo participaré de ese mismo panel, pero además tendré una conferencia extra, el día viernes, casi cerrando el curso, para hablar de qué tan lejos estamos de los tratamientos indoloros en la insulinoterapia y al automonitoreo.

Diabetes 4 x 15.

Diabetes 4 x 15Como nuestro compromiso primero es con nuestros glucolegas, el día sábado 6 por la mañana hemos programado un evento para hacer lo que mejor sabemos: compartir nuestra diabetes.

No dejaremos pasar la oportunidad de tener en Chile a Ulises y Silvana, y junto con Javiera Pinto, de la Fundación Mi Diabetes, en dependencias de la Universidad de Antofagasta, presentaremos 4 ponencias, para luego realizar una mesa redonda y responder preguntas de los asistentes.

Javiera les hablará de sus 21 años con diabetes… 35 semanas de embarazo”, un tema muy interesante para todos, padres, familiares y pacientes, pues la idea de formar familia siempre está presente cuando crecemos teniendo diabetes tipo 1.

Ulises nos contará algunos de sus viajes y consejos en “Viajar con diabetes tipo 1: una aventura hacia el autoconocimiento”. Cómo no va ser interesante escuchar sus historias de andar por el viejo continente arriba de una bicicleta con su novia y su diabetes!

Silvana nos va compartir parte importante de su experiencia como madre de un chiquito con diabetes tipo 1, y la forma en que ha enfrentado los distintos roles que debe desempeñar como mujer. Su conferencia se titula “El trabajo de ser una Mamá Páncreas y el desafío de no descuidar todo lo demás”, porque sabemos que a pesar de la diabetes la vida continua.

Y yo les hablaré de la responsabilidad que tenemos como pacientes en este nueva era de la inmediatez en la información, como pacientes empoderados. Mi conferencia se llama “Diabetes + Redes Sociales = Pacientes Empoderados”.

Como ven, variados temas, pero con el eje fundamental puesto en la enseñanza que nuestra experiencia puede dejarles a todos ustedes.

En una mesa redonda luego de las presentaciones podrán preguntar todo lo que quieran. Por lo mismo hemos determinado que las ponencias tendrán como duración máxima 15 minutos, con la exigencia de solo usar 15 diapositivas. Por eso el nombre el evento “Diabetes 4 x 15”, porque queremos que el máximo del tiempo sea para interactuar con quienes nos acompañen esa mañana.
La invitación está extendida. Solo deben inscribirse en el siguiente enlace llenando sus datos.
https://welcu.com/fundacion-mi-diabetes/diabetes4x15

La inscripción es gratuita, pero les rogamos que lo hagan quienes tienen la certeza de asistir pues los cupos son limitados.

¡Les esperamos en Antofagasta!

Publicado en Charlas, Chile, e-Paciente | Etiquetado , , | Deja un comentario

Yo te respeto… ¿Tú me respetas?

El jueves de la semana pasada fui invitado junto con otras varias asociaciones de pacientes por el Ministerio de Salud de Chile a asistir a una nueva jornada informativa y participativa sobre la Ley Ricarte Soto.
En la oportunidad veríamos temas relacionados con los reglamentos en consulta pública y un análisis presupuestario del sistema. Además habría espacio para preguntas y aclaraciones.

El detalle me lo reservo pues hay muchas cosas técnicas, difíciles de comprender y explicar en un texto que busca otra cosa.

Lo que busco es poner en evidencia algo de lo que he sido testigo y debemos hacernos cargo.
La salud en nuestro país está cambiando, pero lamentablemente a mi juicio algunos pacientes no cambian al mismo ritmo.

Quizás nuestro sistema de salud no cambia a la velocidad que quisiéramos. Quizás hay más problemas que los que esperábamos encontrar en estos procesos, quizás no se nos dan las respuestas que queremos… Pero está cambiando.

Hace menos de 15 años ni siquiera soñábamos con lo que tenemos hoy: dos leyes que sin duda han significado un cambio sustantivo en la salud pública de este país; el GES y la Ley Ricarte Soto.
Hace 15 años, las personas que tenían alguna de las 80 patología del GES y los 14 tratamientos de Ricarte Soto debían cubrir muchas veces a duras penas ellas mismas o sus familiares los costos. Hoy por ley, están cubiertos. Bien o menos bien, pero están cubiertos.
Y eso es algo que no todos los países pueden ofrecer a sus ciudadanos.

¿Hay falencias? ¡Muchas! No es fácil solucionar de un día para otro problemas que se arrastran por décadas en nuestro Chile.

Creo firmemente que el camino del diálogo, con los pacientes cada vez más involucrados en los procesos que finalmente les afectaran, es una de las vías para mejorar.

Por ello pienso que la invitación a pacientes a reuniones como esta, para transparentar muchos de los procesos, es positivo. Pero debemos estar a la altura.

En estos tres decretos, el Gobierno no tenía ninguna obligación legal de invitarnos a conversar, pero en el entendido de que somos actores claves en este sistema, se nos convocó. En el entendido de ir ensayando lo que en rigor será realidad en el 4 decreto, fuimos parte de un tiempo de aprendizaje para todos.

Por ejemplo, se nos explicó cómo eran los procesos de priorización de los tratamientos.
Tal como se los conté el año pasado acá mismo, se nos hizo un ejercicio de empatía brutal: se nos pidió a nosotros mismos que determináramos en base a antecedentes reales, cuáles estimábamos que debían ser los tratamientos cubiertos. Este ejercicio no era vinculante.
Y nos dimos cuenta lo difícil que resulta decirle a la cara a alguien que está esperando ser beneficiado “¿Sabes? Voy a elegir al otro porque creo que los argumentos que tiene son de más peso que los tuyos…Y como no tengo todos los recursos que se necesitarían, pues debo elegir…”

Reclamamos participación, y la estamos teniendo.

Ahora se está discutiendo el Tercer Decreto de la Ley Ricarte Soto, que entrará en vigencia el 1 de enero de 2018. De ahí en adelante, los decretos se dictarán cada tres años, cayendo en el mismo régimen temporal de los decretos del GES.
Y siendo ya beneficiarios con la bomba de insulina en el segundo decreto, se nos hace participes, y me siento feliz de participar de lo que se está discutiendo.

De hecho, a diferencia del proceso anterior, ahora uno puede ver en la web del Ministerio de Salud, cuáles son los tratamientos que están postulando en este momento, cosa que no ocurrió antes.

Ahora bien, entiendo el descontento que pueden tener algunas agrupaciones de pacientes por no haber sido considerados en decretos anteriores. Entiendo su descontento porque las respuestas que se les entregan no son las que ellos esperan. Lo que no puedo entender es la falta de respeto y agresividad no solo con la autoridad que está dando la cara, si no también para con sus compañeros de lucha, para con otros pacientes que están ahí al igual que ellos, con la esperanza de ver mejorada de alguna forma las condiciones con las que tratan su enfermedad.

La intransigencia, la falta de comprensión, y lo que me parece más grave, las faltas de respeto personales reiteradas, a vista y paciencia de todos, no las entiendo. Y no las tolero, porque no es lo que quiero para este espacio que nos hemos ganado.

Lamento profundamente ser testigo de aquello. Lamento que personas que no merecen ser descalificadas como lo fueron el jueves pasado deban pasar por eso.
No logro entender que personas adultas, que han asistido a todas las convocatorias, que participaron de los ejercicios de priorización, insistan en por qué su patología no ha sido incluida. No puedo entender la elucubración de teorías para explicar por qué han sido “perjudicados”. La verdad es que a mi no se me ocurre siquiera pensar en que quienes trabajan en el Ministerio de Salud de Chile se coludan para perjudicar a los pacientes de tal o cual patología.
No puedo entender que una persona adulta crea que el problema se resuelve dictando un decreto que pase por alto la legalidad vigente. Y aunque así fuere… Eso no ocurre por arte de magia.

Y así fue como levanté la voz. Y más de alguien me tildará de condescendiente con la autoridad, de que quizás me unen otro tipo de lazos con ellos. Y la verdad es que me da lo mismo. Porque la verdad es que desde que comencé este camino de divulgación y conocimiento de lo que es mi enfermedad en particular, jamás había visto un ambiente tan propicio para generar cambios. Y quiero aprovecharlo. Quiero aprovecharlo motivando a otros. Diciéndoles que no hay que perder las esperanzas… Porque nosotros deseábamos desde 2006 que las bombas de insulina tuvieran alguna cobertura. Y finalmente lo conseguimos.

Como lo publiqué en las redes sociales, ver en estas reuniones los rostros de pacientes que están postulando sus tratamientos, muchos que recién inician el camino de la asociatividad, me hace recordar nuestra situación hace poco más de un año, cuando la esperanza se confundía con el escepticismo.
Hoy, con la bomba de insulina bajo la cobertura de la Ley Ricarte Soto, estamos cada vez más cerca de que muchos de nuestros glucolegas que necesitan la terapia para mejorar su control puedan tenerla.

Y eso, nadie nos lo regaló. Apelamos a exigir un derecho. Y lo pedimos con respeto. El respeto que merecen todos quienes desde nuestras particulares enfermedades estamos luchando por lo mismo: una mejor calidad de vida para todos.

Marcelo González
Director Ejecutivo
Fundación MiDiabetes

Publicado en Bombas de Insulina, GES, Ricarte Soto | Etiquetado , , , | 3 comentarios

El monitoreo continuo Guardian Connect ya está en Chile.

Guardian Connect
Tal y como fue anunciado en un comunicado de prensa de la compañía en julio del año pasado, el monitoreo continuo Guardian Connect de Medtronic ya está en Latinoamérica, específicamente en Chile.

El Guardian Connect es el primer monitoreo de Medtronic que cuenta con una aplicación de la compañía para visualizar las glicemias y su tendencia en tiempo real  en un dispositivo móvil, como un iPhone o iPod Touch. Además permite que 5 usuarios puedan recibir o consultar remotamente la información que lleva el paciente, gracias al software CareLink.

El Guardian Connect se compone de 3 partes: sensor, transmisor y aplicación para el dispositivo móvil.
El sensor Enlite es el mismo que usamos ahora con los otros sistemas de Medtronic, y mide continuamente los valores de glucosa. El sensor se comunica con el transmisor (con las iniciales GC en su cubierta), que envía las lecturas automáticamente al teléfono vía Bluetooth cada 5 minutos. Tiene la opción de transferir automáticamente los datos al software CareLink en la nube, desde donde se pueden compartir las mediciones en tiempo real con familiares, cuidadores o amigos. Lo mismo ocurre con las alertas de glicemia baja, que serán recibidas por todos, incluso como un SMS si es configurado.

Estamos comenzando la evaluación del dispositivo para publicar nuestras impresiones más detalladas en un próximo MiDiabetes Lo Prueba,  pero les podemos adelantar que es posible configurar alertas de tendencia de glicemia alta y baja de forma muy sencilla, para luego recibir esos avisos cuando la situación se aproxime. A través del software Carelink es posible visualizar los patrones diarios, evaluar y hacer ajustes en el tratamiento si fuera necesario.

La aplicación tiene un diseño muy limpio, intuitivo y fácil de entender, con íconos sencillos para realizar un registro personalizado de actividades como ejercicio, dosis de insulina, ingesta  de comida y otros.

Para más información sobre precios y forma de venta en Chile, comunicarse directamente con Medtronic en el siguiente enlace:

http://medtronic.co1.qualtrics.com/jfe3/form/SV_3C1BagWIRH9mLBj

ACTUALIZACIÓN:
31.05.2017: Pueden conocer más del Guardian Connect en este MiDiabetes lo Prueba.

Publicado en Noticias | Etiquetado , , , | 15 comentarios

Bomba de Insulina en Ley Ricarte Soto, en qué estamos.

Bomba de Insulina en Ley Ricarte Soto

El pasado 1 de enero entró en vigor el Segundo Decreto de la Ley Ricarte Soto, que incluyó tres nuevos tratamientos a la cobertura, uno de ellos la bomba de insulina con monitoreo continuo.

¿Pero qué ha ocurrido? ¿En qué va el proceso? ¿Hay alguien que ya la haya recibido?
¿Qué centros serán los que pondrán las bombas? ¿Si yo ya estoy usando bomba, puedo postular?

Para responder esas y otras interrogantes, es que solicitamos una reunión con la Ministra de Salud, Dra. Carmen Castillo.
Fui recibido el pasado 16 de marzo por ella y tres asesoras que participan directamente en la implementación de la Ley Ricarte Soto.

Creo que es menester recordar que existe un protocolo que establece los requisitos que deben cumplir los pacientes para optar al tratamiento de bomba de insulina con monitoreo continuo cubierto por la Ley Ricarte Soto.

Para ello, cito textual lo que aparece en el documento publicado por el Ministerio de Salud.

Criterios de Inclusión:

SubGrupo 1

DM 1 inestable, con episodios de hiperglicemias sobre 300mg/dl o cetoacidosis o cetosis recurrente, con HbA1c > 8%, con requerimientos de microdosis de insulina.

1. Estar en tratamiento intensificado con análogos de insulina con al menos 4 dosis, correspondientes a 1 dosis basal y 3 dosis prandiales al día (registro de los últimos 3 meses).

2. Indicación de microdosis de insulina, entendidas como basales entre 0,025 y0,3 UI por hora y dosis de bolos prandiales entre 0,025 y 2 UI.

3. Uso de 4 o más controles de glicemia capilar diarias en el último mes (registro de glucómetro o completación de formulario anexo).

4. Presentar en un mes a lo menos 4 episodios semanales de hiperglicemia de 300mg/dl o más, de causa no precisada, en los últimos 3 meses (registro de glucómetro o completación de formulario anexo).

5. Control glicémico inapropiado, con valores de HbA1c>8%, (último valor realizado no mayor a 3meses).

6. Presentar a lo menos 1 episodio de cetoacidosis o cetosis de causa no precisada, en el último año (certificado o epicrisis de hospitalización o atención de urgencia o registro de monitor de cetonemia o cetonuria)
* Serán de carácter obligatorio los criterios 1,2, 3 y 4 y deberán cumplir por lo menos uno de los criterios 5 y 6.

SubGrupo 2

DM 1 inestable, con episodios de hipoglicemias severas o inadvertidas, a pesar de correcta adherencia a tratamiento.

1. Estar en tratamiento intensificado con análogos de insulina con al menos 4 dosis, correspondientes a 1 dosis basal y 3 dosis prandiales al día (registro de los últimos 3 meses).

2. Uso de 4 o más controles de glicemia capilar diarias en el último mes (registro de glucómetro o completación de formulario anexo).

3. Presentar a lo menos de 1 episodio de hipoglicemias severas o inadvertidas, en el último mes, observado en el examen de monitoreo continuo de glicemia.

4. Presentar a lo menos 1 episodio de hipoglicemia severa o inadvertida, en el último año, que haya requerido hospitalización o atención de urgencia (certificado o epicrisis de hospitalización o atención de urgencia).

* Serán de carácter obligatorio los criterios 1 y 2 y deberán cumplir por lo menos uno de los criterios 3 y 4.

Si analizamos bien los criterios, podemos darnos cuenta de varias cosas. La más importante es que no hay distingo de edad para postular. En ninguna parte se habla de la edad del paciente, cosa del todo valorable. Sin embargo, podemos ver la intención de favorecer a la población pediátrica cuando leemos que el segundo criterio en el Subgrupo 1 es la indicación de micro dosis de insulina, lo que se da con mucha más frecuencia en niños que en adultos.

El subgrupo 2 deja abierta la posibilidad para que postulen adultos y niños, juntos.

Además, se debe cumplir con todos los siguientes requisitos:

1.- Competencia comprobada por parte del paciente o cuidador permanente para el manejo de conteo de carbohidratos.
2.- Ser capaces de llevar las tareas necesarias para el uso del dispositivo en forma segura y efectiva, por parte del paciente o cuidador permanente.
3.- Contar con motivación para alcanzar el óptimo control glicémico.
4.- Estar dispuestos a mantener controles frecuentes con el equipo médico, tanto como sea necesario.
5.- Estar dispuestos a usar el sensor por lo menos el 70% del tiempo.

Para esto habrá capacitación con enfermera, nutricionista y psicólogo, como parte del equipo multidisciplinario, además del médico.

También se considera a las personas que ya están usando bomba de insulina, así lo especifican los Criterios de Continuidad de Tratamiento.

Quienes al momento de postular al beneficio de la Ley 20.850  (Ley Ricarte Soto) ya tengan una bomba de infusión de insulina deberán:

1.- Cumplir con los mismos criterios de inclusión ya definidos según subgrupo, en base a los antecedentes clínicos previos a la indicación del tratamiento actual.
2.- Si estos antecedentes se encuentran incompletos, o el estado de inestabilidad y severidad de la diabetes tipo 1 no es claro, el comité de expertos clínicos del prestador aprobado, podrá solicitar exámenes confirmatorios adicionales, así como reportes de fichas clínicas, informes o similares para evaluar la solicitud de ingreso.

Sin duda acá los datos que pueda aportar el médico tratante, el que les indicó la bomba, serán claves. Porque se supone que al día de hoy quienes la estamos usando ya no deberíamos tener la inestabilidad que originó que nos la pusiéramos.
Si alguien usa una bomba de infusión de insulina solo porque no quería más pinchazos con agujas, pues claramente no cumple los criterios.

En caso de que un paciente que ya tiene bomba reciba el beneficio, se le entregará una bomba nueva, que cumpla con las características que están definidas en el protocolo (al día de hoy, una bomba MiniMed 640G, de Medtronic).

Según lo informado, al 15 de marzo de 2017 existen 33 prestadores aprobados provisionalmente, de los cuales 25 son hospitales públicos, 6 clínicas privadas y dos hospitales de las fuerzas armadas. Estos prestadores tendrán 3 meses para presentar los antecedentes que les permitan, luego de cumplido ese plazo, seguir formando parte de la red. Si así no ocurriera, dejarán de pertenecer a la red. También puede haber otros que no estando en este primer listado, postulen para incorporarse.
Los centros se ubican en tres categorías, pudiendo realizar la Confirmación, el Tratamiento y el Seguimiento. Hay algunos centros que cumplen para ofrecer las tres prestaciones, otros no.
A esta fecha, hay centros en prácticamente todas las regiones.

Pueden mirar el listado que aparece publicado en el sitio web del ministerio de Salud en este enlace.

También sabemos que ya se encuentran ingresados a la plataforma 14 casos, que incluyen tanto a centros públicos como privados. Dichos casos están a la espera de ser evaluados por la comisión de expertos. Algunos deben presentar más antecedentes para adjuntar a su solicitud.

El proceso clínico es como sigue.

Ante la Sospecha Inicial, o sea cuando el médico Diabetólogo / Endocrinólogo estima que el paciente es candidato a la bomba de insulina con monitoreo continuo, completa el formulario en la plataforma del Minsal. Dicha solicitud ingresa a nivel central que deriva los antecedentes al centro de referencia. Ahí completarán los estudios con un monitoreo continuo de glicemia (para todos los pacientes) y otras evaluaciones más específicas de ser necesarias. Esa información llega al comité de expertos quienes aprueban o rechazan el caso.

En el centro de referencia, el pacientes recibirá la instrucción, la bomba de insulina y los insumos para el primer mes (5 sensores, 10 reservorios, 10 cánulas).
Luego, será el Centro de Tratamiento el responsable de dar continuidad a la entrega de los insumos los siguientes meses.

Durante los meses de diciembre de 2016, enero y febrero de 2017, ser realizaron reuniones para la conformación, capacitación en el sistema informático y funcionamiento del comité de expertos.
Ha habido actividades como video conferencias, presentación ante los socios de SOCHED y se están realizando capacitaciones dirigidas a médicos y otros profesionales respecto del manejo de la bomba de insulina. Y habrá una certificación de SOCHED para acreditar que los profesionales sanitarios son idóneos.

Tengo antecedentes que en otra de las patologías que ingresó en este segundo decreto ya hay pacientes recibiendo el beneficio.

Quizás quisiéramos que fuera más rápido.
Pero debemos ser cautos, pues esto no es tomar una pastilla y esperar el efecto.
Acá estamos siendo testigos y protagonistas de un gran cambio en el abordaje del tratamiento de la diabetes tipo 1 a nivel de política pública en Chile.
Y no hay espacio para errores.
Muchos conocemos de los efectos adversos y riesgos que pueden significar la falta de conocimiento de cómo funciona una bomba de insulina.

Sigamos atentos preguntando a nuestros equipos médicos el estado de avance, qué saben ellos y si están involucrados.
En el sitio web del Ministerio de Salud hay información para compartir. Leamos y hagamos las preguntas que corresponden a quien corresponda. Es nuestro derecho hacerlas, y una obligación que nos respondan.

Publicado en Bombas de Insulina | Etiquetado , , | 3 comentarios

La Comisión Europea autoriza Lusduna, insulina biosimilar de glargina (Lantus).

Lusduna
La Comisión Europea autorizó la venta de Lusduna, biosimilar de insulina glargina (Lantus), para pacientes mayores de 2 años.
La insulina Lusduna ha sido desarrolla por el Laboratorio Merck Sharp & Dhome.

Los ensayos en los que se comparaba con Lantus, muestran similitud de Lusduna en calidad, eficacia y seguridad.

Lusduna estará disponible en solución inyectable de 100UI/ml.
La sustancia activa de Lusduna es insulina glargina, un análogo de insulina de acción prolongada. El beneficio principal es disminuir la glicemia, siendo sus más comunes efectos secundarios la hipoglicemia y algunas reacciones alérgicas en el sitio de inyección.

Los estudios de laboratorio que han comparado Lusduna con Lantus indican que la insulina glargina presente en Lusduna es muy similar a la contenida en Lantus en cuanto a su estructura química, pureza y actividad biológica.

Como Lusduna es un medicamento biosimilar, no fue necesario realizar estudios sobre la eficacia y la seguridad, al haber quedado suficientemente demostradas ya para la insulina glargina.

En otros dos estudios se constató que la eficacia de Lusduna cuando se administra una vez al día es comparable a la de Lantus. En estos dos estudios, el criterio principal de valoración de la eficacia fue la variación en los niveles sanguíneos de hemoglobina glucosilada (HbA1c), luego de 24 semanas de tratamiento.

En el primer estudio, con 506 pacientes con diabetes tipo 1, el valor promedio de HbA1c se redujo del 8,0 % al 7,4 % tanto con Lusduna como con Lantus. En el segundo estudio, 531 pacientes con diabetes tipo 2, la reducción media de la HbA1c fue del 8,3 % al 7,2 % con Lusduna y del 8,4 % al 7,2 % con Lantus.

Más información:

http://www.ema.europa.eu/docs/es_ES/document_library/EPAR_-_Summary_for_the_public/human/004101/WC500219589.pdf

http://www.ema.europa.eu/ema/index.jsp?curl=pages/medicines/human/medicines/004101/human_med_002058.jsp

Publicado en Insulina, Noticias | Etiquetado , , | 2 comentarios