Halloween y Diabetes.

halloween y diabetes

Las bromas abundan.
Unos dicen que la mañana del 1 de noviembre es el día que más se diagnostica la diabetes… Otros que mientras unos vampiros nos prefieren de postre algunos nos eluden para evitar las caries…

Más allá de los chistes, hay algo concreto: en Chile la celebración de Halloween tiene cada vez más seguidores. ¿Qué hacer frente a eso teniendo diabetes uno mismo… o un hijo con diabetes?

En el caso de los adultos la fuerza de voluntad deberá ponerse a prueba, y si uno se tienta mejor será gastar un poco más en dulces sin azúcar, pero atención con las etiquetas pues de todas formas suelen tener hidratos de carbono. O mejor todavía, pueden comprar dulces que no sean de su agrado para que no les den ganas comerlos 😉  Y dejar esas compras para último momento. Quizás con el apuro hasta se les olvide :p

Pero… ¿Y los niños? Mientras todos sus amiguitos se dan un festín con baldes llenos de dulces, a los niños con diabetes se les dice que deben tener cuidado, porque muchos dulces les pueden hacer mal.

El espanto de la noche de Halloween suele aparecer en los padres con bastantes días de anticipación. Y si es así mejor, porque entonces habrá tiempo para planificar.

Para comenzar, los niños con diabetes tipo 1 por ejemplo pueden comer dulces en Halloween, igual que cualquier niño. Sin embargo, los padres deberán planificar cómo incorporarán esos dulces en el plan alimenticio, o asegurarse de usar la cantidad de insulina apropiada para cubrir esa cantidad de carbohidratos.

También se puede negociar y por ejemplo plantearles a los niños que un juguete dura más que un dulce, motivándolos para que intercambie o “venda” los dulces que recolectó.
Es bueno tratar de centrar el festejo en el diseño de los disfraces o de una fiesta con los amigos. Permitirles participar como organizadores puede ser la manera de central el foco en algo más que la recolección de dulces.

Si el niño va sin sus padres será mejor que traiga todos los dulces recolectados a casa para proceder a una “inspección saludable”.

Dejar en claro que no puede comerlos todos y destacar que si guarda podrá tener para varios días seguidos puede ser una solución.

No enviarlos a buscar dulces con el estómago vacío. Prepararles antes de salir un sandwich entretenido y saludable ayudará a que el apetito feroz por dulces esté disminuido.

Por otro lado, este festejo puede ser una excelente ocasión para educar un poco y hacerle saber a la comunidad que el azúcar no está completamente fuera del plan de alimentación de una persona con su diabetes bien controlada. Ahí es en donde radica la importancia de saber cuántos carbohidratos contienen los dulces, incluirlos en el plan de alimentación y cubrirlos con la insulina necesaria. En este último caso, lo mejor es conversar con el médico.

Cuando los niños son más pequeños es recomendable limitar la recolección a las casa de vecinos, amigos y familiares para que la cantidad de dulces sea manejable.
Se debe incentivar el control regular de la glicemia del niño, sobre todo si ha excedido la ingesta o ha tenido mucha actividad física, para sacar conclusiones y estar mejor preparado para otras celebraciones.

Si el niño volvió a casa con muchos dulces pueden llegar a un trato y acordar que coma uno diario si hay un buen control de la diabetes. O reservar algunos para las hipoglicemias, preocupándose de no incluir chocolates en ese ítem pues su absorción es más lenta, con lo que se dificulta la rápida recuperación.

Una posibilidad cierta es conversar previamente con los vecinos y convenir con ellos la entrega de algo distinto al grupo que incluye al niño con diabetes: stickers y/o tatuajes removibles relacionados con la celebración por ejemplo.

Canjear dulces y chicles sin azúcar, bolsitas de frutos secos, lápices de colores, adornos para el pelo en el caso de las niñas, figuras de acción o hasta algún álbum para coleccionar figuritas es una buena manera de darle otro sentido a la fiesta.

También, con una cantidad más grande de dulces podrían obtener alguna salida o premio especial: ir al cine, a un restaurante, un video juego o una prenda de ropa, o dinero, lo que queda a criterio de los padres.

Los niños, con o sin diabetes, siguen siendo niños.
Está claro que son los papás los que deberán poner a volar su imaginación, para con creatividad conseguir que los pequeños disfruten mientras mantienen su diabetes bajo control.

 

/ Marcelo González.

Profesionales de sistema público de salud viven como pacientes con diabetes en curso de clínica Steno.

La capacitación para médicos, enfermeras, nutricionistas, químico farmacéuticos, asistentes sociales, psicólogos y otros profesionales de la salud la realiza en Santiago de Chile el Centro de Diabetes Steno de Dinamarca.

 

Curso de Steno en Diabetología Práctica

Setenta profesionales de la salud participan en el Curso de Steno en Diabetología Práctica, que se lleva a cabo desde hoy viernes 21 y hasta el domingo 23 de octubre. El evento cuenta con el patrocinio del Ministerio de Salud, es organizado por la Embajada Real de Dinamarca y el Centro de Diabetes Steno de Dinamarca y es auspiciado por la Fundación Novo Nordisk.

En el inicio del curso estuvieron presentes el embajador de Dinamarca en Chile, Jesper Fersløv Andersen, y la Jefa del Departamento de Enfermedades no Transmisibles del Ministerio de Salud, Melanie Paccot.

La personera de gobierno señaló que “estamos trabajando en conjunto con todos los actores involucrados en diabetes para hacer una labor colaborativa que nos ayude a enfrentar esta enfermedad. Y para ello se realizan varias acciones en ese camino. Por ello, debemos sacar provecho a este curso, porque es una gran oportunidad para aprender de un centro como Steno de calidad mundial en el tratamiento de la diabetes”.

En tanto, el embajador danés, Jesper Fersløv Andersen, agregó que “entre las prioridades de nuestra labor colaborativa con Chile están salud, medio ambiente e igualdad de género. Y por eso creemos que es un avance incentivar este intercambio de experiencias como las que se logran con este curso. Dinamarca tiene experiencia en esta área y por ello incluso hemos encabezado formar junto al Ministerio de Salud la Alianza por un Chile sin Diabetes, pensando en ayudar a crear lineamientos para enfrentar colaborativamente este enfermedad”.

El objetivo del curso, pensado en profesionales que trabajan en el área de salud pública, es mejorar la interacción interdisciplinaria en diabetes de acuerdo al modelo experimentado por la clínica danesa especializada en el tratamiento de la diabetes. Por ello, dentro del grupo de asistentes se cuentan médicos, enfermeras, nutricionistas, químico farmacéuticos, asistentes sociales, psicólogos y otros profesionales de la salud.

Curso de Steno en Diabetología Práctica

La capacitación se orienta en fomentar el trabajo de la unidad de diabetes, con una innovadora metodología de trabajo que incluye exposiciones, discusiones plenarias y aprendizaje interactivo.

Durante el evento, los participantes aprenderán a vivir como personas con diabetes, y serán capacitados en herramientas tales como: comunicación y cooperación entre los profesionales de salud y las personas con diabetes, motivación, gestión y control de calidad, y manejo práctico de la enfermedad.

“Lo bueno hay que copiarlo”: 2º Symposium Medtronic Diabetes – Bombas de Insulina Integradas a CGM: Experiencia Colombiana.

 

Javiera en el Symposium de Bombas de Insulina y Monitoreo Continuo.

A comienzos de septiembre recibimos una tremenda invitación. Sabíamos de la existencia del seminario y obvio… nos encantaba la idea de asistir.

Ya habíamos conocido algo de la experiencia colombiana en cuanto al manejo de instalación y control de Bombas de Insulina, cuando asistimos en mayo pasado al Curso de Tecnologías y Nuevos Tratamientos en Diabetes, en Antofagasta, y nos sorprendimos!

¿Con qué? Con el manejo que evidenciaba el equipo, el proyecto educativo que esbozaban detrás de su plan y el seguimiento tecnológico que implementaban en sus pacientes.

Pues bien, ahora que tendría (y hablo sólo por mi, porque muy a mi pesar fui sola, el seminario era sólo para profesionales de la salud) la oportunidad de estar dos días, sin duda habría mucho que escuchar, preguntar y redactar.

Para que los conozcan un poco este equipo es del Hospital Universitario San Ignacio (HUSI), en Bogotá. Vinieron 4 de sus integrantes, liderados por la Dra. Ana María Gómez, Jefa de la Unidad de Diabetes.

Este equipo tiene a su cargo el programa de instalación y control de pacientes con Bomba de Infusión Continua + Monitoreo Continuo de Glucosa, lo que llamamos un “sistema integrado”.

Este equipo interdisciplinario es modelo latinoamericano en su labor. Y es verdad, están en un “paraíso” respecto a nuestra realidad, pero efectivamente el modelo funciona y eso es lo que debemos observar al momento rescatar lo que podría funcionar aquí, en nuestra propia realidad chilena.

¿Qué es y cómo funciona este modelo?

El equipo está conformado por los endocrinólogos, la enfermera educadora, nutricionistas, sicólogos y psiquiatras.

Este equipo interdisciplinario se coordina para recibir a los pacientes, evaluar si son candidatos o no al uso de la terapia, capacitarlos y mantener el tratamiento y ajuste del mismo.

Las últimas recomendaciones del NICE especifican que este equipo es vital para lograr el éxito de la capacitación, seguimiento y control de la terapia.

I. Identificar los candidatos

Todo comienza con la selección, pero qué evaluar en general de cada uno?

En términos sencillos buscan ciertos criterios clínicos importantes como HbA1c, hipoglicemia frecuentes y/o asintomáticas, variabilidad glicémica, embarazo o pre embarazo, entre otras.

Además algunos aspectos de la adherencia del paciente, como la frecuencia de controles, está dispuesto al seguimiento y posee herramientas para aprender la terapia.

Son enfáticos en decir que esta selección es muy importante para optimizar el resultado del tratamiento y así no perder recursos en pacientes que no son candidatos o no cumplen con los criterios de adherencia.

Si ya estás seleccionado, que viene ahora?

II. Evaluación equipo de educación.

El paciente es derivado a la educadora, en este equipo es una Nutricionista, ella evalúa al paciente y sus habilidades, principalmente respecto a:

– Conteo de Hidratos de Carbono.

– Monitoreo de glicemia (capilar)

Y le entrega algunas tareas para evaluar la adherencia respecto a estos puntos, por lo tanto en dos semanas la persona debe volver con estas tareas a revisión. No importa si no es perfecto lo realizado o comete errores, lo que buscan es saber si entiende el concepto, cómo lo hace y qué se debe corregir o entrenar más antes de la prescripción de la Bomba.

Este es el tercer paso,

III. Evaluación de adherencia.

Si esto está ok, se entrega todo el material educativo y se programa el entrenamiento.

IV. Protocolo de “Inicio de Tratamiento”

Este entrenamiento es ambulatorio, por lo tanto las personas con diabetes van por 3 días al hospital y asisten a los talleres específicos de cada tema.

Los pacientes pueden repetir el entrenamiento las veces que sea necesario hasta que estén listos para comenzar, es por esto que deben contar con la disponibilidad de tiempo para realizarlo.

Cuando la educadora entrega el pase y la persona está lista, se realiza el inicio de la terapia y seguimiento.

En este paso es cuando el equipo médico programa la bomba y comienza con su nuevo tratamiento.

Todo esto que les cuento es un mega resumen de un protocolo que tiene muchas partes y los criterios que tienen en cada una de éstas son claves para el éxito, ya les voy contando algunas muy interesantes.

 

Aspectos educativos, programa centrado en la persona

El equipo busca manejo de conceptos claves de conteo de HdC y monitorización de glucosa, en estas primeras tareas la clave es que las personas puedan familiarizarse con herramientas que deberán realizar cada día.

El uso de Bomba contempla un manejo muy específico de la alimentación, pues es esta la información que ingreso al equipo para obtener las dosis sugeridas.

Carol, la nutricionista contaba que una de sus primeras tareas entregadas al paciente es el registro de la glicemia, el conteo de HdC de cada comida y algunas fotos de estas, para así evaluar la adherencia y cuan experto es.

Lo que me llama la atención es la forma que tiene este equipo en tratar a sus pacientes, ellos buscan sus fortalezas y se centran en éstas para el éxito de la terapia, lo que están evaluando es si quieres y tienes la capacidad de realizar estas tareas, sin centrarse en que lo hagas bien o mal.

Potenciar y empoderar a las personas para desarrollar estas habilidades es el primer paso antes de realizar un taller educativo, los conceptos todos podrán aprenderlos luego.

Otro aspecto muy importante es la evaluación de las expectativas de cada uno. Ellos cuentan que las personas deben tener claro cómo funciona el equipo y de qué se trata el tratamiento, así pueden trabajar la “ansiedad” que podría generar esto antes de comenzar la terapia.

En Colombia TODOS comienzan con terapia integrada (Bomba + monitoreo), la Dra. Gómez cuenta que allá las personas no conciben el uso separado, por lo tanto están atentos a lo que esto implica: nueva terapia, equipo conectado constantemente, monitoreo de glicemia, alarmas, cambio de set, conteo de HdC constante, etc.

Son muy enfáticos en evaluar aspectos clínicos, pero ponen igual importancia en evaluar la calidad de vida previa a la terapia integrada, “…nuestros pacientes son personas, esto es MUY importante…”, cuenta la Dra. Gómez, ya que si bien la HbA1c puede estar en rango lo importante es evaluar ¿a costa de qué? Para esto usan una escala validada en personas con diabetes y están constantemente evaluando para tener registro si logran lo que esperaban mejorar en las personas.

Con la evaluación de esto y muchos aspectos más han logrado posicionarse y validarse como un equipo experto, demostrarle al gobierno Colombiano que la terapia es costo efectiva y que las personas vivirán mejor.

Que los equipo educativos y su trabajo con pacientes es vital para patologías como la diabetes, que el medico es uno más de este grupo que trabaja a la par y enfocado en lo que la persona espera, busca y valora.

Muchas veces nos preguntan por nuestras redes sociales si son candidatos al uso de Bomba, si servirá para esto o lo otro, etc. y al mirar como lo ha hecho Colombia entiendo que tenemos mucho que imitar de ellos, de sus equipos médicos quienes fueron el actor principal para que el tratamiento tuviera la cobertura que tiene hoy, de los programas educativos que desarrollan y cómo entregan valor a las herramientas que tantas veces ignoramos aquí, de los pacientes que confían y no perturban el sistema que reciben, sin conocerlos me queda la impresión que con lealtad y compromiso se ponen la camiseta y valoran lo que reciben de su equipo médico.

Nosotros no estamos tan lejos de llegar a eso, que bueno fue participar de esta jornada de 2 días y ver a los médicos, enfermeras y nutricionistas ansiosos por copiar tal cual lo que nos estaba mostrando, esto funciona y funciona bien y es así probablemente como debemos comenzar aquí.

Javiera Pinto
Directora Educación
Fundación MiDiabetes

La Bomba de Insulina con monitoreo continuo se incorpora a Segundo Decreto Ley Ricarte Soto.

 

Marcha sábado 4 de junio de 2016.

Marcha sábado 4 de junio de 2016.

 

El pasado jueves 6 de octubre la Presidenta de la República anunció que tres nuevos tratamientos serán incluidos en el Segundo Decreto de la Ley Ricarte Soto: Mal de Crohn, Alimentación Enteral Domiciliaria y la Bomba de Insulina con Sensor.

Que conste. Hablo a título personal.

Cuando inicié este camino hace poco más de un año, tuve la convicción que nos iría bien, fuera cual fuera el resultado. Pues en el peor de los escenarios, habríamos puesto el tema sobre la mesa, sensibilizado a mucha gente, unido a muchos en torno a una demanda justa y sentado las bases para acciones futuras.
El resultado supera mis expectativas y creo que todavía no lo dimensiono en su totalidad.

Quienes me conocen de cerca saben que una campaña para conseguir “algo” para nosotros, las personas con diabetes, siempre estuvo ahí, como idea frente al escritorio. Lo mismo que armar una fundación para darle sustento legal a lo que he venido haciendo por tanto tiempo. Quizás terremotos e inundaciones no eran el momento adecuado, a pesar de haber demostrado la fuerza de las redes sociales y la capacidad de unión que ellas nos aportan… Pero esta vez si lo era.

No les voy a dar detalles, pero quienes quieran saber por qué iniciamos la campaña, pueden leer acá.

Me pongo a repasar estos poco más de 365 días… Y vaya que hicimos cosas. Vaya que hicimos que sucedieran cosas.

Una campaña como la que hicimos, que aparece muy mediática, tiene muchos otros componentes que no todos conocen.

Fueron innumerables las reuniones con las autoridades buscando sensibilizarles con nuestra demanda. Porque no es lo mismo “leer” en un paper que la bomba es buena, que mejora muchos aspectos de la vida de una persona con diabetes, que escucharlo de quienes ya la usan.
Me siento orgulloso de haber llevado a las autoridades documentos, aportado datos y estudios que ellos no manejaban, porque como siempre se ha dicho de los pacientes empoderados como yo, estamos muchas veces un paso adelante, sabemos primero lo que otros sabrán después, porque lo buscamos, porque nos interesa.

Ya lo hemos mencionado en publicaciones anteriores.
La Sociedad Chilena de Endocrinología y Diabetes (SOCHED) también hizo su parte. Ellos comenzaron a trabajar con el Ministerio de Salud hará unos 4 años ya, para sugerir nuevos tratamientos y exámenes que debían ser codificados. Incluso sabemos con propiedad que tuvieron una respuesta positiva frente a la inclusión de las bombas de insulina en algún momento, pero eso no se concretó. Pueden ver la declaración que hicieron en diciembre de 2015.

Por eso lo importante de nuestra campaña. Por eso lo importante de ponerle rostro, voz y urgencia a una demanda.
No podíamos seguir viendo como la tecnología avanza y nosotros seguimos teniendo la restricción del dinero para acceder a ella.

Quiero dejar en claro que SOCHED jugó un papel muy importante, y me atrevo a destacar, sobre todo en el tramo final de las conversaciones. Sin su opinión fundada en la necesidad de entregar lo mejor para los pacientes no estoy seguro que el resultado hubiera sido el mismo.

Hay más de un médico que debe recibir mis agradecimientos personales y el compromiso de estar a su disposición para seguir trabajado, porque lo que se viene ahora es clave para que podamos estar satisfechos de lo que conseguimos: viene la implementación y puesta en marcha del beneficio.

Quiero dejarles a continuación una serie de preguntas con sus respuestas. Espero que satisfagan lo que ustedes tienen como interrogantes. Entiendo que surgirán muchas más, pero vamos de a poco. Aun no hay respuestas concretas para muchas de ellas, pero haremos lo posible por ir respondiéndolas todas.
¿Qué anunció el Ministerio de Salud?
Tratamiento: Bomba de insulina con sensor en pacientes DM1 inestables severos.
Beneficiarios estimados 2017: 846 aproximadamente.
Impacto presupuestario 2017: $3.900.000 aproximadamente.

¿Se cubrirán los insumos de la bomba?
Por supuesto. Los insumos son parte de la terapia.

¿Cuáles serán los requisitos?
El Ministerio de Salud ha mencionado que la terapia estará disponible para pacientes con diabetes  tipo 1 inestable severa. Y eso significa con mal control metabólico, hipoglicemias recurrentes (asintomáticas o inadvertidas) y/o cetoacidosis recurrente.

El detalle de qué parámetros se usarán para evaluar lo anterior está siendo discutido entre el Ministerio de Salud y la Sociedad Chilena de Endocrinología y Diabetes.

Sin embargo, en una carta enviada por SOCHED a la Ministra de Salud antes del anuncio, podemos ver los requisitos iniciales que los médicos plantean luego de constatar que el paciente tiene mal control metabólico, hipoglicemias recurrentes (asintomáticas o inadvertidas) y/o cetoacidosis recurrente:

a. Estar en tratamiento intensificado con análogos de insulina (al menos 4 dosis (1 basal y 3 prandiales al día).

b. Realizar 4 o más glicemias capilares al día.

c. Ser capaces de llevar las tareas necesarias para el uso de este sistema en forma segura y efectiva.

d. Contar con motivación para alcanzar el óptimo control glicémico.

e. Mantener contactos frecuentes con el equipo médico, tanto como sea necesario.

f. Poder realizar conteo de hidratos de carbono.

g. Aceptar ingresar a un programa de control con un equipo médico entrenado en tecnologías en DM1 (Integrado al menos por nutricionista, enfermera o educador, diabetólogo o endocrinólogo certificado en diabetes).

¿Hay algún requisito de edad?
El anuncio del Ministerio de Salud dice expresamente “pacientes con diabetes inestables severos”, por lo que no hay requisito de edad.

¿Desde cuándo se hace efectivo el beneficio?
Desde el 1 de enero de 2017.

¿Esto es para afiliados a Fonasa e Isapres?
Sí, pero no solo para ellos. También las Fuerzas Armadas y de Orden pueden recibir el beneficio, lo que no ocurre con el GES.

¿La bomba se entregará por un tiempo, hasta que se estabilice el paciente?
No. Eso no es efectivo. Si alguien lo dijo, es porque esa persona no sabe ni está interiorizada de cómo funciona el sistema.

¿Y dónde me voy a atender, cómo debo hacerlo?
Habrá una red de prestadores acreditados.
Así como se están elaborando los protocolos para determinar los requisitos para los pacientes, lo mismo está ocurriendo para determinar qué centros serán los designados. Mientras cumpla con los requisitos del reglamento, puede ser un hospital público o una clínica privada.

¿Será solo en Santiago?
Como la diabetes no discrimina, obviamente no será solo para quienes vivan en Santiago, la capital de Chile.
La ley es universal. No hace distingo por lugar de residencia.
Pero puede ocurrir que en la región de residencia del paciente no haya centro de atención, por lo que debería desplazarse hacia donde haya uno. Cómo operará ese traslado, no lo sabemos todavía.

¿Cuántos centros habrá?
No lo sabemos.

Nosotros como pacientes, en cada reunión que tuvimos con la autoridad le hicimos ver la necesidad de implementar varios centros a lo largo de país, con personal calificado. Sabemos que en una primera etapa eso es complejo, pero esperamos que por lo menos al comenzar tengamos uno en la zona norte, otro en el centro y otro en el sur.
Si hay menos, esperaremos las razones. Si hay más, pues mucho mejor.
Sin dudas que la telemedicina puede jugar un rol muy importante a la hora de determinar los centros en donde por ejemplo no haya especialistas.

¿Cubrirán los insumos a quienes ya usan bomba de insulina con y sin sensor?
No tengo la información oficial, pero haciendo un análisis de lo que dice la ley, estimo que no.
¿Por qué?
Porque el Ley Ricarte Soto cubre el tratamiento completo determinado por la ley para el paciente que lo necesite y califique para él, de acuerdo a los protocolos establecidos. Y el tratamiento es la bomba más sus insumos para ese paciente.

Además, es de toda lógica pensar que quien ya usa una bomba no está cursando una diabetes inestable severa. Si así fuera, quiere decir que algo está fallando y le recomiendo consultar con el médico que le indicó la bomba de insulina para hacer los ajustes necesarios.

¿Por qué solo 846 pacientes aproximadamente?
Porque los recursos son limitados. Sabemos que las necesidades muchas. Y la diabetes tipo 1 no es la única patología que necesita recursos.
Todos quisiéramos que fueran más, pero las estimaciones de la Sociedad Chilena de Endocrinología y Diabetes cifran en una cantidad similar el número de pacientes que tienen mal control y son candidatos a esta terapia.
Sabemos que esa cifra supera con creces la cantidad que en algún momento fue puesta sobre la mesa. La misma SOCHED en su carta a la Ministra de Salud habla de 300 bombas que serían financiadas…
En ningún país del mundo el 100% de los pacientes con diabetes tipo 1 usa bomba de insulina. Y los requisitos para postular a una son muy estrictos.

Sin embargo, cada año debieran sumarse nuevos casos. Y es por eso que la autoridad es cautelosa ante ese escenario pues deben velar por que el monto del fondo disponible alcance para cubrir a todos los pacientes beneficiarios de todas las patologías.


Para finalizar, ¿qué hemos conseguido?

– Darle visibilidad a una enfermedad llamada invisible, y que a menudo se ve opacada por las alarmantes cifras que tiene la diabetes tipo 2. Todo el mundo siempre habla de “diabetes” así, sin apellido.
Hoy más personas saben que existe la diabetes tipo 1, que es distinta a la tipo 2 y se diagnostica con mayor frecuencia en la niñez.

– Unir a una comunidad en torno a una demanda común, algo que nunca había ocurrido antes en Chile en relación a la diabetes.
Podemos mirar el futuro con optimismo, porque si se justifica podemos unirnos para elevar otras demandas.

– Le enseñamos a las personas que hay tecnología de vanguardia para buscar una mejora calidad de vida, pero esa tecnología no está al alcance de todos por razones económicas.

– Le demostramos a quienes nunca creyeron, que es posible un futuro mejor. Que con un trabajo serio, sistemático y coordinado se puede llegar a la meta.

– Antes de la campaña solo había 2 compañías que traían bombas de insulina a Chile. Hoy hay 3 y sabemos que una cuarta lo está estudiando. Eso significa más competencia, elevar los estándares de atención al cliente y también esperamos una baja de precios. Dudo que sin la campaña eso hubiera ocurrido.

– Y lo más importante. Hemos conseguido que en una primera etapa 846 pacientes y sus familias puedan hacer realidad el sueño de un futuro mejor, y con ellos, muchos más pueden soñar lo mismo. Eso no es poco.

Gracias a todos quienes han apoyado y seguirán apoyando #BombaDeInsulinaAlAUGE. Sin ustedes esto no había sido posible.

Mi compromiso se renueva pues vamos a vigilar que los estándares se cumplan, que el acceso a la terapia sea para quien realmente lo necesita. Pero también necesitamos el compromiso de quienes la recibirán para usarla bien y demostrarle así a las autoridades que no estaban equivocas al elegir la terapia de bomba de insulina con sensor de glucosa para ser incorporada en la Ley Ricarte Soto.
Conociendo nuestra diabetes, no será tarea sencilla, pero desde nuestro diagnóstico ¿alguien dijo que sería fácil? 😉

Marcelo González G.
Director Ejecutivo
Fundación MiDiabetes.

La FDA aprueba la bomba de insulina MiniMed 670G de Medtronic.

Bomba de insulina MiniMed 640 G de Medtronic.

MiniMed 640 G de Medtronic.

El título del comunicado es claro: “La FDA aprueba el primer aparato automatizado de entrega de insulina para diabetes tipo 1”.

Y la redes hirvieron. Hablaron nuevamente de páncreas artificial y cosas así.

Pero aclaremos un poco.

El texto del comunicado comienza diciendo que “la FDA de los Estados Unidos ha aprobado la MiniMed 670G de Medtronic, sistema híbrido de asa cerrada, el primer dispositivo aprobado por la FDA que pretende controlar automáticamente la glucosa (azúcar) y proporcionar dosis de insulina basal adecuadas en las personas de 14 años y más, con diabetes tipo 1”.

Eso es.
La única alusión que se hace al “páncreas artificial”, está en el tercer párrafo en donde dice “El sistema híbrido de asa cerrada MiniMed 670, a menudo referido como un “páncreas artificial”, está destinado a ajustar los niveles de insulina con poco o ninguna interacción del usuario. Funciona mediante la medición de los niveles de glucosa cada cinco minutos y de forma automática administra o no insulina. El sistema incluye un sensor que se acopla al cuerpo para medir los niveles de glucosa debajo de la piel; una bomba de insulina atada al cuerpo; y un parche de infusión conectado a la bomba con un catéter que proporciona la insulina. Mientras que el dispositivo ajusta automáticamente los niveles de insulina, los usuarios deben activar manualmente las dosis de insulina para contrarrestar el consumo de hidratos de carbono (comida).”

Mi definición.

Efectivamente la FDA ha aprobado la MiniMed 670G, para personas con diabetes tipo 1 mayores de 14 años.
La bomba de insulina MiniMed 670G de Medtronic es un avance importante respecto de los modelos que teníamos hasta ahora, pues a la detención predictiva de la infusión de insulina en el modo basal en caso de hipoglicemia (bomba 640G, disponible en Chile), suma el aumento de esa misma infusión basal en caso de que la glicemia suba por sobre el objetivo establecido. Además usa el renovado Sensor Enlite 3, más preciso que el actual.
La idea es simple: buscar estar la mayor parte del tiempo en el objetivo de glicemia deseado. Suena simple, no? Es lo que todos queremos.

Sabemos que hay iniciativas particulares, que apelando al conocimiento informático y de salud de personas calificadas, uniendo algunos gadgets han conseguido lo mismo y más incluso, creando un “páncreas artificial”.
¿Entonces donde está el valor de lo que vemos publicado incluso en la prensa no especializada? En que es el primer sistema así que se ofrece a nivel comercial, con los estudios pertinentes y las garantías que cualquier persona y profesional de la salud exigiría en términos de seguridad para el paciente.

¿Y por qué se habla de “sistema híbrido”? Pues porque todavía en este modelo 670G hay funciones que son dependientes del usuario, como lo son ingresar manualmente la cantidad de hidratos de carbono que se van a consumir en determinado momento, o la actividad física que se está realizando.
Sabemos que en diabetes no siempre 2 + 2 suman 4. Son muchas las variables involucradas, y es imposible hoy que un aparato electro mecánico supla lo que nuestro cerebro debe hacer cada momento de nuestra vida con diabetes.

Por supuesto que todos nos alegramos. Es una muy buena noticia que la agencia reguladora en los Estados Unidos le de su aprobación (sorpresiva por los plazos que siempre se manejan). Pero hay que poner muchas cosas en la balanza y ser cautelosos.

Medtronic anunció que espera poder comenzar a comercializar la MiniMed 670G en la primavera del hemisferio norte, por lo que faltan unos meses todavía para que eso ocurra.
La misma FDA le pidió a Medtronic más estudios en niños de entre 7 y 13 años.

Mientras eso sucede, seguimos atentos a las noticias que el desarrollo tecnológico y de nuevos fármacos nos están trayendo todos los días.

Fuentes:
http://www.fda.gov/NewsEvents/Newsroom/PressAnnouncements/ucm522974.htm

http://www.medtronicdiabetes.com/blog/fda-approves-minimed-670g-system-worlds-first-hybrid-closed-loop-system/

 

/Marcelo González.

Abbott presenta oficialmente el FreeStyle Libre en Chile.

IMG_4433

En un encuentro que convocó a profesionales de la salud de todo Chile además de pacientes y altos ejecutivos de Abbott Cono Sur, la farmacéutica presentó oficialmente el esperado FreeStyle Libre, definido por ellos mismos como un monitoreo de glucosa flash.

Y decimos oficialmente pues ya está siendo comercializado desde principios de julio pasado, exclusivamente en la sede de la Fundación Diabetes Juvenil de Chile.

Nuestro país junto con Brasil ostentan el ser los únicos países en toda América en tenerlo disponible para la comunidad de pacientes.

La jornada contó con la participación de la destacada médico colombiana  Dra. Ana María Gómez, quien realizó una conferencia sobre Variabilidad Glicémica.

Y es que con el advenimiento de las nuevas tecnologías, este tema ha ido cobrando cada vez más importancia, pues ha sido justamente el monitoreo continuo el que ha puesto en evidencia algo que intuíamos y ya muchos estudios confirman: la hemoglobina glicosilada no debería ser el único parámetro a considerar a la hora de evaluar el “buen” control de una persona con diabetes, considerando que es un promedio, puede ser el resultado de una alta variabilidad glicémica. Además, hoy se sabe que una alta variabilidad glicémica está asociada a mayor riesgo de hipoglicemia y complicaciones micro y  macrovasculares.

Entonces, ¿cómo disminuir esa variabilidad? ¿Cómo mirar la “película” completa y no solo una foto? ¿Cómo planificar lo que se viene si no se tiene una bola de cristal?

Este tipo de monitoreo, el FreeStyle Libre, es una de las respuestas.

El FreeStyle Libre es una conjunción entre lo mejor de sus glucómetros y el excelente pero frustrado Navigator, el monitoreo continuo de Abbott que hace unos años prometía ser el gold estándar de la industria, pero que por su alto costo se dejó de producir.

Abbott ha sido el pionero en variados  aspectos del control de la diabetes. Abbott fue el primero en bajar el tamaño de la muestra de sangre a 0,3 microlitros. Fue el primero en envasar las cintas individualmente, en sus foils de aluminio. Fue el primero en poner una calculadora de bolo dentro del un glucómetro (en el FreeStyle InsuLinx) entre otras cosas… Y ahora es el primero en esta nueva categoría: la medición flash de glucosa, o medición a demanda, sin pinchazos en los dedos.

La verdad sea dicha. Cuando un producto ha sido tan esperado y hemos leído mucho sobre él, es poco lo “nuevo” que nos pueden contar de él. Es decir… Llevamos casi 2 años desde que fue lanzado en algunos países de Europa, y gracias a muchas personas que compartieron sus experiencia en las redes sociales, especialmente nuestros amigos blogueros, sabemos ya bastantes detalles que ahora solo deben ser comprobados con la experiencia personal.
FreeStyle Libre
“Ya puedes hacerlo sin pinchazos”

La mayor duda es que justamente esta promesa del fin de los pinchazos de las glicemias capilares se cumpla. Por todo lo sabido, creemos está lejos todavía de ser una realidad absoluta, por lo menos para un porcentaje no menor de usuarios.

Además, con esta advertencia en letra pequeña nos queda claro de qué van las cosas:
“Será necesario realizar una prueba de punción digital con un sistema de control de glucosa en sangre cuando los niveles de glucosa cambien rápidamente, si los niveles de glucosa en líquido intersticial no reflejan con exactitud los niveles de glucosa en sangre, si el sistema informa de hipoglicemia o hipoglicemia inminente, o si los síntomas no se corresponden con las lecturas del sistema”, dicen en la web oficial.

Sensores con fallas, sensores excelentes, adhesivos que no funcionan, o funcionan muy bien. Unos lo aman, otro no tanto 😉
No resulta fácil generalizar cuando hay opiniones en muchos sentidos.

Para recordar.
El FreeStyle Libre consta de dos partes: un sensor con un filamento de 5 mm que se inserta bajo la piel, y un lector. Cada sensor viene calibrado de fábrica, por lote, por lo que no necesita calibración alguna por parte del usuario. Y cada sensor tiene una duración de hasta 14 días. Y digo “hasta”, pues no son pocos los pacientes que reportan duraciones menores.

El lector además posee un puerto de tiras reactivas, con lo que puede ser usado para medir glucosa capilar y también cetonas en sangre, igual que el glucómetro FreeStylie Optium Neo.
A diferencia del modelo que se comercializa en Europa, por ahora el FreeStyle Libre que se vende en Chile no tiene la calculadora de bolo de insulina, opción que no se descarta incorporar en el futuro, vía software.

Con un precio de $45.000 el lector y $45.000 cada sensor, celebramos la llegada de este nuevo producto que acerca un poco más la monitorización con más datos a un grupo amplio de pacientes que lo esperaba.

Para más información, pueden visitar el sitio web oficial. FreeStyle Libre Chile.

Ley Ricarte Soto, un ejercicio de empatía.

Bomba de Insulina Al AUGE

Cuando iniciamos la campaña bomba de insulina al AUGE, hace casi un año ya, no era fácil imaginar el escenario en el que estaríamos hoy día: la bomba de insulina sin sensor es uno de los 22 tratamientos que está postulando para entrar y ser cubiertos por el Segundo Decreto de la Ley 20.850, más conocida como Ley Ricarte Soto, que cubre tratamientos, dispositivos y alimentos de alto costo.

#BombaDeInsulinaAlAUGE, ¿qué pasó en el camino?

Desde que lanzamos la campaña vía redes sociales, y habiendo reunido más de 42 mil firmas de apoyo, nos hemos reunido con muchas personas: autoridades del Ministerio de Salud, de distintos otros organismos públicos del área de la salud, así como con parlamentarios de las distintas bancadas.
Y si bien el origen de la campaña tiene como fundamento la necesidad de que la bomba de insulina esté cubierta por nuestros seguros de salud, por lo que veíamos un nuevo decreto AUGE/GES como la oportunidad para que así como está en las Guías Clínicas de Diabetes Tipo 1 vigentes  se traspasará eso al listado de prestaciones, en marzo de este año se nos comunicó por parte la autoridad que al no haber fondos suficientes en el AUGE, y dada su característica de dispositivo de alto costo, era factible evaluarla en la Ley Ricarte Soto.

Entonces con esa petición concreta a la Presidenta de la República marchamos hasta La Moneda el pasado 4 de junio.

A saber.
El Ministerio de Salud se había auto impuesto un plazo, el primer semestre de este año, para dar a conocer los tratamientos del segundo decreto. De esta forma, con una entrada en vigencia fijada para enero de 2017,  habría un plazo razonable para preparar la implementación, una especie de marcha blanca y afinamiento de todos los detalles, por ejemplo a nivel de la red de prestadores  que se necesitan para brindar la cobertura correspondiente a los pacientes.

Sin embargo, no pudieron cumplir. Y las explicaciones para justificar el atraso se basaron en que “los estudios han sido más complejos”, debido a  la variación de precios y la proyección del gasto futuro de los medicamentos.
Eso lo supimos por una declaración en un punto de prensa por parte del Subsecretario Jaime Burrows, el pasado 25 de julio.

Así estaban las cosas, así estábamos esperando, cuando se nos informó con menos de 12 horas de anticipación de una Jornada de Participación de la Ley Ricarte Soto, a la que estaban convocando desde el Ministerio de Salud para el martes 23 de agosto pasado.
La invitación era a agrupaciones de pacientes que ya han participado de la discusión, incluso desde el primer decreto de esta ley, y también a algunos particulares.

Llegamos más de 40 personas, muchos representantes de agrupaciones, para reunirnos con las autoridades del Ministerio de Salud y otras reparticiones.

Jornada de Participación Ley Ricarte Soto
Se trataba de una jornada de trabajo, por lo que lo primero que hicimos fue atender dos presentaciones. La primera sobre el marco en el que surge la ley y sus principales aspectos, por parte de Andrea Martones, Asesor de Asuntos Regulatorios del Minsal;  y luego escuchamos al Dr. Cristian Herrera, Jefe División de Planificación Sanitaria de la Subsecretaría de Salud Pública, con la descripción del proceso y criterios de priorización de la Ley 20.850 “Ricarte Soto” .
Con este barniz, y unificada la información, teníamos bastante claro de qué trata la ley, con lo que podíamos pasar al siguiente punto.

Se nos pidió dividirnos en 5 mesas de trabajo, para en conjunto con algunos de los funcionarios del Ministerio de Salud y otras instituciones a modo de guías y moderadores, discutiéramos entre los pacientes respecto de los criterios de priorización que para nosotros resultaban relevantes, pues lo que para la autoridad puede ser muy importante, quizás no lo es tanto para el paciente, o simplemente debe ser complementado con otro criterio de mayor preponderancia.

Es bueno saber previamente los criterios de inclusión para integrar el Listado de Evaluación:

a.- El tratamiento supera el umbral de costo anual de $2.418.399;

b.- Capacidad estimada de implementación;

c.- Coherencia con las coberturas actuales;

d.- La indicación del tratamiento solicitado debe ser pertinente; y

e.- El impacto presupuestario estimado debe ser inferior al 80% del fondo disponible.

Una vez que el tratamiento ha superado esa primera barrera, y ya dentro de esa lista, comienzan a operar los Criterios para el Análisis y Priorización, que son:

1.- Efectividad, con una revisión y análisis de la evidencia científica.
2.- Seguridad, con verificación de registros sanitarios y vigilancia por agencias de alto nivel.
3.- Capacidad de implementación, en relación a las redes de prestadores de salud, tanto públicas como privadas y de las Fuerzas Armadas.
4.- Consideraciones presupuestarias. Precios, mecanismos de pagos, sustentabilidad del fondo.
5.- Consideraciones éticas, jurídicas y sociales.

En la conversación quedó demostrado que para los pacientes un criterio relevante  es la Calidad de Vida, que si bien es cierto está incorporado en el punto de la Efectividad, cobra mayor importancia pues lo que buscamos muchos no es la cura de la enfermedad, si no un mejor vivir a lo largo de los años.
También se vuelve relevante la sobre vida estimada al usar un tratamiento, la edad del paciente y hasta su sexo.

Por cierto que la discusión no es fácil.

El ejercicio que hizo el Ministerio fue audaz, pues luego, se nos dio a conocer el listado de 22 tratamientos que están siendo estudiados para incorporar en este segundo decreto.

Estos son:

1.-  PATOLOGÍA: CÁNCER DE MAMAS. TECNOLOGÍA: IXABEPILONA

2.-  PATOLOGÍA: CANCER COLORECTAL. TECNOLOGÍA: CETUXIMAB, BEVACIZUMAB, PANITUMUMAB

3.- PATOLOGÍA: CÁNCER RENAL. TECNOLOGÍA: SUNITINIB Y PAZOPANIB

4.- PATOLOGÍA: LEUCEMIA LINFOBLÁSTICA AGUDA FILADELFIA POSITIVO. TECNOLOGÍA: DASATINIB E IMATINIB

5.- PATOLOGÍA: INMUNODEFICIENCIAS PRIMARIAS: AGAMMAGLOBULINEMIAS GENÉTICAS E INMUNODEFICIENCIA COMÚN VARIABLE. TECNOLOGÍA: INMUNOGLOBULINA EV/SC

6.- PATOLOGÍA: HEMOGLOBINURIA PAROXÍSTICA NOCTURNA. TECNOLOGÍA: ECULUZIMAB

7.- PATOLOGÍA: COLITIS ULCEROSA. TECNOLOGÍA: INFLIXIMAB, ADALIMUMAB Y GOLIMUMAB

8.- PATOLOGÍA: HEPATITIS C. TECNOLOGÍA: SOFOSBUVIR/LEDIPASVIR, SOFOSBUVIR/DACLATASVIR

9.- PATOLOGÍA: INSUFICIENCIA DIGESTIVA PROLONGADA. TECNOLOGÍA: NUTRICIÓN PARENTERAL

10.- PATOLOGÍA: INSUFICIENCIA DE VÍA DIGESTIVA PROLONGADA. TECNOLOGÍA: NUTRICIÓN ENTERAL DOMICILIARIA (NED)

11.- PATOLOGÍA: ENFERMEDAD DE CROHN. TECNOLOGÍA: ADALIMUMAB, INFLIXIMAB, CERTOLIZUMAB

12.- PATOLOGÍA: DIABETES MELLITUS TIPO 1 INESTABLE. TECNOLOGÍA: BOMBA DE INSULINA SIN SENSOR

13.- PATOLOGÍA: HIPERINSULINISMO CONGÉNITO. TECNOLOGÍA: OCTEOTRIDA, DIAZÓXIDO

14.- PATOLOGÍA: FIBROSIS PULMONAR POR HIPERSENSIBILIDAD O IDIOPÁTICA. TECNOLOGÍA: PERFINIDONA

15.- PATOLOGÍA: FIBROSIS QUÍSTICA CON MUTACION DEL GEN G551D. TECNOLOGÍA: IVACAFTOR

16.- PATOLOGÍA: ANEURISMA AÓRTICO ABDOMINAL. TECNOLOGÍA: IMPLANTE ENDOVASCULAR

17.- PATOLOGÍA: DISCAPACIDAD MOTORA POR ENFERMEDADES NEROUMUSCULARES: ATROFIA MUSCULAR ESPINAL Y DISTROFIA MUSCULAR DE DUCHENNE. TECNOLOGÍA: AYUDAS TECNICAS

18.- PATOLOGÍA: HIPOACUSIA SENSORIONEURAL SEVERA A PROFUNDA BILATERAL POSTLINGÜISTICA. TECNOLOGÍA: IMPLANTE COCLEAR UNILATERAL Y ROCESADOR DEL HABLA

19.- PATOLOGÍA: ESPONDILITIS ANQUILOSANTE (EA). TECNOLOGÍA: ADALIMUMAB, CERTOLIZUMAB, GOLIMUMAB, CERTOLIZUMAB, INFLIXIMAB, ETANERCEPT.

20.- PATOLOGÍA: ANGIOEDEMA HEREDITARIO. TECNOLOGÍA: CONCENTRADO C1-INH, ICATEBANT

21.- PATOLOGÍA: GLUCOGENOSIS TIPO II. POMPE. TECNOLOGÍA: GLUCOSIDASA ALFA

22.- PATOLOGÍA: MUCOPOLISACARIDOSIS IV A. MORQUIO. TECNOLOGÍA: ELOSULFASA

 

Son 22, pero no se sabe cuántos quedarán finalmente. Comenzaron 37 esta etapa. Recordemos que en el primer decreto fueron 11 los elegidos. Me atrevo a aventurar que esta vez tendremos un número inferior a los dos dígitos incluso, bastante inferior.

Con los 22 tratamientos ya conocidos, fueron asignados por sorteo 7 a cada mesa de trabajo. Unas mesas se repitieron algunos.

Y la tarea era calificar con un puntaje cada Criterio de Priorización  para cada uno de los 7 tratamientos del grupo.
Para poder tomar una decisión con más conocimiento que el mero nombre del tratamiento, se nos hizo entrega de un informe con una ficha por tratamiento, especialmente preparado para nosotros. No se nos dieron datos sobre la variable presupuestaria por temas legales, sin embargo, la moderación del trabajo que hicieron las personas del ministerio nos ayudó a aclarar dudas y tener más certezas para poder realizar lo encomendado.

En resumidas cuentas, nos pidieron que nos pusiéramos en su lugar, en el lugar de quienes deben tomar estas decisiones, tan difíciles si nos detenemos a pensar un poco.
De hecho, con mucha honestidad un grupo dijo que como no tenían el conocimiento acabado de lo que trataban las enfermedades pedían más tiempo pues querían conversar con los pacientes involucrados. Y otro también justificó, con razón, la necesidad de más tiempo pues el análisis debía ser más profundo, apelando a que en rigor, teníamos sentados a nuestro lado a amigos a quienes les íbamos a decir que no.

Desde el Ministerio de Salud se insistió en que este proceso no es vinculante, es decir, lo que los pacientes sugiramos no tiene posibilidad de verse reflejado en el listado final de tratamientos del Segundo Decreto de la Ley Ricarte Soto.
Sin embargo lo entendían como un ejercicio de preparación para lo que será el tercer decreto, del próximo año, cuando ya entre en vigor la institucionalidad plena. En ese momento, la Comisión de Priorización tendrá entre sus integrantes a representantes de los pacientes organizados. Y esto que hicimos ahora, será de verdad. Por lo que además estos encuentros nos permiten conocernos y organizarnos de mejor forma.

 

Pacientes y autoridades en Jornada de Participación Ley Ricarte Soto

El Subsecretario de Salud se comprometió a que deben publicar el Segundo Decreto lo antes posible. Mientras, esperamos con ansiosa calma y optimismo.
Y quienes enarbolamos la causa de la Bomba de Insulina Al AUGE no somos los únicos. Sí, nos toca de cerca, pero hagamos un ejercicio de empatía también y pensemos que hay muchas más personas, iguales a nosotros, con problemas de salud que esperan lo mismo: que su tratamiento esté incluido.

Reitero lo que ya hice en su momento a través de la redes sociales. Agradezco al Ministerio de Salud, y en particular a las personas que hicieron posible estas jornadas. Les agradezco el ejercicio de transparencia y participación, algo que veníamos pidiendo hace rato ya los pacientes.

Y aunque nuestra causa es joven comparada con quienes ya llevan varios años luchando por mejoras en sus tratamientos y coberturas, nos hemos dado cuenta que la comunicación y lo que hagamos en conjunto es un aporte por una salud mejor para todos.

 

Marcelo González G.
Director Ejecutivo
Fundación Mi Diabetes.

Ahora en Chile Accu-Chek Combo de Roche

Accu-Chek ComboHaciendo hincapié en el servicio post venta Roche presentó oficialmente en Chile el Sistema Accu-Chek Combo, que combina el glucómetro Accu-Chek Performa Combo con la micro infusora de insulina Accu-Chek Spirit Combo.

Precedido de muy buenos comentarios y las correspondientes aprobaciones de los organismos competentes en los mercados más importante del mundo (FDA, EMEA y otros), los equipos utilizan tecnología inalámbrica bluetooth, lo que permite que ambos aparatos se comuniquen a distancia. De esta forma, con el monitor Accu-Chek Performa Combo se puede manejar la microinfusora y así administrar el bolo de insulina de forma discreta y cómoda, sin interferir las actividades de los más pequeños por ejemplo.

El glucómetro Accu-Chek Performa Combo tiene una calculadora de dosis de bolo de insulina completamente personalizable, de acuerdo al tratamiento del paciente y siguiendo las indicaciones de su médico.
La bomba cuenta con numerosas alarmas, así como con botones táctiles, fáciles de operar incluso bajo la ropa. El reservorio tiene capacidad para 315 unidades de insulina.

En una mirada rápida, podemos decir que las principales características del Accu-Chek Combo son:

  • 24 perfiles para dosis basal diferentes al día.
  • 5 menús diferentes de dosis basal.
  • 3 opciones de bolos.
  • Tasa basal de 0.05 a 25 unidades por hora.
  • Basal temporal para situaciones especiales.
  • Cebado automático del catéter.
  • Usa pilas AA.
  • Motor silencioso.
  • Alarmas audiovisuales.
  • Fácil de manejar.

 


Accu-Chek Combo

Sin duda que un tema relevante es el costo, sobre todo al no estar cubierta la terapia con bomba de insulina por ningún seguro de salud en Chile.

Según informó Roche, el kit inicial tendrá un precio de CLP$2.940.900.- (pesos chilenos). Y un gasto mensual aproximado de CLP$65.000.- (pesos chilenos). Estará a la venta exclusivamente en la sede de la Fundación Diabetes Juvenil de Chile en Santiago.

Hoy Roche asume que el tema precio es clave en un mercado en donde no hay muchos actores. También repararon en que los distintos elementos que componen los sets de infusión no requieren ser cambiados con la misma frecuencia. Por ejemplo los catéteres. Con esto nos referimos al tubo, a la manguera que conecta el reservorio, donde se almacena la insulina, con la cánula, la aguja de plástico (de 6, 8 o 10 mm) que va bajo la piel.
Hemos sido acostumbrados a tener que cambiar cánula con catéter al mismo tiempo… Pero muchos usuarios, mantienen el catéter porque está en buenas condiciones. Entonces, ¿por qué usar y pagar por uno nuevo con la cánula cada vez?
Los insumos del Accu-Chek Combo se pueden comprar todos por separado, permitiendo que cada uno maneje su presupuesto de mejor forma.

En Roche indican que el servicio post venta no solo ayudará a los pacientes a manejar y sacarle el mayor provecho a su micrionfusora de insulina, también apoyará la labor de todo el equipo sanitario a cargo.

Mi Opinión.
Por ahora no hemos probado los equipos y nos remitimos a lo que los pacientes en otros países han reportado. El sistema ofrece prestaciones de calidad. Hemos tenido la oportunidad de conversar con destacados médicos españoles que alaban el producto. Esperamos en un futuro cercano probarlo para darles nuestra opinión en base a la experiencia.
Por ahora estamos contentos. Una de las marcas líderes en el ámbito del autocontrol de la diabetes decidió ofrecer a los pacientes y profesionales chilenos una excelente herramienta para mejorar su tratamiento y por ende su calidad de vida.

Para mayor información pueden llamar al teléfono 800 471 800, o consultar a través de los distintos canales en redes sociales que tiene  Accu-Chek Chile.

El FreeStyle Libre de Abbott ya se vende en Chile.

Hace casi un mes que está disponible en el mercado nacional el FreeStyle Libre de Abbott, un monitoreo flash de glucosa como el mismo laboratorio define.

A casi dos años desde que fuera lanzado en algunos países de Europa, los pacientes chilenos cuentan con una alternativa para mejorar su control glicémico.

FreeStyle Libre

El FreeStyle Libre consta de dos partes:
A.- Un sensor, del diámetro aproximado de una moneda de $500. Este sensor es un filamento muy fino de 5 mm, que se inserta por debajo de la piel  y se pone en la parte posterior del brazo. El sensor registra día y noche los valores de glucosa.
B.- Y un lector, que a modo de escáner, permite registrar las glucosa del momento.  Para ello, basta acercar el lector al sensor. Luego de un segundo, incluso a través de la ropa, se obtiene el valor de la glucosa. Y lo más relevante, conocer la tendencia hacia donde se moverá la glicemia, lo que permite tomar decisiones más informadas.

Cada vez que se escanea se obtiene el valor de la glucosa del momento, flecha con tendencia para saber en qué dirección se mueve la glucosa y una curva con las últimas 8 horas de mediciones.

Una de las características que más ha llamado la atención es sin duda el hecho que el sensor no necesita calibrarse con una glicemia capilar. Es decir, no hay que pinchar los dedos, pues los sensores vienen calibrados de fábrica. Solo se recomienda una glucemia capilar como doble chequeo en caso de hipo o de sentir síntomas que no se condicen con los valores que vemos en pantalla.

FreeStyle Libre ya disponible en Chile

Sin presencia en ninguna canasta GES todavía y de venta libre, por ahora solo puede ser adquirido en la Fundación Diabetes Juvenil de Chile a un precio de $45.000 el lector y $45.000 cada sensor.

Para más información visiten: http://www.freestyle.cl/libre/index.html

De tristezas, diabetes y Angelina Julie.

Él es tu amigo, tu compañero, tu defensor, tu perro.
Tú eres su vida, su amor, su líder.
Él será tuyo siempre, fiel y sincero, hasta el último latido de su corazón.
A él le debes ser merecedor de tal devoción.”
Anónimo

 

Angelina Julie

Luego de 17 días desaparecida, Angelina Julie, está de regreso en casa. No todas las historias como esta tienen un final feliz… Nosotros sí lo podemos contar.

Me voy a tomar una licencia, y en este blog, en donde escribo de diabetes, voy a escribir algo personal… Porque si al final somos indivisibles y todo lo que nos pase, de una u otra forma afecta nuestra diabetes, es bueno contar historias.

 

Desde que tengo uso de razón he estado rodeados por esos seres de 4 patas que considero mucho más que una “mascota”. Son miembros de la familia. 
Primero en la casa de mis padres, también en las de mis abuelos que siempre visité, y finalmente en el hogar que formamos hace 22 años con mi esposa.
Desde que éramos pareja, siempre estuvo la idea de tener un can que nos moviera la cola de felicidad al llegar a casa.

Y así llegó Timoteo, un labrador retriever negro, que había nacido el lluvioso 18 de septiembre de 1997, imposible de enseñar a no destrozar las plantas… Por lo que su misión como “labrador” era solo cosechar… 😉
Cuando Timoteo se hacía viejo, y las enfermedades comenzaban a instalarse en su existencia, decidimos que quizás hasta para él sería bueno tener compañía más cercana, y llegó Guillermo Antonio Felipe Luis, que es una mezcla de Schnauzer. Y vaya que la pasaron bien los casi 3 años que alcanzaron a estar juntos. Timoteo falleció de causas naturales los primeros días de enero de 2010.

Guillermo dormía con nosotros, en nuestra cama.
Y se convirtió en un aliado importante en el manejo de mi diabetes. No, no crean que detecta hipoglicemias y cosas parecidas… Lo que ocurre es que tiene por costumbre despertarse a eso de las 2 AM para ir al baño. Entonces me despertaba para que le abriera la puerta, momento que yo aprovechaba para controlar cómo estaba mi azúcar en la sangre a esa hora. Así me salvó de varias hipos e hiper, pues estaba obligado a tomar alguna decisión con el número que me mostraba la máquina.

Siempre estuvo la idea de buscar un compañero o compañera para Guillermo. Por carácter, la recomendación era tener una hembra.
Sin embargo, nuestra afición por viajar (a veces por un largo tiempo) nos limitaba a conseguir esa cachorrita: ¿quién los cuida? ¿Molestamos a mis padres otra vez? ¿Pagamos por un hotel canino? ¿Nos extrañarán? ¿Les extrañaremos nosotros? ¿es justo con ellos ese “abandono” temporal?

A mi siempre me llamaron las atención los bulldog, sin distingo de si era inglés o francés. Quería un compañero o compañera para Guillermo que tuviera personalidad propia, por presencia.
En más de una oportunidad ante la posibilidad cierta de tener uno me negué, por el tema que mencioné antes, el de asumir una responsabilidad mayor con dos perros más bien pequeños que vivirían dentro de la casa (Timoteo era del patio trasero y era feliz con eso).

Finalmente en agosto de 2015, hacia finales de ese mes, parecía que los astros se alineaban y supimos de una cachorra bulldog francés “vaquita”, por el color blanco con manchas negras, de poco menos de 2 meses, que quedaba de una camada de varios hermanos más.
El 28 de agosto de 2015 Angelina Julie llegó a vivir con nosotros. Había nacido el 2 de julio.

Desde el principio demostró su personalidad más extrovertida que Guillermo. Guillermo es un gentleman que mira todo, lo analiza y luego toma una decisión: casi siempre es la de no intervenir, jajajaja. 
Angelina es más impulsiva, atropelladora, come con muchas ganas, bota la comida fuera de su plato, usa sus patas delanteras para más cosas que caminar… Es divertida, cariñosa, ronca mucho y huele peor!!! Pero esas son características de la raza… Quienes tienen bulldogs francés me entenderán. 
Los frenchies son así. Pero solo mirar su carita y sus ojos ya hace que te conquisten. Son adorables.

Angelina ha crecido sana y gracias a las publicaciones que he compartido en algunas redes sociales, ya muchos de nuestros amigos la conocen y también saben que forma parte importante de nuestra familia.
Para prevenir cualquier “accidente”, por recomendación de su veterinaria, Guillermo fue castrado… Porque además duermen juntos en la cocina (imposible para nosotros tener un sueño reparador con los ronquidos de Angelina). Pensamos más adelante cruzar a Angelina porque queremos verla ser madre también y así hacer crecer la familia de 4 patas en la casa.

La noche del domingo 19 de junio hacía frío. Hacía mucho frío, y como de costumbre, a eso de las 21 horas, salí con Angelina y Guillermo al jardín delantero de la casa, para que estuvieran ahí por última vez antes de cerrar las puertas e ir a acostarnos.
La rutina es esa: salen, hacen lo que tienen que hacer, entramos, suben al dormitorio, están una hora con nosotros recibiendo y dando cariño, y luego los bajamos a la cocina. Así cada noche, desde hacía 10 meses.

Como hacía frío, entré a buscar algo para abrigarme. Un par de minutos… Un par de minutos bastaron para escuchar a Guillermo ladrar, salir apurado, mirar hacia donde estaba Guillermo y no ver a Angelina y sentir su ausencia. No pensé en que podía estar en el otro lado del jardín… Simplemente sentí que ya no estaba con nosotros.
La llamé… La busqué al otro lado… No vino. Llamé a mi esposa para avisarle… Me asomé por sobre la reja, no se veía nadie… Salimos a la calle a buscarla… Nada… Salimos en el auto para buscarla un poco más lejos… Y nada…
La angustia, la pena, el dolor, la desazón y la incertidumbre nos invadieron.
Lloramos todos, los tres con nuestro hijo.
Lloré mucho, como nunca imaginé que podía llorar.
Esa noche casi no dormí… Estaba destrozado. Me sentía responsable. Le falle a ella, que confiaba en mi… Una pena infinita me invadió para no abandonarme por 17 días. Los amigos más cercanos lo saben.

Bajé casi 3 kilos en esos 17 días.
Los primeros días no tenía ganas de comer. Apenas lo hice. Además, estaba resfriado. Todavía no me explico cómo pude controlar tan bien mi diabetes y no caer en una descompensación. Quizás los años, seguro la bomba de insulina que utilizo, y mucho de sentir que tenía que estar bien para buscarla a ella. No tenía alternativa. Tenía que estar bien.

Yo trabajo desde casa, por lo que la compañía de Angelina y Guillermo es permanente. Ya tenemos nuestra rutina de cada día. Están conmigo, por lo general en el escritorio, durmiendo. Se despiertan, me piden salir, jugar un rato. Les alimento, compartimos mucho tiempo juntos.

Angelina no se escapó. La reja estaba cerrada, y no cabe entre los barrotes. Angelina es muy cariñosa. Se da con quien llegue a casa o pase frente al jardín. Basta levantarle los brazos y ella se para en sus dos patas traseras. No ladra.
Angelina fue sustraída desde nuestro jardín. Seguramente por arriba de la reja, que no es muy alta. Para nosotros, era la desaparición de un miembro de la familia.

Lo peor es no saber dónde está, no tener certeza alguna de las condiciones en la que la tienen… Para quien quiere a estos seres de 4 patas, para quien los quiere mucho, es muy duro enfrentar eso.

Sabemos que los “frenchies” están de moda. Sabemos que es una de las razas de perros más robada hoy en Chile. Pero uno no espera que le toque lo que parece una mala jugada del destino.

Sabemos que muchos perros robados se comercializan en ferias libres, mercados persas, y por supuesto en páginas en internet. Es cosa de mirar en el computador, o darse una vuelta por las ferias un domingo a medio día… Pero la nuestra es una perrita que ya está más grande… Y no está esterilizada. Entonces lo que se piensa es que la llevarán a un criadero clandestino y la usarán para reproducción… Esa es la realidad de muchos de los perritos robados también.

Entonces, te roban tu mascota y ¿qué haces?

Yo fui a primera hora del lunes 20 a Carabineros, a la 18ª Comisaría de Ñuñoa… Y la carabinero que estaba en la puerta, que me preguntó qué necesitaba y a la que le relaté lo que me había pasado me dijo que ellos “no podían hacer nada, porque no había testigos ni ningún indicio… “ Que mejor me dedicara a buscarla, y cuando tuviera una pista les avisara. 
Y me di media vuelta y me fui, con más pena que gloria. O sea, redes sociales, carteles en las calles, amigos, visitas a ferias libres y mercados persas, porque la autoridad no se hace cargo pensé.

Le pregunté a mi hermana, que algo sabe de esto por su trabajo y tampoco lo tenía muy claro.
 La recomendación: un cartel con recompensa. Hice un cartel para fotocopiar y así tener una buena cantidad y pegarlos en el barrio, para comenzar.
Pero la verdad, yo no tenía mucha esperanza. Es decir: si la robaron, no estaría en el barrio… Porque no se perdió. De eso estaba seguro.

Comenzamos el rito de la búsqueda. Y en cada cartel que pegaba, quedaba un poco de mi esperanza. Lloré pegando carteles…
En las redes se multiplicaba el mensaje. Muchos ayudaron. Muchos se interesaron. Muchos ofrecieron ayuda.
Mi papá empapeló su barrio. Y así, mucha solidaridad.

Finalmente mi hermana me dijo que debía hacer la denuncia en la PDI. Y ahí me trataron muy bien.
De hecho, aunque suene frío, una mascota robada para ellos es lo mismo que el robo de un televisor o una bicicleta. Se debe hacer la denuncia y será la Fiscalía la que determine si hay mérito para investigar o no.

Estando en la PDI el martes 21 de junio, específicamente en la Brigada de Delitos Medio Ambientales (la denuncia se puede hacer en cualquier unidad), recibí una llamada. Una voz de hombre, más bien joven y con un bajo nivel educacional por la forma de expresarse, me preguntó si había encontrado mi perro. No alcancé a responder y me cortó. Luego hicimos contacto otra vez pero según él no era mi perro. Por un momento creí que luego de 3 días vería a mi Angelina.
La denuncia iría a la Fiscalía. Eso tardó una semana. Es mejor denunciar directamente en la Fiscalía y se ahorran ese tiempo de tramite.

Llegó el primer fin de semana y la búsqueda nos llevó a las ferias persas de Santiago. No solo a la tradicional del Biobío, también a la de Teniente Cruz, reconocidas por ser lugares donde se puede conseguir un perro de raza, por bajo precio… Y dudosa procedencia, bueno, no solo perros…
La mayoría de quienes habían pasado por esto me lo recomendaban: si ves a tu perro, no lo cuestiones, cómpralo sin dudarlo!
Estuve en contacto directo con el detective que me decía que ellos por ahora no podían hacer nada hasta que la Fiscalía emitiera una orden de investigar, pero para eso, se necesitaban más antecedentes, alguna pista, que en ese minuto yo no tenía.

Ir a una feria persa a buscar un perro en particular es como buscar una aguja en un pajar… Nosotros íbamos para sentir también que hacíamos algo, que no estábamos en casa, de brazos cruzados, dejando pasar quizás la oportunidad de encontrarla. Pero la sensación de desesperanza nos invadía nada más al mirar y no ver nada.

De todos modos dejábamos carteles y conversamos con guardias y policías para hacerles saber que estábamos buscando a nuestra Angelina y ofrecíamos una recompensa. ¿Cuánto? No sabíamos pero $400.000 podían ser.

Recomendaciones y datos me hicieron llegar incluso a uno de los lugares más peligrosos de Santiago, en la zona oriente… Me dijeron que había un criadero clandestino de perros y que allí había muchos, que varias personas habían recuperado en ese lugar a sus perritos robados.
Fui, me expuse, conversé con personas que me miraban con desconfianza… Pero no conseguí nada.
Bueno, conseguí salir de ahí indemne, lo que para muchos a quienes les relaté esa experiencia ya era un logro.

Los mensajes a mi WhatsApp se sucedían… Muchos, solo malas bromas de personas que no logran entender el dolor que puede significar la pérdida de una mascota, de un miembro tan importante en nuestra familia.

Y hacía frío sobre Santiago… Y cada vez que salía a la calle, a cerrar la puerta de entrada repitiendo los ritos con Guillermo, se me encogía el corazón pensando en Angelina.

Pasó el fin de semana largo, se había cumplido más de una semana de la desaparición y un llamado telefónico serio, de una persona que de verdad nos entendía, me devolvió algo de esperanza. Me dijo que le parecía haber visto a Angelina el viernes 24 de junio, envuelta en una frazada, en brazos de una mujer, en la sucursal de un Banco Estado, en San Luis de Macul. Me describió a la mujer y me recomendó ir al lugar a preguntar. Eso queda a unos 5 kilómetros de nuestra casa, pero al otro lado de la Autopista Vespucio Sur, hacia al sur oriente.
Con ese dato fui a la Fiscalía. Si fue vista en un banco, se podían pedir las grabaciones de las cámaras de seguridad. Tenía el día y la hora bastante acotada.
 En la fiscalía ingresaron los nuevos antecedentes, pero obviamente que hay todo un proceso burocrático que lleva a que iniciar las acciones tomen tiempo.

Entonces… ¿Qué hacer?

Fui al lugar donde la habían visto. Fui y conversé con el Guardia de Seguridad del banco, que de tanto ver gente entrar con perros a la sucursal ya no se fija en eso. Pegué carteles en los alrededores y conversé con los dueños de algunos locales comerciales. En la farmacia del barrio me atendieron sus propios dueños, una pareja de adultos mayores, amantes de los perros, que se conmovieron y lloraron conmigo al escuchar la historia. Me dejaron pegar carteles, me regalaron más cinta adhesiva y junto a sus dependientas me dieron ánimo porque “usted va a encontrar a su perrita”. Salí de ahí con mucha esperanza.
Me fui a recorrer las Veterinarias del barrio. Mi esposa hizo lo mismo en forma virtual, enviando mails a todas las de las comunas cercanas. Muchas no respondieron, otras enviaron de vuelta el acuse de recibo con algunas palabras de apoyo.

Cuando ya volvía a la casa suena mi teléfono móvil. Me llamaban de la farmacia. Me pedían que volviera pues una clienta había reconocido a Angelina en el cartel.
 Volví y me encontré con una señora que vive a unos 4 kilómetros de ahí, más hacia el sur oriente, cerca de las intersecciones de Tobalaba y Departamental.
 Ella tiene un negocio, una botillería, y me dijo que el fin de semana había visto a una mujer, con Angelina en sus brazos, envuelta en una frazada… Y la descripción coincidía con la que me habían dado por teléfono (ella no sabía esa información). 
Me dio su dirección y teléfono por si quería llamarla. Obviamente ese era otro dato que podía aportar a la Fiscalía. Y así lo hice al día siguiente. Pero una vez más, antes que ellos emitieran la orden, fui directamente hasta el lugar.

Quienes conocen la zona saben que es un barrio más bien popular, casas pequeñas, de construcción semi solidas, y si uno sigue el dirección al oriente se encuentra con los faldeos cordilleranos y algunas quebradas. Si bien algunas poblaciones han sido erradicadas de ahí por los riesgos de aluviones (que los afectaron en años anteriores) de todos modos ha llegado gente nueva a algunas “tomas”, por lo que para quienes llevan más tiempo no es sorpresa ver caras nuevas con mucha frecuencia. Es lo que me dijeron la mayoría de los dueños de negocios con los que conversé y a quienes les pedí permiso para pagar carteles. Gente muy receptiva también y dispuesta a ayudar.

¿Podría estar Angelina en alguna casa por ahí? Habían pasado 12 días ya y eran los únicos datos concretos que teníamos pero… ¿Y si se habían confundido? Los bulldog francés se parecen muchos unos a otros, incluso en más de un grupo en Facebook ponían la foto de uno que había aparecido preguntando si era Angelina.

El fin de semana del 2 y 3 de julio la pasamos mal. El sábado 2 Angelina cumplía un año de edad. Y salimos a recorrer algunas ferias libres del barrio y de comunas adyacentes a donde la habían visto… Pero hacía tanto frío, y el ambiente era tan deprimente que solo queríamos que no estuviera ahí.
Además, estábamos enfermos. Un resfrío rebelde, con las defensas muy bajas nos tenía por las cuerdas con mi señora. Mi hijo estaba en las mismas, y con una sobre carga de estudio por termino del semestre.

El domingo fuimos a una feria persa en la misma zona, en la calle Departamental, al poniente de donde la habían visto por última vez. Amigos recorrían otras en paralelo. Pero nada. Solo vimos la venta de algunos cachorros de raza indeterminada.
Volvimos a casa con pena, una vez más.

La semana del 4 de julio comenzó con la idea de intensificar la difusión en redes sociales, aunque poco a poco las esperanzas comenzaban a flaquear. 
Lo positivo es que me llamaron de la Fiscalía, me pidieron más antecedentes y se comprometieron a agilizar las medidas. El contacto que seguía manteniendo con el detective de la BRIDEMA de la PDI ayudó a eso también.

El miércoles 6, fui a dejar a mi esposa a un evento al que había sido invitada, porque la vida continúa. Eso fue cerca de las 20 horas.
Luego de dejarla y comenzar a volver a casa, a eso de las 20:15, y en medio de un tráfico horrible, recibí un llamado. Me di cuenta que tenía varias llamadas perdidas del mismo teléfono.
Lo primero que hace la voz de un hombre al otro lado de la linea es identificarse, con nombre y apellido. Eso solo me había pasado cuando me llamaron para darme el dato del Banco Estado donde habían visto a Angelina.
 Me pregunta si soy Marcelo González, luego de lo cual me dice: “Creo que le tengo una buena noticia… Encontré a su perrita”.

Si bien era la noticia que estaba esperando desde hacía 17 días, luego de todo lo que había pasado, de los llamados fingiendo que la tenían para cobrar la recompensa, de las malas bromas de adolescentes ociosos y los mensajes de WhatsApp que buscaban engañarnos, no podía menos que desconfiar. Total, ya era público que estábamos ofreciendo un millón de pesos de recompensa también.

Bueno. Le dije a Juan que en vista de todo lo que me había pasado antes, necesitaba ver una foto para comprobar que fuera ella. Y él me dijo que sí era. Que había visto mi publicación en Facebook y era Angelina. 
Me envió una foto… Y por supuesto era. Le re envié la foto a mi señora pero nunca la vio, no tenía señal en su teléfono. Se le envié a mi hijo y él también la reconoció.
Con mi glicemia estable, me comí un par de tabletas de glucosa mientras conducía para evitar una baja, total, prefería estar alto en esa situación.

Juan me dio su dirección, la de su casa, me dijo que estaba con su señora y su pequeño hijo. Que podía ir al buscarla en el momento, pero que ellos no lo hacían por la recompensa. Habían visto todas las publicaciones que habíamos hecho y entendían nuestro dolor, que ellos adoraban a los perro, de hecho tienen una pastor alemán de nombre Estrella, muy bonita.

Pasadas las 20:45 llegué hasta su casa, ubicada la comuna de La Florida, en un conjunto de departamentos de edificios de 4 pisos. El de ellos está en el primero. Me salió a recibir luego que lo llamé por teléfono. Me hizo pasar y me presentó a su señora y su hijo. Y ahí, en el centro del pequeño living estaba Angelina… Mi Angelina.

No, no crean que corrió a recibirme al reconocerme, eso solo pasa en las películas. Me quedó mirando y claramente sí me reconoció, pero creo que mi presencia ahí la desconcertó. Por supuesto que dejó que le hiciera cariño, y se quedó entre mis piernas. Mientras, Juan me contaba la historia que le tocó vivir con ella.

Él trabaja en forma independiente repartiendo pan. Y estaba en eso cuando el día lunes 4 la vio en la calle, a eso de las 6 de la mañana. La vio caminando sola, en el sector donde se pone la feria persa que visitamos el domingo anterior. Eso queda más o menos a un kilómetro de donde fue vista en la botillería.
Al verla sola, y reconocerla como una perrita de raza, dice que su primera impresión fue pensar que estaba perdida, que a alguien se le debía haber escapado. Pero no había nadie en la calle. La subió a su camioneta, como alguna vez hizo con otro perrito que encontró en iguales circunstancias. La arropó con una manta de polar de su hijo, porque notó que tenía frío, pero no se veía con algún daño físico, salvo una pequeña herida que parecía estar cicatrizada a la altura de su hombro derecho.
 El resto de la mañana Juan siguió trabajando y luego la llevó a su casa. Por la tarde le comentó a un amigo que tiene un bulldog francés lo que había sucedido y que era seguro que alguien la debía andar buscando. Su amigo le dijo que buscaría en los grupos de Facebook y así fue como el martes dieron con nuestro aviso.

Juan tenía su camioneta con un pequeño abollón por un choque y por eso estuvo preocupado de solucionar eso, lo que hizo que recién me llamara el miércoles por la tarde.
Mientras, le dieron comida a “Luna”, como llamaban a Angelina. Y su hijo le prestó un autito para que jugara…
La primera noche fue él con su esposa quienes durmieron con ella en su cama, y la segunda noche fue su hijo… Todos coinciden que aparte de ser una perrita muy limpia, no se puede dormir con ella por los ronquidos y sus olores… 😉

Yo quiero destacar la nobleza de ellos como familia. No quisieron recibir la recompensa. De hecho, sentí que se sintieron ofendidos cuando se los mencioné en más de una ocasión. Pero bueno, saben que tienen nuestra gratitud eterna.
Alguien en Facebook, al comenzar nuestro drama comentó lo triste que le parecía que éramos como sociedad, llegar a robar mascotas… Yo le dije que prefería pensar en la gente buena que se conmueve y que solidariza y ayuda a quien lo necesita. Y Juan con su familia están en esta categoría.

Al salir de su casa ese día yo le insistía en que me sentía en deuda con ellos. Le dije a Juan que si en algo podía ayudarles, encantado. Yo no tengo mucho cómo, pues dedicándome 100% a lo de MiDiabetes.cl esperaba que no necesitaran mi ayuda nunca. Pero que quizás si alguna vez su hijo se enferma y requieren un consejo o asistencia, mi esposa es pediatra. Y agregué que trabaja muy cerca de su casa. Juan me preguntó cómo se llamaba ella. Y cuando escuchó su nombre puso cara del sorpresa y emoción: ella ES la pediatra de su hijo.
El mundo es un pañuelo y el destino está escrito: todo ocurre por algo. Le di un abrazo y me despedí.

Poco antes de las 10 de la noche del miércoles 6 de julio de 2016, luego de 17 días fuera, Angelina Julie volvió a casa.
Mi esposa no supo nada hasta que me llamó a las 23:15 porque recién tenía algo de señal en su móvil…
La emoción fue inmensa. La emoción continúa.

Gracias a Juan y su familia. Gracias a todos quienes ayudaron a viralizar nuestra búsqueda, hasta más allá de nuestras fronteras. Gracias a quienes aguantaron nuestros estados, y desde su posición de amigos nos apoyaron. Gracias a quienes entendieron que estuviéramos “idos”… Porque así nos sentimos.

Garcias por tanto, a tantos.

Poco a poco Angelina se reencuentra con las rutinas de este, su hogar, del que nunca debió salir.
Han pasado varios días, pero todavía cuesta creer el final de esta historia.

Sentirla roncar y aromatizar nuestra casa con su olor no tiene precio, y saber que es ella la “responsable” 😉 no se puede explicar.