Month: julio 2011

Team Educativo 2011 de la FDJ, gracias por el trabajo bien hecho.

Team Educativo FDJ 2011.

En nuestro país nos gusta reclamar. Siempre estamos encontrando todo malo. 
Sin embargo, por ahora son pocos los que se atreven a dejar estampado su malestar en los libros que para tal efecto tienen los comercios por ejemplo. Estoy seguro que más de algo mejoraría si se hiciera en forma constante…
Y que decir de una felicitación o una palabra de elogio… Eso sí que no lo he visto escrito nunca. Quizás no he leído lo suficiente, no lo sé.

Lo que sí sé es que hoy quiero ser muy justo. Hoy quiero destacar lo bueno. Hoy quiero felicitar desde esta tribuna al Team Educativo 2011 de la Fundación Diabetes Juvenil de Chile por el trabajo que están desarrollando.

En los últimos años he sido testigo de su crecimiento, de la importancia que cobra su labor y la verdad sea dicha, lo que hacen los chicos es notable!

Desde sus inicios, hace poco más de dos décadas, la Fundación Diabetes Juvenil de Chile se planteó como objetivos fundamentales acoger y educar a las personas con diabetes y sus familias, por lo que la labor que este equipo realiza es tremendamente relevante, es el eje central de lo que la Fundación hace, su leit motiv.

Y cuando uno los ve prepararse con tanto entusiasmo y profesionalismo para un campamento o un taller por ejemplo, no queda más que sacarse el sombrero ante ellos.

No quiero desmerecer la labor realizada en anteriores administraciones, ni menos lo que hace el resto del cuerpo de Monitores, pero lo que hoy se ha ido fraguando bajo la coordinación de Javiera Pinto, kinesióloga y con diabetes tipo 1 desde los 12 años, representa un salto hacia la profesionalización de lo que por muchos años era harta buena onda y voluntad.

Por cierto que nunca se han descuidado los contenidos y la importancia que tiene el rol educativo en todas las actividades que se realizan, sobre todo en los campamentos. Sin embargo hoy veo un grupo comprometido con el presente y el futuro de la FDJ, con mucha mística, serio y responsable, y muy cohesionado alrededor del objetivo común de hacer las cosas mucho más que bien.

Sin duda están marcando un hito en la vida institucional de la FDJ, sin duda es un lujo del que disfrutarán los 70 campistas inscritos para el próximo Campamento de Invierno que comienza este jueves 14 de julio.



Desde el ámbito profesional los que ya ostentan un título, y con el entusiasmo de los que están en proceso de tenerlo, todos se proponen cambiar el mundo de la diabetes que les rodea haciendo un aporte que debemos agradecer.

Y es que verlos prepararse y preparar materiales un domingo por la tarde, cuando muchos otros descansan o pasan una agradable tarde familiar, gratifica. Verlos comprometidos con su misión, educar para mejorar la vida de niños y jóvenes con diabetes, fortalece las convicciones.

Trabajo en equipo, ese que es más entretenido sí además se hace entre amigos. Ese que da más satisfacciones cuando más ha costado…
Ese que llena el corazón de orgullo cuando la causa es noble y sirve para mejorar la calidad de vida de muchos niños y jóvenes con diabetes.

¡Gracias chicos por estar ahí!
…Y éxito en este Campamento de Invierno 2011 de la Fundación Diabetes Juvenil de Chile!

Una completa galería de fotos pueden ver aquí.

MiDiabetes en Guioteca.com

MiDiabetes en Guioteca.com

¿De qué se trata esto se preguntarán muchos?


Como siempre he sido bien transparente en materia laboral, de auspicios y esas cosas, les explico.

Guioteca.com es un sitio temático dependiente de EMOL.com, el sitio on line de las Empresas El Mercurio.
Guioteca.com se define como un sitio web destinado entregar información útil y relevante a su audiencia de acuerdo a las necesidades e intereses de los usuarios que visiten el sitio.

El enfoque es proveer información confiable, veraz y que sirva de ayuda en el día a día de las personas a través de contenidos específicos y bien documentados.

Entregan información de calidad, novedosa y abordada por expertos que desde su punto de vista procesan la información disponible y la ponen al alcance del público dejando de lado los tecnicismos y jergas propias de sus disciplinas.

¿Y dónde entra MiDiabetes?



Como una forma de entregar un mejor servicio y ampliar su audiencia están abriendo nuevos canales temáticos. Y la semana pasada se contactaron conmigo para ver si me interesaba participar en el proyecto, obviamente en el nuevo canal de Diabetes.

No puedo negarme. Suelo criticar desde primera fila a los medios que le dan un tratamiento liviano a la diabetes. Suelo criticar los titulares efectistas que no hacen distingo entre diabetes tipo 1 o diabetes tipo 2. Entonces esta es una oportunidad de estar ahí mismo, colaborando, aportando con la experiencia y conocimientos por tantos años adquiridos.

Siento un tremendo orgullo porque alguien que no es del mundo de la diabetes se haya fijado en el trabajo que día a día y con mucho profesionalismo vengo realizando.
 Creo firmemente que mientras más canales serios existan en lo que se hable de diabetes, en los que el contenido tenga una base sólida, es mucho mejor para todos. 


Como dice el Manual del Guía del sitio web, la idea es justamente poner en palabras simples lo que hemos venido tratando ya por tanto tiempo. En algunas ocasiones tocaré temas que acá ya hemos visto (como justamente ahora, que estamos partiendo por lo más básico). Poco a poco, y estando atento a la respuesta de los lectores, abordaremos distintos temas.

Es un trabajo remunerado en función de las visitas recibidas. Debo cumplir con la entrega de textos y respuestas a los lectores que hagan preguntas.

Tranquilos. MiDiabetes es crónica y por eso no se acaba. Estaremos en los dos frentes, complementando información, potenciándonos, ampliando horizontes, llegando a más personas con el mensaje de sirmpre: con diabetes sí se puede.



¡Les espero allá también!

http://www.guioteca.com/diabetes/

La investigación de la Dra. Faustman, ¿una nueva esperanza para la cura de la diabetes tipo 1?

Dra. Denise Faustman.

Leí sobre la Dra. Denise Faustman por primera vez hará unos 8 o 9 años, dentro del contexto de esas noticias que llegan de pronto y dicen que por ahí un científico había curado la diabetes… en ratones.

Pasó el tiempo. De vez en cuando leía en qué estaba está científica, pero para ser honesto no le seguí mucho la pista hasta que una amiga que tiene un hijo con diabetes me llamó antes de un viaje a Estados Unidos. Quería preguntarme qué sabía de las investigaciones de esta doctora y luego a su regreso nos juntamos porque tenía que contarme lo que allá había sucedido. Eso fue hace por lo menos un par de años.

Y es que esa amiga terminó en el mismísimo laboratorio de la Dra. Fautsman y por esas casualidades, el destino quiso que fuera ella misma la que le explicara todo el protocolo para que su hijo postulara al enrolamiento de los pacientes que participarán en la Fase II del estudio que estaba llevando adelante.
Mi amiga venía tan entusiasmada que me regaló una fotocopias de unas hojas en donde con su puño y letra la Dra. Fautsman le explicó en qué consistían sus investigaciones y los pasos a seguir.
Acá pueden verlas…

Apuntes

Bueno. Luego de someterse a diversas pruebas, el hijo de mi amiga fue aceptado… Pero hasta el día de hoy no hay novedades en relación a cuándo comenzará oficialmente la Fase II.

Todo esto para introducir una noticia que surgió de la última reunión de la ADA en San Diego, Estados Unidos.

Los medios la titularon como una “nueva esperanza contra la diabetes”.

Vaya… Si la Dra. Faustman ya lleva más de 20 años de investigación en el campo de la autoinmunidad y más de 10 en el área de la diabetes… no sé que tan “nueva” pueda denominarse. En fin.

A saber, ella es Directora del Laboratorio de Inmunobiología del Hospital General de Massachusetts y Profesor Asociado de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard.

Lo que sorprende a los más legos es que a todas luces el tratamiento parece muy simple, toda vez que utiliza como “medicamento” una vacuna con décadas de antigüedad, de bajo costo y a la que tiene acceso la mayoría de las personas en todo el mundo, la vacuna del Bacilo de Calmette-Guerin (BCG).

En palabras simples, lo que la Dra. Fautsman y su equipo han conseguido en esta Fase I es “matar” las células del sistema inmune que destruyen las células beta en el páncreas.

En su presentación en la ADA, la doctora dijo que aún queda un largo camino por recorrer antes de que el tratamiento demuestre su utilidad contra la diabetes humana. “Es prometedor, pero esto no reemplaza a la insulina todavía”, agregó.

El ensayo de Fase I es el primero de un proceso de múltiples pasos requeridos por la autoridad americana antes de que los medicamentos sean aprobados para uso contra enfermedades específicas. Considerando que un ensayo de Fase I se centra por lo general en evaluar la seguridad de un medicamento, dejando a la eficacia para ser probada en la fase 2, Faustman dijo que su análisis mostró que los seres humanos no sólo se tolera el medicamento, si no que tuvo una respuesta positiva, muy similar a la observada en ratones de laboratorio, aunque en menor grado.

Haciendo historia, la Dra. Faustman y su equipo sorprendieron al mundo de la diabetes cuando hace 10 años anunciaron que habían curado la diabetes en ratones de laboratorio con la enfermedad avanzada. En aquella oportunidad los investigadores inyectaron a los ratones con un compuesto que estimula al cuerpo para producir el factor de necrosis tumoral, una molécula que destruye selectivamente las células inmunes.

En los experimentos con ratones también se utiliza una segunda intervención para reeducar a las células precursoras que dan origen a las células inmunes. Se trata de las células precursoras que eran de alguna manera “maleducadas” y reconocían a las células beta del cuerpo como “extrañas”, y por lo tanto las destruían.

En ese momento, los investigadores habían detenido el ataque del sistema inmune contra las células beta del cuerpo propio, pero creían que tenían que trasplantar células beta al páncreas agotado para restaurar la producción de insulina.

Para sorpresa de todos, los ratones comenzaron a producir su propia insulina, lo que indica que su páncreas, incluso después de haber estado “inactivo” por un tiempo significativo, fue capaz de regenerar las células necesarias para reanudar la producción de insulina.

Aunque esto fue recibido con escepticismo por la comunidad científica, los mismos resultados fueron replicados más tarde por otros laboratorios en el mundo.

La fase 1 de ensayos en humanos difiere de los experimentos con ratones de manera importante. Los investigadores que trabajaron con los ratones emplearon una estrategia que tenía dos caminos como vimos antes: utilizando un medicamento para eliminar las células malas del sistema inmune, llamadas células T; y una segunda intervención para destruir las células precursoras que les dieron origen. Debido a que en los ensayos de medicamentos sólo pueden probar un compuesto a la vez, la investigación en humanos sólo probará la droga que creen que afecta a las células T malas, pero no a sus precursores. Esto significa que si el tratamiento en última instancia resulta eficaz, será necesario repetir las dosis para prevenir un nuevo ataque al páncreas.

El ensayo de Fase I se utilizó una droga aprobada por la FDA similar a la utilizada en los experimentos con ratones, que fue para fines de investigación. En los ensayos en humanos, se utiliza la vacuna contra la tuberculosis Bacillus Calmette-Guerin.

Los investigadores administraron dosis bajas de BCG o un placebo a una docena de personas que tenían diabetes por un promedio de 15 años. La droga fue administrada en dos dosis, separadas por cuatro semanas, y se extrajo sangre semanal o quincenalmente durante 20 semanas. Se compararon los resultados con 90 muestras de referencia adicional. En conjunto, los investigadores examinaron más de 1.000 muestras.

La doctora Faustman dijo que la investigación demostró que el tratamiento con BCG mató las células T, el atacante del páncreas, y aumentó la propia protección del cuerpo frente a estas células. Debido a que los participantes del estudio tenían diabetes y su tratamiento incluía la insulina exógena a la hora de controlar su condición, los investigadores no pudieron medir directamente los niveles de insulina para ver si las células beta había reanudado su funcionamiento. Lo que sí hicieron fue medir los niveles de péptido C, un compuesto marcador que es producido por el páncreas cuando produce la insulina. Y lo que vieron fue un aumento temporal de niveles de péptido C en la mayoría de los participantes, lo que revela que su páncreas había iniciado al menos parte de la producción de insulina.

Si bien los resultados son prometedores, Faustman dijo que las investigaciones deben continuar. Por lo mismo es que están preparando un ensayo de Fase II que emplean a más sujetos de estudio para poner a prueba la dosis y la eficacia. Aunque el estudio todavía está siendo diseñado, Faustman dijo que los investigadores probablemente administrarán una dosis más alta de la vacuna BCG a los participantes con diabetes cada seis semanas durante 18 meses.
Se dijo que debido a que los participantes entrarán en el estudio en diferentes momentos, se espera que toda esta fase del estudio esté concluida en tres años.
Para la fase II se necesitan US$ 25.2 millones y hasta la fecha sólo tiene US$8.2 millones.

Como ven, es una nueva esperanza, pero tampoco como para entusiasmarse en demasía. Han pasado más de 10 años desde las primeras investigaciones, y como dice mi amiga que estuvo en Boston, todavía no comienza la Fase II… y se necesitan cuatro para que un medicamento postule a ser aprobado para uso en la población general.

A seguir atentos no más.

Fuente: http://news.harvard.edu/gazette/story/2011/06/new-hope-against-diabetes/

Más información en:
http://www.faustmanlab.org/

http://www.facebook.com/FaustmanLab