Month: octubre 2012

Registro, o cómo las glicemias suben casi sin darnos cuenta.

#glicemia para mostrar lo importante de saber lo que una pequeña desconexión de la #bombadeinsulina puede hacer.

A ver. Esto es así.
Hoy desperte a las 6:15. Sí, me sentía bajo.
Entre despegarme de las sábanas, apagar el despertador, encender la luz y medirme pasaron 10 minutos.
Me medí a las 6:25. La máquina marcaba 59 mg/dL.

Díjeme a mi mismo: “Mi mismo: vamos a mostrarle a todos los seguidores de MiDiabetes qué es lo que pasa cuando uno se desconecta de la bomba, sin haber hecho ejercicio ni haber comido nada antes”. “Ok mi mismo, hagásmolo” me respondí a mi mismo 😉 .

Pues bien. Sin ningún mareo ni nada parecido me fui a duchar luego de desconectar la bomba a las 6:28 minutos.
Luego de la ducha y antes de terminar de vestirme, a las 6:48 me estaba conectando de nuevo. Había estado 20 minutos sin infusión de insulina. Pero en el análisis estaba el que al levantarnos todos somos un poco más resistentes a la insulina, pues están muy activas las hormonas de contraregulación, como la adrenalina, el cortisol y otras, que nos ayudan a estar más alertas al comenzar al jornada, y esas hormonas hacen subir la glicemia.

Bajé a preparar el desayuno para la familia y cuando eso estaba listo, como hago siempre antes de sentarme a la mesa, me medí: a las 6:59 el glucómetro marcaba 71 mg/dL.
Ok. Como todavía era una glicemia un poco baja, tomé desayuno y luego de acabar me puse el bolo (dual, una parte en el momento y otra a lo largo de 30 minutos) para los alimentos que ingerí.
La glicemia post prandial de 108 dice que parece que está todo bien… Y bueno, me siento bien.

A lo que voy.
Son tantos los factores que inciden en nuestra glicemia, que en general no podemos dejar pasar ninguno a la hora de reflexionar por qué tenemos que glicemia que marca el glucómetro.

Para comenzar, mi glicemia del despertar está un poco baja. Y no es por la cantidad de hidratos de carbono que comí anoche. Creo que en el ajuste de las basales que hice hace un par de semanas para la madrugada me excedí un poco. Voy a bajar algunas UI de insulina en esos lapsos.

Segundo. Sin haber comido nada, sin haber hecho ninguna actividad física, una breve suspensión o desconexión de la bomba puede hacer subir la glicemia. Y es que es tan poca la insulina que tenemos circulando en el cuerpo quienes usamos bomba (recuerden que no hay una basal como la Lantus o la Levemir dando vueltas) que debemos estar muy atentos. Por eso siempre se habla del alto riesgo de una cetoacidosis por mal conexión de la cánula o la interrupción del suministro por otra razón. A estar siempre muy alertas entonces.

Luego está el cálculo correcto de los hidratos de carbono para ver qué dosis de insulina me voy a inyectar. Esa es la explicación de esa post prandial tan linda, tan dentro de rango… No hay otra pues luego del desayuno me subí al auto para ir a dejar a mi hijo al colegio y a mi esposa a su trabajo y de ahí, de vuelta al cuartel general de MiDiabetes otra vez, sin ninguna actividad física de por medio. Claro, eso lo hace más fácil 😉

Así es como lo hago todos los días. Mirando los números, analizando resultados. Hay días en que el análisis es más sesudo, hay días en que todo anda tan dentro de rango que no hace falta tanta reflexión. parece difícil, parece de nunca acabar, parece imposible de conseguir…

Pero se puede, sí se puede. Es cosa de proponérselo, hincarle el diente.
Anotar, anotar, anotar y sacar conclusiones, no hay otra forma por ahora. Y es eso estamos, cada día, todos los días, como desde hace casi 27 años.

Nota: recuerden que no soy médico y mis consejos o escritos no pueden sustituir la opinión de vuestro médico tratante.
Mis umbrales de sintomatología de hipoglicemia son más bien bajos. Con los 59 mg/dL, que fue la primera lectura que tuve esta mañana, en otra circunstancia quizás debería haber comido algún hidrato de carbono de acción rápida. Muchos de ustedes con 59 se sienten fatal… He sabido de personas con diabetes que han convulsionado con esa cifra. Entonces, por favor, entiendan este escrito simplemente como una experiencia personal, para compartir, que no implica que lo que a mi me funciona funcione igual para otro.