Month: noviembre 2012

En un mundo ideal.

En un mundo ideal todos los diagnósticos de diabetes tipo 1 no son por cetoacidosis, ni los de tipo 2 por una complicación asociada a una diabetes de larga data no diagnosticada.


En un mundo ideal todas las personas con diabetes tenemos acceso al mejor tratamiento según la evidencia médica disponible, y no debemos pagar extra por ello.

En un mundo ideal todos tenemos todas las cintas reactivas que necesitemos al día para medirnos la glicemia.

En un mundo ideal todas las familias tienen un papá, una mamá, hermanos maravillosos, abuelos y tíos compresivos que ayudan al niño que tiene diabetes. Nadie esconde la cabeza o delega su propia responsabilidad.


En un mundo ideal el adulto con diabetes no tiene que luchar contra los malos hábitos alimenticios de toda la gente que le rodea.

En un mundo ideal nuestros médicos son los mejores especialistas del mundo y el equipo de salud que les acompaña se preocupa no del paciente, sino de la persona que tiene diabetes.

En un mundo ideal, los pacientes de habla hispana que compartimos on line somos millones, tantos que tenemos una asociación que nos agrupa y potencia mutuamente, y recibimos a cambio una justa retribución que nos permite dedicarnos 100% a apoyar a otros y compartir la diabetes.

En un mundo ideal, los alimentos especiales para personas con diabetes no cuestan más que los llamados normales.

En un mundo ideal, la educación en diabetes es impartida por profesionales altamente capacitados.


En un mundo ideal, el apoyo de pares está plenamente establecido como parte de las medidas terapéuticas en el tratamiento de la diabetes.

En un mundo ideal las asociaciones de pacientes están en cada ciudad, pueblo o lugar en donde exista una persona que tenga diabetes y no sólo comercializan productos y agendan actividades sino que también defienden los derechos de sus asociados.

En un mundo ideal, todos los pacientes tomamos el control de nuestra diabetes y somos protagonistas de nuestro tratamiento.

En un mundo ideal todo tenemos el mismo nivel educacional y las diferencias económicas no existen.

En un mundo ideal nadie es discriminado por tener diabetes.


En un mundo ideal todos se cuidan para evitar las complicaciones que la diabetes mal controlada trae como consecuencia en el largo plazo.

En un mundo ideal las mujeres con diabetes no temen embarazarse teniendo diabetes porque siempre han tenido un muy buen control.

En un mundo ideal la salud de calidad es un derecho que beneficia a todos y no sólo a unos pocos.

En un mundo ideal las diferencias culturales entre países que llenan de mitos negativos la diabetes no existen.


En un mundo ideal nadie miente respecto de su diabetes si está postulando a un trabajo.

En un mundo ideal nadie oculta que tiene diabetes por temor a perder su trabajo.

En un mundo ideal todos los niños salen de su casa para ira al jardín infantil o van a la escuela y son aceptados por sus maestros y compañeros sin cuestionar si tienen diabetes o no.

En un mundo ideal las inequidades en salud no existen.

En un mundo ideal todos podemos hacer los ejercicios que queramos para estar mejor ya que tenemos tiempo de sobra para dedicarlo a eso y a estar con la familia.

En un mundo ideal, cuidarse ahora asegura no tener complicaciones en el largo plazo.

En un mundo ideal los adultos mayores con diabetes tipo 2 no le temen a la insulina.

En un mundo ideal ningún adulto le dice “pobrecito” a un niño con diabetes.

En un mundo ideal la familia completa entiende que el cambio en el estilo de vida, que incluye alimentación saludable y ejercicio regular, debe incluirlos a todos porque será beneficioso para su propia salud.

En un mundo ideal nadie nos dice: “Ah… Te dio diabetes por comer muchos dulces…”.

En un mundo ideal todos dicen diabetes y no “diabetis”.

En un mundo ideal ningún médico le dirá nunca a su paciente con diabetes: “usted sabe más que yo”.

En un un mundo ideal todo lo que leemos en internet es verdad.

En un mundo ideal no tenemos que preguntarle al mozo dos veces si la bebida que nos trajo es sin azúcar porque cuando se lo dijimos por primera vez entendió perfectamente a qué se debía nuestra petición.

En un mundo ideal la diabetes tiene una lógica irrefutable.

En un mundo ideal no existe la diabetes, de ningún tipo…



Porque queremos que aunque sea una parte de ese mundo ideal sea realidad es que trabajamos cada día.

Lo hicimos! Primer Flashmob por la Diabetes en Santiago de Chile.

Sin muchos recursos pero con entusiasmo y optimismo creo que conseguimos marcar un hito y ponernos a nosotros mismos, las personas que vivimos con diabetes, en primer plano.
El próximo año será más grande y para eso cuento con ustedes, porque yo me la voy a jugar para que sea tan o más memorable que este. Es un compromiso.

Agradezco también la colaboración de Tecnigen que nos apoyó con el lienzo y Novo Nordisk por las fotos y el vídeo.

No estoy feliz por tener diabetes, pero…

Todo lo que me ha sucedido teniendo diabetes me tiene muy contento.

Día Mundial de la Diabetes. Santiago de Chile, noviembre 2012

Bajo el inclemente sol de noviembre, el pasado domingo 11 nos reunimos poco más de 60 personas para realizar el Primer Flashmob por la Diabetes en Santiago de Chile, como celebración anticipada del Día Mundial de la Diabetes, que se conmemora cada 14 de noviembre.

Desde distintas y alejadas comunas del gran Santiago, y hasta desde Talca (ciudad ubicada a 255 Km al sur de la capital) llegamos hasta el frontis del Museo de Arte Contemporáneo, a un costado del Parque Forestal.

Pese al calor, el ánimo era de mucho optimismo, pero no puedo negar que yo tenía algo de nerviosismo. Pensaba que con suerte llegarían los más amigos no más a acompañarnos a mi esposa e hijo…


Pero no fue así. Familias completas, padres e hijos, glucolegas tímidos y solitarios, con las pololas otros, todos, cual más cual menos tenían ganas de participar en una actividad así, que nunca antes se había hecho.
La disposición para “engañar” a la cámara de vídeo y ensayar un par de veces antes daba cuenta de la buena onda que reinaba en el ambiente. La disposición para “engañar” a la cámara otra vez y bailar en serio tres veces a pleno sol me demostraba que no había espacio a las quejas y podíamos haber estado toda la tarde allí.


Y qué ganas de que eso hubiera ocurrido, pero ya habíamos cumplido con lo que era nuestra compromiso, bailar por la diabetes.

Y lo hicimos. Si bien todavía a esta hora no tengo el vídeo ni las fotos oficiales, lo que conseguimos ese día quedará para siempre en mi memoria y supongo que en la de quienes fueron los actores principales, ustedes.

Gracias por participar, gracias por estar ahí.
Gracias por demostrar el compromiso con la causa, con la causa de la diabetes que nos tocó.
Gracias por demostrarme que lo que hago vale la pena.
Gracias por asumir el rol de embajadores, porque somos nosotros los llamados a derribar mitos y alzar la voz. Somos nosotros los llamados a derrotar las estadísticas negativas y demostrar que sí se puede.

Les prometo que el próximos año haremos otro flashmob (a lo mejor lo hacemos antes) para seguir mostrándole al mundo que tenemos diabetes y eso nos impulsa a ser cada día mejores.




Primer Flashmob por la Diabetes en Chile.

Frashmob por la diabetes. Día Mundial de la Diabetes 2012.

El Día Mundial de la Diabetes es la campaña de concienciación sobre la diabetes más importante del mundo. Fue instaurado por la Federación Internacional de Diabetes y la Organización Mundial de la Salud en 1991, como respuesta al alarmante aumento de los casos de diabetes en el mundo. En 2007, Naciones Unidas celebró por primera vez este día tras la aprobación de la Resolución en diciembre de 2006 del Día Mundial de la Diabetes, lo que convirtió al ya existente Día Mundial de la Diabetes en un día oficial de la salud de la ONU.

El Día Mundial de la Diabetes es una campaña que presenta cada año un tema elegido por la Federación Internacional de Diabetes para centrarse en distintos aspectos relacionados con la comunidad internacional de la diabetes. Aunque las campañas temáticas duran todo el año, el día en sí se celebra el 14 de noviembre, para conmemorar el nacimiento de Frederick Banting, que, junto con Charles Best, fue quien concibió la primera idea que condujo al descubrimiento de la insulina en 1922.
Este año el lema es “Diabetes: protejamos nuestro futuro”.

En una conmemoración coordinada a lo largo y ancho del mundo se incluyen eventos deportivos, iluminación de azul de edificios y monumentos nacionales, charlas, ferias, exposiciones informativas, formación de círculos humanos para dar vida al logotipo del Día Mundial de la Diabetes (un círculo azul) además de flashmobs.

Actividades como los flashmob, bailes y coreografía grupales realizados en forma sorpresiva en lugares de pública circulación, buscan llamar la atención sobre la enfermedad que ya padecen más de 350 millones de personas.

Por lo mismo, para demostrar el compromiso de los propios pacientes con el cuidado, la educación y la prevención de la diabetes es que en Chile se realizará el Primer Flashmob por la Diabetes.

Cuándo: Domingo 11 de noviembre.
A qué hora: a las 17 horas.
Dónde: Frente a la fachada del Museo de Arte Contemporáneo, detrás de Museo de Bellas Artes, en Santiago de Chile.
Quiénes participan: A través de las redes sociales, y especialmente a través de MiDiabetes.cl se ha convocado a todas las personas que quieran adherir: pacientes, familiares, amigos, principalmente personas que tienen directa relación con la enfermedad.

En la oportunidad se grabará un vídeo y realizarán fotografías que luego serán subidas al sitio oficial de la celebración para compartirlas con todo el mundo.

Están todos invitados.

Y esta es la coreografía que vamos bailar! 🙂

Feria de la Diabetes en Clínica Santa María.

Programa Feria de Diabetes, Clínica Santa María de Santiago de Chile.

Para quienes desean asistir a la Feria de Diabetes de la Clínica Santa María de Santiago de Chile, este sábado 17 de noviembre, acá está el programa. Pueden hacer clic sobre la imagen para ampliar.
Recuerden que la actividad es gratuita pero deben inscribirse en los teléfonos 913 1050 – 913 1015 ó en el mail csepulveda@csm.cl. Los cupos son limitados.

Nos vemos allá 😉