Month: noviembre 2013

Lo hicimos!
 Día Mundial de la Diabetes 2013 por adelantado ;)




Día Mundial de la Diabetes 2013. Santiago, Chile.

Hace 27 años me dijeron que no habrían más chocolates, no habrían más dulces, tortas y helados. Hace 27 años me dijeron sin palabras que el futuro sería oscuro si no me cuidaba, sería negro, con mucha tristeza y dolor.

Aparte de que nada de eso se ha cumplido 😉 … 

Lo que no me dijeron fue que la enfermedad con la que me estaban diagnosticando me iba a dar la posibilidad de conocer personas maravillosas. Me iba a dar la posibilidad de compartirla con alegría y esperanza.

Pues para mi esas dos palabras, alegría y esperanza, resumen lo que sentí la mañana del pasado domingo 27 de octubre, ahí en el Parque Balmaceda, en la comuna de Providencia.



Acogiendo la invitación que hace la Federación Internacional de Diabetes, más de 120 personas entre pacientes de todas las edades, familiares y amigos nos dimos cita con la idea de compartir nuestra diabetes y dar un testimonio de unidad y alegría formando un gran círculo azul, que quedó en nuestra memoria tanto por haber sido parte de él, como por las fotos que hicimos.



Quiero agradecer a todos y cada uno de quienes estuvieron involucrados de una u otra manera en esto.

Gracias a Felipe y Leo, del Laboratorio Bagó, por las reuniones y los café que tuvimos, por confiar y por jugársela con el apoyo. Ustedes saben que sin esa colaboración no habría sido lo mismo. A la Vero también, que estuvo estoica ahí toda la mañana 😉



Gracias a la Fundación Diabetes Juvenil, que también convocó a través de sus redes.



Gracias al Gato Juanito y todo su equipo, por habernos dado momentos de tanta alegría.



Gracias especiales a la 13ª Compañía del Cuerpo de Bomberos del Santiago, en las personas del Comandante Mauricio Repetto Contreras y del Capitán Juan Carlos Zemelman Humbser, porque está claro que sin su colaboración la foto no habría salido como salió 😉


Gracias a mi esposa e hijo, por el apoyo incondicional y darle alas a mis locuras.



Y por supuesto gracias a quienes me mueven a hacer lo que hago: todos ustedes, los que no pudieron ir pero nos acompañaron en espíritu, y a los que asistieron e hicieron que me emocionara con su presencia. Gracias miles.



Emocionar, compartir, inspirar, dejar huella. En eso estamos.

¿Lo haremos otra vez en 2014?