La bomba de insulina debería estar en el AUGE.

En días pasados, les compartí acá mismo una publicación sobre las bombas de insulina y mi deseo (el de muchos) de su incorporación al AUGE.
La mayoría de ustedes sabe que uso la terapia con bomba de insulina desde 2006, con una interrupción de dos meses (los peores desde que fui diagnosticado creo, sin exagerar).
Hoy no cambiaría por nada esta forma que tengo de administrarme la insulina. Hoy no quiero volver atrás.
Yo se que podría volver a pincharme más de 150 veces en el mes… Yo se que podría resistir, quizás, las hipoglucemias a diario… ¿Pero por qué habría de hacerlo? ¿Por qué si la tecnología está disponible aquí mismo, en nuestro país? ¿Por qué si los expertos la recomiendan? ¿Por qué si la terapia ha probado ser efectiva? ¿Por qué si el uso de la bomba e insulina me ha brindado los mejores años de toda mi diabetes?

Soy afortunado. Cuento con los recursos para poder costearla, porque todos sabemos… No es barata.
Y ser afortunado (como los poco más de 500 compatriotas glucolegas que la usan) no significa que todo resulte fácil. Mantenerla no resulta fácil.

Y con la responsabilidad que me cabe el haber creado esta comunidad y brindarles el espacio a todos ustedes para que compartamos nuestra diabetes y aprendamos juntos, siento que llegó el momento de dar un paso más.
Llegó el momento de intentar algo más. Siento que se los debo. Siento que es justo que más personas puedan tener la opción de disfrutar los mismos beneficios que he obtenido yo al usar una bomba de insulina. ¿Por qué no?

Tenemos derecho a soñar un mañana mejor, tenemos derecho a exigir de nuestras autoridades un mañana mejor. Se trata de nuestra salud, de la salud de nuestros hijos.
¿Por qué las bombas de insulina deberían estar cubiertas por nuestro seguro de salud en Chile?

El *mayor estudio con bombas de insulina en población infantil arrojó que:

– La terapia de bomba de insulina comparada con las inyecciones de insulina en niños y adolescentes mejora y mantiene el control glucémico,
– Reduce las tasas de hipoglicemia severa, 
– Reduce la hospitalización por cetoacidosis,
– Reduce los requerimientos de insulina,
– Y todo esto sin comprometer el índice de masa corporal.

Estas conclusiones las podemos llevar a un gran concepto: mejor calidad de vida.

Por eso es que este martes 22 de septiembre, a las 19 horas de Chile, nos reuniremos en una marcha virtual en todas las redes sociales para iniciar nuestra campaña y pedir la Bomba de Insulina Al AUGE.

* Fuente: http://www.diabetologia-journal.org/files/Johnson.pdf

6 thoughts on “La bomba de insulina debería estar en el AUGE.

  1. Hola

    Hace 5 días mi vida cambió… Tuve que traer a mi hija de 12 años de urgencia a la clínica no sabía que le pasaba y nunca imaginé que fuese un coma diabético; hoy luego de que pasó el terror más grande que he vivido y tratando de aceptar que no fue mi culpa no notarlo busco información y redes para socializar; aún no comenzamos el tratamiento en casa y se que será un camino lento pero desde ya suscribo la petición para incorporar las bombas de insulina al auge.

    Suerte y gracias por la información

    1. Renato,
      no es fácil, pero se puede.
      Recuerda siempre esto: no están solos en esto. Habemos muchos que comenzamos el camino antes y estamos ahí, para ayudar a los que recién parten.

      Marcelo

  2. Por supuesto, que el GES debe cubrir el tratamiento mediante la bomba de insulina, Renato acércate al Fundación de Diabetes Juvenil, ellos me ayudaron harto cuando me diagnosticaron.

    Saludos

  3. hola les cuento mi hija Daniela tiene 12 años y fue diagnosticada el 1 de septiembre con diabetes tipo 1, se van a cumplir recien 3 meses y a sido muy dificil aveses me tira todo lejos me dice k ya esta aburrida de tanto pincharse y yo k no daria por poder decir le compro la bomba de insulina pero no tengo los recursos y me parte el alma no poder aserlo .porke uno como madre sufre mas k su hija .pero no pierdo la esperanza k el auge cubra la bomba de insulina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *