Archivo de la categoría ‘Bombas de Insulina’

Problemas de la diabetes… y un usuario de bomba de insulina.

Jueves, 31 de enero de 2013

La vida no es fácil… Aunque se esté de vacaciones.

Esta tarde antes de comer me medí… Y vaya sorpresa! 305 mg/dL marcaba el glucómentro. Estaba tan sorprendido pues había estado un poco bajo en la tarde, pero no me había sobre tratado, que no atiné de inmediato a hacer lo que la experiencia indica en una situación así: volver a medir. Y es que cuando casi no hay síntomas y el repaso mental indica que se hizo todo lo que se acostumbra a hacer, sin omitir inyecciones o comer de más, hay que buscar las causas y tratar de encontrarlas.

Acá está la consecuencia de la obstrucción del catéter... #diabetes #diabetestruobles #tipo1 #type1 #insulinpump #bombadeinsulina #insulin #insulina #cateter #catéter #glucómetro #glucometer #glicemia #glucemia #bloodglucose #test #hight #alta #hiperglice

Pues ya pensando con más calma me medí otra vez, pensando que las manos podían tener algún tipo de residuo de comida o que el glucómetro anduviera pensando ya en la samba del Carnaval de Río que pronto comienza por acá…

No. No estaba equivocado. 294 mg/dL marcó esta vez. Prácticamente la mismo, y dentro de los rangos de error que se aceptan (otro dedo, otra gota de sangre, otra prueba distinta a la primera).

Está bien… Sigamos pensando. Mientras me pasé el bolo para corregir y para cubrir los pocos hidratos de carbono que tendría mi cena (una ensalada liviana).

Hice el gesto para tomar mi bomba de insulina, giré, la miré y paf!!!!!
Ahí estaba la causa de la hiperglicemia, a la vista de todos: el catéter de la bomba estaba siendo presionado, y por lo tanto obstruido, por el clip que sujeta la bomba a mi cinturón. Ahí estaba la explicación para la hiperglicemia. La insulina basal no estaba pasando como es debido.

Esto explica una glicemia de 305 mg/dL. El catéter estaba siendo obstruido por el clip con el que llevo la bomba en el cinturón, impidiendo el paso de la insulina casi en su totalidad. #diabetes #type1 #tipo1 #problemasdeladiabetes #diabetestruobles #bomb

Lo que ocurre es que esta tarde nos quedamos en el departamento y dormí una pequeña siesta. Y para no tener problemas hice algo que no acostumbro: puse la bomba en el mismo lado en el que tengo la cánula en el cuerpo. Por lo general las uso en el lado contrario: si la cánula la tengo al lado derecho, pongo la bomba en mi cinturón en el lado izquierdo, y con eso el catéter (el tubo largo por donde va la insulina desde la bomba hasta la cánula que está insertada bajo la piel) queda completamente estirado, sin riesgo de enredos ni “atrapamientos” indeseados (¿les conté de las veces en los que ha salido volando todo al engancharse en la manilla de alguna puerta?).

Lamentablemente esta situación de obstrucción no es detectada por la bomba. Sólo detecta la nula infusión, lo que no era el caso pues debe haber quedado pasando una mínima cantidad…

Por lo que no queda otra cosa que estar atentos y seguir usando la bomba en el lado contrario, para seguir disfrutando las vacaciones.

La vida con bomba de insulina no es color de rosa.

Domingo, 23 de diciembre de 2012

Bajando... #diabetes #tipo1 #type1 #hiperglicemia #insulin #insulina #glucómetro #cosasdeladiabetes

Las últimas 24 horas han sido como en una montaña rusa… Y literalmente, porque yo en las montañas rusas me mareo y termino con náuseas… igual que ayer.

Por eso yo digo “antes de probar la terapia con bomba hay que conocer muy bien los pro y los contra”.

Este es uno de los contra: la cánula queda mal puesta (lo comprobé al sacarla, le había dado a un vaso sanguíneo dificultando la absorción de la insulina) y en pocos minutos, al no estar recibiendo la insulina al ritmo apropiado ya estaba con una hiperglicemia de aquellas.

Si ya teniendo diabetes y usando como tratamiento inyecciones con jeringas o lápices hay muchas variables que debemos tratar de controlar, con bomba se suman variables “mecánicas” que son críticas cuando una de ellas se hace presente negativamente.

Una cánula doblada, porque entró en una zona donde la piel era un poco más gruesa por ejemplo, o al aplicarla hicimos un movimiento que hizo que se desviara, va a hacer dificultoso el paso de la insulina, sobre todo el micro goteo basal.

Una cánula que da justo en un vaso sanguíneo va a provocar una mini hemorragia. Y esa sangre también va a afectar la forma en que se absorba la insulina, si es que no derechamente tapa la cánula y le impide el paso.

Un reservorio con más de un uso va a presentar mayor resistencia al pistón del motor que empuja la insulina para que salga.

Me explico: el reservorio es el depósito de la insulina en la bomba. Es como el cuerpo de una jeringa. Como las jeringas, tiene un tapón de goma que es empujado por el pistón, un “brazo” para que la insulina salga.
Muchas de las personas que usamos bomba de insulina, como medida de ahorro reutilizamos el reservorio. ¿Pero qué pasa? Al ir liberando la insulina, la cara interna del reservorio va quedando en contacto con el aire hasta que lo cambiemos o lo rellenemos. Y ahí también quedan restos de insulina, que se seca. Y cuando lo rellenamos, ese depósito en las paredes ofrece resistencia al émbolo. Entonces cuando se está usando la infusión basal, con microgoteos, se mueve muy poco. Y esto, lamentablemente el sistema de la bomba no lo detecta (como si lo hace con oclusiones importantes). Y el resultado es una hiperglicemia preprandial que no esperábamos.

Entonces hay que pensar que todas las piezas mecánicas pueden fallar por lo que hay que descartar que sea la cánula, el reservorio y hasta la misma bomba que presente una falla. Hasta pensar en que la insulina podría tener algún problema.

Finalmente, con elementos como jeringas y cartuchos de insulina de repuesto tanto para la nasal, como para los bolos de alimentación y corrección, podemos solucionar el impasse.

Pero para eso, hay que estar preparado.

No me parece.

Lunes, 18 de junio de 2012

No me parece que la legislación sanitaria chilena permita importar algunos insumos médicos y venderlos sin ningún control.

No me parece que se venda una bomba de insulina de reconocida calidad a través de portales de compra y venta de todo tipo de productos.

No me parece que se oferte una bomba de insulina publicando en páginas de redes sociales de grupos de pacientes, especialmente de provincia, aprovechando la falta de información de muchas personas.

No me parece que se induzca al error haciendo creer que se es el representante oficial de la marca cuando esa representación no existe.

No me parece que se ofrezca el envío por correo, aduciendo que leyendo el manual, en 20 minutos cualquiera puede aprender a usar la bomba de insulina.

No me parece que profesionales de la salud, en su condición de pacientes, avalen tal práctica y digan que no se necesita la ayuda de ningún médico.

No me parece que para justificar esta forma de venta se diga que “todas las empresas lo hacen”, porque eso no es verdad.

No me parece que se confunda a pacientes que están ávidos de probar algo nuevo que mejore su condición.

No me parece que no haya un protocolo médico establecido para realizar la instalación de esta bomba.

No me parece que se use el nombre de instituciones de salud pública para avalar esta tecnología.

No me parece que se atribuya rencor a mis comentarios por no usar el producto, pues lo que cuestiono es la forma de comercializarlo.

No me parece se use con un “sentido ético” material de otro laboratorio para avalar la venta de esta bomba, pues eso es simplemente robo de propiedad intelectual y un intento de validarse con el prestigio de otro.

No me parece que los propios pacientes que usan las redes sociales no sean capaces de cuestionar estas prácticas, y con su interés avalen algo que puede terminar atentando irremediablemente contra su salud.

No me parece que los propios pacientes digan que es más económica y ni siquiera se hayan sentado con una calculadora a proyectar el costo real de este tratamiento (costo no cubierto por el GES).

No me parece que luego de ver varios fracasos de la terapia con bomba por generar sobre expectativas se siga diciendo que la decisión es exclusivamente del paciente, y que si el médico no apoya, simplemente se cambia de médico.

No me parece que justo en el momento más delicado de todo el tiempo que llevamos siendo beneficiarios del GES, cuando se estudia la incorporación de la terapia con bomba de insulina y monitoreo continuo al tratamiento de la diabetes tipo1 luego de la publicación de las Guías Clínicas, por un manejo desprolijo por parte de un proveedor podamos ver naufragar el deseo que muchos tenemos hace tanto tiempo.
La verdad es que no me parece y no me podía quedar sin decirlo.

Marcelo González Guzmán

 

 

Nota:
En Chile al 18 de junio de 2012 existen tres empresas que tienen  la representación oficial de la marca de bombas de comercializan:
Alatheia-Medical, Bomba Dana de Sooil.
SP Medical, Bombas Medtronic.
Health Tech, Bomba Willcare.

Bomba de insulina y monitoreo continuo a la canasta GES de diabetes tipo 1.

Jueves, 10 de mayo de 2012

Bombas

Ya lo escribí antes y lo repito. Las redes sociales sirven para algo más que comentar el reality de turno.
Y la respuesta que conseguí por parte de los organismos competentes luego de hacer las preguntas apropiadas me lo reafirma.

Ya lo habíamos visto en el último Congreso de la Sociedad Chilena de Endocrinología y Diabetes de noviembre pasado en Antofagasta. 
La Dra. Francisca Ugarte presentó un resumen con las principales novedades que incluían la nueva Guía Clínica AUGE Diabetes Mellitus tipo 1. En su elaboración participaron destacados profesionales sanitarios e instituciones ligadas al tema.

Uno de los temas era la incorporación de la terapia con bomba de insulina y el monitoreo continuo de glucosa como parte del tratamiento. Eso sí, bajo condiciones claramente definidas en los protocolos.

Más que los detalles de cómo sería el procedimiento para la instalación de una micro infusora de insulina en el paciente, la pregunta que terminó instalándose al finalizar el panel en aquella oportunidad era cuándo sería realidad todo lo que veíamos como un tremendo avance. Pues bien, había que esperar a que primero se publicaran y de ahí que FONASA incorporara las nuevas prestaciones a su codificación.
Hace un par de semanas, revisando como hago siempre el sitio del Ministerio de Salud, me encontré con que las guías ya habían sido publicadas en diciembre del año pasado.
Y ahí, en las páginas 26 a la 31, como se dijo en el Congreso de la SOCHED está considerada la bomba y el monitoreo. Pueden leer y descargar el documento PDF acá.

Córcholis! Díjeme a mi mismo… ¿Qué pasa ahora? ¿Qué significa esta publicación? Dice que fue publicada en diciembre del año pasado… Entonces… ¿Cuándo podremos, junto con nuestros médicos, exigir que esto sea realidad?

 ¿A quién le pregunto? ¿A mi isapre, a mi médico, al Ministerio de Salud?..

Y vaya! Tenía frente a mi al destinatario de la interrogante.
Hacía poco había visto un par de twitts de FONASA y SALUD RESPONDE, cuentas oficiales en la plataforma de microblogs Twitter para comunicarse y resolver dudas.
Entonces, yo que me considero un e-paciente, un paciente empoderado gracias a las redes sociales, y con el ánimo de salir de dudas y poder comunicar aquello a todos quienes me siguen, pregunté vía twitter simultáneamente a FONASA y SALUD RESPONDE, quienes aparecen como los primeros en la cadena de instituciones que pueden dilucidar una consulta de este tipo.
Y vía twitter SALUD RESPONDE fue el primero en responder. Bueno, su respuesta no me gustó mucho pues lo que respondió fue que mejor llamara a su plataforma telefónica, al 600 360 7777…
Ok. No estaba para discutir así que lo hice.
Me atendieron muy amablemente. Como la pregunta era compleja de contestar (“Veo las guías clínicas de DM1 en el sitio del MINSAL y aparece la bomba de insulina… Me la cubrirán?”) me derivaron con alguien más calificado. 
El enfermero que me atendió sabía bastante bien la legislación vigente, pues lo primero que me dijo fue que “las guías son sugerencias y luego de la publicación de las mismas deben ser refrendadas en un Listado de Prestaciones Específicas”, que es un anexo del decreto del GES. Me dijo donde buscarlo en el sitio del Minsal y lo encontré fácilmente. Acá pueden verlo. Es un documento PDF también. Comprobé yo mismo que desde la página 61 a la 64 están las prestaciones vigentes para Diabetes Mellitus Tipo 1, en donde todavía no aparece el tema de las bombas y monitoreo continuo.

Entonces la primera respuesta es: mientras no aparezca en el Listado de Prestaciones Específicas la bomba de insulina no está cubierta, por lo tanto no se puede exigir.

¿Y cuándo se podrá exigir? pregunté de vuelta. Y el enfermero, al otro lado de la línea, fue muy honesto para decirme que esa pregunta era difícil de contestar, pero que hay plazos legales que deben cumplirse y que si bien él no manejaba esa información en ese momento, pensaba que quizás hacia fines de este año o durante el próximo.

No terminaba de agradecerle la excelente atención vía telefónica, que por lo menos me hacía quedar un poco más conforme en términos de saber plazos, cuando me llega la respuesta de FONASA vía twitter…
Ellos me decían que dado mi interés y la complejidad del tema me responderían al cabo de unos días en un mail con más información. Recuerden que twitter permite sólo 140 caracteres por publicación y esto iba para largo parece ;)

Pero ante mi sorpresa… así lo hicieron.
 Uno tiene la idea que todos los organismos del Estado son unos mastodontes burocráticos para moverse y responder frente a una consulta. Ha habido tan malas experiencias que se confía poco. Pero puedo dar fe, que al menos a mi me dejaron satisfecho con la respuesta y los plazos que se tomaron para darla.

Lo primero que aclara FONASA es que el infusor de insulina es un dispositivo médico, y como tal no está sujeto a codificación en los Aranceles de FONASA, ya que sólo se codifican prestaciones y prótesis, no insumos ni medicamentos. Entonces hablar que “estamos esperando que FONASA codifiqué la bomba” no es correcto. 

Por otro lado, me informan en el mail que efectivamente el Ministerio de Salud está llevando a cabo la actualización del GES (bueno, eso ya lo sabía), y que es un proceso que se realiza cada 3 años con el fin de estudiar mejoras que sean factibles de garantizar en el plan.
 Ahí es donde aparece el análisis de la bomba de infusión de insulina (recomendado por la evidencia científica) como posibilidad de ser garantizado, considerando entre otras variables la disponibilidad en el mercado y los recursos monetarios factibles de destinar para dicho fin.  

Claro, acá aparece el Ministerio de Hacienda al baile, pues son ellos, los que en base a la Ley de Presupuesto, se ponen con los fondos que se necesitan para financiar las prestaciones.

 El mail de FONASA es claro. Dicen que no todo lo incorporado (recomendado) en una Guía Clínica es garantizable, pues hay muchas variables a considerar, incluidas el total de las patologías cubiertas… Pero que si finalmente, luego de toda la revisión la bomba de insulina “es priorizada dentro de las mejoras para el conjunto de los problemas de salud AUGE, en julio de 2013 será posible contar con la garantía explícita de este dispositivo para el tratamiento de la Diabetes Mellitus 1”. Y es que en esa fecha entraría en vigencia en nuevo Decreto GES, que como hemos visto establecería la ampliación y/o modificación de las garantías actuales.

Entonces, más claro ponerle agua ;)

Las Guías Clínicas son sugerencias. Lo que vale finalmente es lo que parece publicado en el Decreto GES, el listado de prestaciones específicas.
Hoy la bomba de insulina y el monitoreo continuo están en las guías validadas y publicadas en diciembre de 2011, pero no están en las prestaciones todavía. Y el plazo para su posible incorporación vence en julio de 2013.

Es decir, no nos queda más que esperar no sólo a que el tiempo pase, si no que también que las autoridades que deben evaluar todos los antecedentes consideren que una terapia que en el presente aparece como más costosa que cualquiera otra, bien utilizada representa una disminución notable de las posibles complicaciones en el largo plazo. Y ahí estará el ahorro económico.

Hemos sido pacientes desde nuestro diagnóstico. Supongo que lo podemos ser por poco más de 12 meses. Y llegado el momento, preguntaremos en qué va el trámite.

A eso me comprometo y cuento con el aliado de las redes sociales :)

Alatheia Medical y el mercado de las bombas de insulina…

Viernes, 22 de octubre de 2010

¿Ahora a la ‘chilean way’?
Alatheia Medical

La semana pasada leí unas declaraciones del Ministro de Salud Jaime Mañalich con respecto al rescate de los 33 mineros de Atacama que precisamente ayer por la tarde me hicieron mucho sentido.

Él contaba que reunidos con los expertos de la Nasa que vinieron muy poco después del hallazgo del grupo para entregar algunas directrices sobre el trato en materia de salud en relación a su confinamiento, lo que más le había llamado la atención al Ministro fue el comentario que si los chilenos tuvieran protocolos para todo, como tienen en el llamado primer mundo, ya seríamos un país desarrollado. Porque los profesionales ya los tenemos… Y la tecnología se puede comprar. Es la forma de hacer las cosas lo que hay que cambiar.
Y eso fue precisamente lo que aplicaron: protocolos para todo, aún con el riesgo de llenarse de papeles… Pero para que llegado el momento de cualquier eventualidad, estuviera quien estuviera a cargo, se supiera qué hacer… porque el protocolo lo indicaría.

Y eso fue lo que vi ayer en el lanzamiento formal de las Bombas de Insulina Dana de Sooil en nuestro país, realizado en dependencias de la Fundación Diabetes Juvenil de Chile. Vi a una empresa que se toma muy en serio su lugar en el mercado. Una empresa que ha invertido tiempo y recursos en desarrollar un trabajo desde cero, armando protocolos para aplicar en determinadas situaciones y así ponerse al servicio de los pacientes. Pues como ellos mismos definen, “la bomba de insulina es un producto ético y como tal debe ser tratado: con cuidado, con resguardo de cada detalle, un producto en donde el servicio hace la diferencia”.

Creo que para quienes no sabían mucho de bombas, y para los que ya sabíamos algo también, la presentación de ayer fue una pequeña clase de repaso, en donde se respondieron las mayoría de la inquietudes que muchos tienen.

Conocer la tecnología desarrollada por Sooil, los fabricantes koreanos de la bomba Dana, puede sorprender a quien no ha leído mucho, pero además darse cuenta que estamos frente a uno de los mayores y más antiguos fabricantes de bombas de infusión de insulina del mundo no es menor.

Uno de los postulados de Alatheia Medical es que al igual que en los países desarrollados, la bomba esté disponible y sea accesible para la mayoría de los pacientes como una alternativa más, y que el factor precio no sea la primera barrera.

Por lo mismo es que luego de contarnos del sistema de trabajo, del protocolo de entrenamiento y entregar las características técnicas del producto dejaron para el final el tema de los precios. Alcancé a anotar que la Dana R, la top de línea, que incluye control remoto con glucómetro cuesta poco más de CLP$2.600.000.- y puede ser cancelada en 6 cheques, sin interés.

El otro modelo es más barato, (sin control remoto y CLP$1.800.000 aproximadamente) y queda abierta como política de up grade que quien compra el modelo más básico, al momento de optar al modelo superior debe cancelar sólo la diferencia del precio que tengan ambas en ese momento en el mercado. Los precios son por lanzamiento y mencionaron que estarán vigentes hasta fines de este año 2010.

Cualquiera de los dos modelos que se comercializan tienen un garantía de fábrica de 4 años.
Pueden ver en el MiDiabetes Lo Prueba respectivo, para más detalles.

Eché un poco de menos la nula mención de las desventajas del uso o los riesgos que lleva implícito el uso de bomba, como la cetoacidosis, pero imagino que los protocolos lo incluyen.

Ver pare creer. El papel aguanta mucho.

Si bien es cierto que Alatheia Medical tiene el aval serio de años de trabajo en el área de los insumos y equipos médicos, muchos de ellos de gran complejidad, no es menos cierto que el papel aguanta mucho y por más que al momento de la compra se firme un contrato en donde quedan establecidos los derechos y deberes por ambas partes, el papel aguanta mucho y habrá que verlos en la práctica cómo se manejan.

Ojalá nadie tenga que recurrir al protocolo de asistencia, sin embargo se agradece que hablen de un servicio 24/7 sin costo extra, pues quizás una de las mayores preocupaciones a las que nos vemos enfrentados quienes usamos bomba es un desperfecto inesperado un domingo en la madrugada. Y por más que se les preguntó sobre ese tema, tanto Rubén Kramarenko, Gerente General, como Pamela Hales, Representante Point of Care y Especialista en Diabetes hicieron hincapié en aquello.

Alatheia Medical apuesta por un protocolo exclusivo, en donde el foco de la atención es el paciente, y todas las acciones del equipo multidisciplinario tienden a entregarle todas las herramientas para sacar el máximo provecho de su bomba. Evaluación psicológica, apoyo de especialistas en nutrición, enfermería y contacto directo y estrecho con el médico tratante, recalcando que la bomba de insulina es una indicación médica, marcaron la presentación de una estrategia comercial potente hacia los pacientes.

Permítanme algo que puede parecer una arrogancia. Lo más fácil ya ha sido hecho: lanzar un producto de probada eficacia y calidad.  Ahora en base a los protocolos fijados, cumplir las promesas que se hicieron representa el mayor desafío, el que sólo con el paso del tiempo podremos evaluar.

Y les aseguro que dada la importancia del tema, estaremos muy atentos.

¿Acaso no es esa la “chilean way”?

Impresiones de una presentación

Viernes, 3 de septiembre de 2010

Cuando se usa la palabra “pero” después de una afirmación, siempre presto mayor atención.

SI alguien me dice que representa a la empresa que lleva más tiempo en el mercado, pero es la más cara, esa sola frase ya me pone un poco a la defensiva… A menos que me sobre el dinero y la verdad es que reciba lo mejor de lo mejor por lo que voy a pagar.

En fin.

La presentación que hizo ayer por la tarde SP MEDICAL, representante exclusivo de Medtronic en Chile, comenzó con una breve “historia” de la diabetes, con algunos de los hitos más importantes para introducir el tema de las bombas como algo que se origina en la década de los 60 del siglo pasado y se establece ya con fines comerciales hacia los 80.

En 2009 se estimaba que en el mundo, el total de pacientes con diabetes tipo 1 que eran usuarios de bombas se encuentra en torno a los 400 mil.

Se informa que hay recientes estudios que demuestran la conveniencia (con una reducción significativa de la HbA1c) del uso de terapia con bomba de infusión de insulina asociada a monitoreo continuo de glucosa, que es lo que la Paradigm Veo viene a ofrecernos.

La oferta concreta de Paradigm Veo es presentarse como la primera bomba de insulina con monitoreo continuo de glucosa y mecanismo de suspensión automática de infusión de insulina en caso de hipoglucemia.

Hubo una larga enumeración de las características de la Paradigm Veo… Tantas cosas que llegaban a marear… Y eso que soy usuario de bomba.
Dosis basal mínima de 0,025 U/H, alarmas predictivas, opción de ver los bolus omitidos y un largo etcétera

En vista de lo variado del público asistente, creí pertinente que fuera aclarado el perfil del paciente potencial usuario de bomba… Y lo pregunté.

Pues la respuesta que me llevé me sorprendió: no pueden usarla pacientes con problemas psiquiátricos. También se dice que aquellos pacientes con poco dominio de la tecnología tampoco pueden usarla, aunque cualquiera se maneje con un teléfono móvil puede hacerlo. Y pare de contar.

Yo esperaba escuchar una descripción más médica. O bien una que responda a estas preguntas:

¿Estás listo /a para estar “conectado” a un aparato que le diga a la gente que tú tienes diabetes?

¿Tienes expectativas realistas? Es decir, no es una varita mágica que resolverá todos tus problemas con las glucemias.

¿Te sientes cómodo /a con la tecnología y la mecánica del funcionamiento de una bomba?

¿Estás comprometido a controlar tu glucosa en sangre por lo menos 4 veces al día, si no más, aunque tengas monitoreo continuo?

¿Estás comprometido a resolver problemas usando la comprensión del manejo de la insulina, los hidratos de carbono y los niveles de actividad física entre otros factores?

¿Tu equipo de salud, médico, enfermera, está familiarizado con las bombas infusoras de insulina?

Me habría gustado una presentación más ordenada, pues cuando se comienza a hablar de bolo wizard, bolos duales y cuadrados sin hacer una previa introducción a la forma de la terapia, sin mencionar que usa un único tipo de insulina para basales y bolos, se cae en una espiral de confusión de la que cuesta salir.

Pero había que aterrizar la presentación.

¿El costo? US$ 5.600. más iva Y el Transmisor Mini Link Real Time US$800.-

El upgrade para la gente que ya tiene algún otro modelo de Paradigm significa el 50% del costo de la nueva Paradigm Veo. Es decir se entrega el modelo antiguo y se cancela la mitad del precio para recibir la nueva. No se si hay condiciones en cuanto al modelo o los años de funcionamiento de la bomba antigua.

Los insumos se venden directamente en las oficinas de SP MEDICAL y en la Fundación Diabetes Juvenil de Chile, tanto en su sede central de Santiago, como su filial de Viña del Mar.

Extrañé no escuchar ninguna alusión a las desventajas de la bomba. Y si bien la lógica es que se potencie la venta, no es menor que por ser una materia bastante desconocida en el país, la oportunidad para enseñar fue desperdiciada.

No me gustó escuchar que si tenemos un problema un viernes en la tarde, sI el asunto se puede resolver por teléfono se hará… SI no, hay que recurrir a la insulina basal y a la ultrarápida que según SP MEDICAL, todos los diabéticos, usemos o no bomba, debemos tener en nuestra casa. O sea, para SP MEDICAL la diabetes tiene horario de oficina…

Voy a averiguar cómo opera Medtronic en el resto del mundo pues me parece poco serio que pagando lo que se paga, si hay una falla en un aparato electrónico te sugieran inyectarte hasta Lantus o Levemir, con lo que cuesta ajustar esas terapias.

Hubo mucho énfasis en la tranquilidad que este aparato le entrega a los padres de hijos pequeños, sobre todo durante las noches… Y estoy 100% de acuerdo, pero nunca se mencionó el riesgo constante de cetoacidosis ya sea por una obstrucción de la cánula u otra razón.

La sensación con la que salí es que si no compro esta bomba estoy out… Y la verdad es que yo por lo menos no necesito monitoreo continuo.

Y da la impresión que Medtronic en Chile no tiene o no quiere vender otro producto.

Por lo mismo es que creo que en Chile nos hace falta con urgencia una alternativa para elegir, pues como hay un solo actor, estamos sujetos a su arbitrio y a su estilo de hacer las cosas.

Y eso, no me gusta para nada.

(acá les dejo una nota que hice sobre bombas hace un tiempo)

La vida con DM puede ser más fácil.

Martes, 24 de agosto de 2010

Extras: Toallitas.

Este es un dato para mis amigos “bomberos”, es decir aquellos que usan bomba de insulina y también para aquellos padres que tienen a sus hijos con insuflon.

Y es que sabemos que a veces se necesita un refuerzo en el adhesivo con el que estos elementos se adhieren a nuestra piel.

Hace un tiempo les hablé en un MiDiabetes lo prueba justamente de las bondades de estas toallitas de alcohol y de los adhesivos y removedores.

La nota merece una actualización pues ayer me llamó un amigo para decirme que ya no las vendían donde acostumbrábamos a comprarlas.

Lo pude verificar llevándome una desagradable sorpresa, no sólo por la forma en que me respondieron si no también por la razón que me dieron: “es que esas cosas no tienen mucha salida…”. Pero cómo! dije yo, si ya no tienen stock es justmente porque las vendieron todas…

En fin. Tranquilo no me quedé y llegué al proveedor oficial en Chile.

Se trata de Comercial Kendall Chile, que con el nombre de Covidien las distribuye.

Me atendieron muy amablemente en el teléfono y me dieron los valores de las cajas de las toallitas de alcohol ($2000 más iva las 200 unidades), de las Skin Barries Wipe ($5000 más iva la de 50 unidades) y el removedor ($7500 más iva de 100 unidades).

Ellos están ubicados en Rosario Norte 532 piso 12, Las Condes, Santiago, teléfono 640 3200 y atienden entre las 8 y las 17:30 para venta al público.

Un dato para tener en cuenta.
:)

No puede ser otra cosa que el sitio… de inserción.

Jueves, 4 de febrero de 2010

Claro. Dos glicemias seguidas sobre 200 mg/dL, con corrección incluida, me dice que mejor cambio el sitio donde está inserta la cánula.

Anoche estaba un poco bajo (68 mg/dL) luego de algunos jueguitos en la Wii de mi hijo (pasar de la casi inactividad, a moverme descoordinadamente para tratar de mejorar mi record en el Tenis de Mesa virtual ha sido una interesante experiencia provocadora de hipoglicemias, jejejeje). Me corregí con cuatro tabletas de glucosa (16 hidratos de carbono en total) y me dormí sin medirme.

Glucemias

Esta mañana, a las 7:32, al levantarme tenía 114 mg/dL. Nada mal, pero soy exigente, habría preferido no pasar de los 90 a esa hora.
Al desayuno, 37 hidratos de carbono y la máquina dice 3.5 UI. de insulina. Ok.
Ya a las 9:30 tenía síntomas de hiperglicemia. En mi caso, algo de sed, pero por sobre todo naúseas. La glicemia marca 203 mg/dL a las 9:50 hrs. La bomba me dice que la corrección es con 0,4 UI. Como pienso que me quedo corto sumo 0,2 UI más, o sea 0,6 en total.

Glucemia

Poco más de media hora después los síntomas de la hiperglicemia se mantienen… Me mido… 205 mg/dL. No hay variación a pesar del bolo de corrección. Pienso en cuándo cambié la cánula y fue recién el lunes a medio día: o sea han pasado justo 72 horas. Pero a mi las cánulas han llegado a durarme 6 días. Bueno, supongo que el clima más caluroso, el sudor y esas cosas me están afectando.

Cambio la cánula a pesar que a simple vista el sitio luce bien.

Nueva corrección aprovechando la cánula nueva. Esta vez la bomba me sugiere derechamente 0,8 UI. Lo apruebo y vamos para adentro.
Una hora después me controlo y ya estoy en 145 mg/dL. Un nuevo chequeo para ufanarme nada más y ya estoy normal ;)

Glucemia

Supongo que era el sitio. Tres días en verano parece ser la norma. Habrá que gastar cánulas no más, no queda otra.

Charla sobre bombas en la FDJ. Mi Twitteo del 03.09.2009.

Viernes, 4 de septiembre de 2009

Está es la transcripción de lo que escribí hace un rato.
No hay edición ni nada… Así salió. Cuéntenme qué les parece para ver si seguimos haciendo esto en el futuro o no sirve para nada.

Estamos con problemas con el proyector del auditorio, como es inalámbrico… El pc de los charlistas como que no se conecta.
Don César Velasco, presenta la charla… Aunque el proyector todavía no funciona :(
Algo de historia. Las máquinas de hace 20 años que estrujaban el dedo…
Pero las bombas de insulina ya existían…
Don César pasa el aviso pidiendo plata, aportes para la FDJ…
Hay cerca de 60 personas en el auditorio.
habla Carlos Stutz… Dice que son los únicos en Chile con bomba.
Medtronic es una de las empresas más grades del mundo en este tema.
Habemos cerca de 15 usuarios de bomba en el auditorio.
Será una charla abierta a usuarios y no usuarios.
Carlos, el gerente de ventas de Tecnika, la empresa que trae la bomba a Chile, dice que es un feliz usuario.
Dice que hay que saber usar la bomba que es la mejor herramienta para el tratamiento de la DM.
Un papá pregunta cuánto mejora la A1C?
Carlos dice que no mejora si ya tienes una buena A1C
Sí mejora la calidad de vida.
Comienza Mieco, de Sao Paulo, habla portuñol, es deducadroa en diabetes por más de 20 años, 7 años en bombas.
paciente más pequeño de ella 2 meses… Más viejo, 78 años.
No hay indicación por edad, sino por disposición e indicación médica.
la expo durará entre 20 y 30 minutos luego preguntas
Qué es una bomba? Una herramienta de aplicación de nsulina.
Es una computadora, nada más.
Muestra una foto de 1966, la bomba era una mochila.
En 1983 se aprueba como terapia, no experimental.
La terapia con bomba es la más segura porque no hay error.
Explica lo que es la bomba + catéter y cánula que envía insulina personalizada en forma subcutánea: 0,05 U cada vez.
Una unidad de insulina es una unidad muy pequeña… mientras la bomba envía 0,05.
Es terapia intensificada que usa sólo una insulina: ultrarápida.
Sólo usa análogo de insulina ultarápida, que es la más fisiológicamente parecida a la real.
La bomba tiene la posibilidad de entregar distintas cantidades de basales de acuerdo al día. Se puede programar hasta 48 basales diferentes.
Así se puede programar basales distintas en las mañanas, en las noches, etc.
La bomba es absolutamente personalizable, y siempre entrega microdosis.
A la bomba se le agrega además la lectura de la concentración de glucosa en subcutáneo: intersicial.
Sistema integrado abierto: el transmisor lee cada 5 segundo la glicemia y envía cada 5 minutos el promedio de la glucosa.
Esto se encuentra en las Bombas modelos 522 y 722.
El sensor, un filamento de oro, tiene glucosa oxidasa para hacer la lectura de la concentración de glucosa.
La diferencia entre glicemia capilar y glicemia intersicial es que cuando al gente tiene varianción muy alta de glicemias…
los valores difieren mucho. Cuando hay estabilidad, la diferencia es mínima.
Acá lo destacable es la ESTABILIDAD, ya sea glicemia normal, alta o baja…
Cuando uno parte con bomba, es muy inestable, por lo que no es recomendable el monitoreo.
Por eso es que el que parte con las dos cosas tiene muchas alarmas…
Lo importante del monitoreo es mirar el gráfico, la tendencia es lo que debe importarnos.
El monitoreo contínuo trabaja junto a la glicemia capilar.
Este producto casi lleva dos años ya en el mercado.
En latinoamerica no hay más de 300 pacientes con Real Time.
Los niños lo usan contínuamente…
pues es la seguridad para la familia.
pregunta el público: La máquina no piensa?
No. es el paciente el que toma la decisión. Por eso es un sistema abierto.
preguntan por qué el trasmisor no dura mucho?
Es que la tecnología es muy sofisticada… y tiene una vida útil de… UN AÑO!!!!!!!!! no más…
Ufffff: Gastar más de 500 lucas cada un año.
Carlos interviene uydice que no quieren hablar del precio… para eso se contactan con el product manager después.
Preguntan desde qué edad se recomienda la terapia?
Mieco dice que es una INDICACION MEDICA…
Personas con inestabilidad glicémica, gente que tiene el fenómeno del alba muy marcado, niños que necesitan poca insulina…
El lápiz de Novo sólo da hasta 0,5 U… La bomba puede dar 0,05… Y hasta 0 U según el caso.
La bomba tiene indicación médica y el paciente tiene que ser proactivo., hay un perfil de paciente.
Aparecieron los “niños símbolos” para dar ejemplos que la bomba la pueden usar niños… muy inquietos.
Ahora los niños símbolos comenzaron a ser adultos… gente con más de 40 años de DT1.
Una señora no la usa y hace hipos sin síntomas…
un señor le responde que usa la bomba y le va fantástico.
Mieco dice que para las mujeres en edad avanzada… es mucho mejor por el envío personalizado de insulina.
Una mamá con un chico debutando hace un mes le pregunta a otra la experiencia de un año con bomba.
Habla un papá de un chico que usa bomba desde 2006… ya va a la universidad…
Pero tuvo que suspender el uso por alergía…
Los papás dan su testimonio.
Problemas con cánulas es lo más común.
Preguntan si la máquina mide cetonas. No. No está disponible. (debería usar el Optium Xceed)
La característica más importante de la Bomba Paradigm es el bolus wizard.
Bolus Wizard calcula bolo alimenticio, bolo de correción e insulianactiva.
eso es gracias a la programación donde está el perfil del paciente: rango glicémico del paciente, sensibilidad a la insulina…
ratio: insulina/carbohidratos.
la bomba hace una sugerencia: y el paciente acepta o no, acepta o corrije.
Bolos Wizard, con la característca del insulina activa es lo que hace la diferencia pues calcula la insulina activa y asi evita la hipo
…por sobrecorrección.
La terapia con bomba es terapia intensificada: basal + bolos.
Los bolos pueden cambiar en los tiempos del envío de la insulina.
Ideal para comida en latinoamerica: bolo dual, usado para grasas.
En USA son 420 mil usuarios de bombas.
Eso es para demostrar la seguridad de la terapia.
Carlos las cagó!!!!
recomendó sacarse la bomba cada tres meses!!!!!!!
recomendó sacarse la bomba cada tres meses!!!!!!!
para usar jeringas….
Mieco le dice que NO!!!!!!!!!!!!!!
Ufffffff!!!!!!!
Carlos sacó esto a colación porque el fin de semana “lo llamó un amigo” que tenía un problema… y él le recomendó usar jeringas y Lantus.
Cierto. Mieco recomienda que todos quienes usan bombas deben tener insulina y jeringas en casa.
Hay reportes que cánulas han fallado.
Carlos recomienda que se hagan los reportes.
La vida útil de la bomba depende del motor: según el uso 10, 15 años.
Mieco dice que tiene dos pacientes desde el 92 con la misma máquina.
Según Carlos, ellos funcionan en horarios de oficina… Así que si la bomba nos falló en find semana… cag… os…
preguntan cuánto dura la garantía 4 años.
Carlos dice que la instrucción formal dura un día…
Y eso se cumple para luego ir a la consulta del médico.
Se pregunta cuánto dura el post venta… Porque al principio era genial, pero después no.
Carlos dice que Juan Pablo y Lisete hacían pega que no deberían, la pega de médicos…
(Veo que Carlos acusa a ex colaboradores que no pueden defenderse)
Se comprometen a tener en la FDJ el software para descargar los datos.
Otra vez Mieco: no hay problemas con la temperatura, hasta 40ºC.
Hay más problemas con los lápices.
En la playa si que hay que tener más cuidado.
Ah…Recomendación: usar pilas Energizer.
Mieco anuncia charla para el próximo mes en sus nuevas oficians en Santiago, en ENEA.
Carlos se despide y dice que no se va a arrancar por si alguien quiere hablar con él.
Se termina y Mieco atiende consultas personales.