Medtronic

La FDA aprueba la bomba de insulina MiniMed 670G de Medtronic.

Bomba de insulina MiniMed 640 G de Medtronic.

MiniMed 640 G de Medtronic.

El título del comunicado es claro: “La FDA aprueba el primer aparato automatizado de entrega de insulina para diabetes tipo 1”.

Y la redes hirvieron. Hablaron nuevamente de páncreas artificial y cosas así.

Pero aclaremos un poco.

El texto del comunicado comienza diciendo que “la FDA de los Estados Unidos ha aprobado la MiniMed 670G de Medtronic, sistema híbrido de asa cerrada, el primer dispositivo aprobado por la FDA que pretende controlar automáticamente la glucosa (azúcar) y proporcionar dosis de insulina basal adecuadas en las personas de 14 años y más, con diabetes tipo 1”.

Eso es.
La única alusión que se hace al “páncreas artificial”, está en el tercer párrafo en donde dice “El sistema híbrido de asa cerrada MiniMed 670, a menudo referido como un “páncreas artificial”, está destinado a ajustar los niveles de insulina con poco o ninguna interacción del usuario. Funciona mediante la medición de los niveles de glucosa cada cinco minutos y de forma automática administra o no insulina. El sistema incluye un sensor que se acopla al cuerpo para medir los niveles de glucosa debajo de la piel; una bomba de insulina atada al cuerpo; y un parche de infusión conectado a la bomba con un catéter que proporciona la insulina. Mientras que el dispositivo ajusta automáticamente los niveles de insulina, los usuarios deben activar manualmente las dosis de insulina para contrarrestar el consumo de hidratos de carbono (comida).”

Mi definición.

Efectivamente la FDA ha aprobado la MiniMed 670G, para personas con diabetes tipo 1 mayores de 14 años.
La bomba de insulina MiniMed 670G de Medtronic es un avance importante respecto de los modelos que teníamos hasta ahora, pues a la detención predictiva de la infusión de insulina en el modo basal en caso de hipoglicemia (bomba 640G, disponible en Chile), suma el aumento de esa misma infusión basal en caso de que la glicemia suba por sobre el objetivo establecido. Además usa el renovado Sensor Enlite 3, más preciso que el actual.
La idea es simple: buscar estar la mayor parte del tiempo en el objetivo de glicemia deseado. Suena simple, no? Es lo que todos queremos.

Sabemos que hay iniciativas particulares, que apelando al conocimiento informático y de salud de personas calificadas, uniendo algunos gadgets han conseguido lo mismo y más incluso, creando un “páncreas artificial”.
¿Entonces donde está el valor de lo que vemos publicado incluso en la prensa no especializada? En que es el primer sistema así que se ofrece a nivel comercial, con los estudios pertinentes y las garantías que cualquier persona y profesional de la salud exigiría en términos de seguridad para el paciente.

¿Y por qué se habla de “sistema híbrido”? Pues porque todavía en este modelo 670G hay funciones que son dependientes del usuario, como lo son ingresar manualmente la cantidad de hidratos de carbono que se van a consumir en determinado momento, o la actividad física que se está realizando.
Sabemos que en diabetes no siempre 2 + 2 suman 4. Son muchas las variables involucradas, y es imposible hoy que un aparato electro mecánico supla lo que nuestro cerebro debe hacer cada momento de nuestra vida con diabetes.

Por supuesto que todos nos alegramos. Es una muy buena noticia que la agencia reguladora en los Estados Unidos le de su aprobación (sorpresiva por los plazos que siempre se manejan). Pero hay que poner muchas cosas en la balanza y ser cautelosos.

Medtronic anunció que espera poder comenzar a comercializar la MiniMed 670G en la primavera del hemisferio norte, por lo que faltan unos meses todavía para que eso ocurra.
La misma FDA le pidió a Medtronic más estudios en niños de entre 7 y 13 años.

Mientras eso sucede, seguimos atentos a las noticias que el desarrollo tecnológico y de nuevos fármacos nos están trayendo todos los días.

Fuentes:
http://www.fda.gov/NewsEvents/Newsroom/PressAnnouncements/ucm522974.htm

http://www.medtronicdiabetes.com/blog/fda-approves-minimed-670g-system-worlds-first-hybrid-closed-loop-system/

 

/Marcelo González.

Medtronic Diabetes Advocates Forum 2016 #MedtronicDAF

(O el Foro de Activistas de la Diabetes de Medtronic 2016)

Ahí estuve.
Este era el cuarto encuentro de este tipo en el que Medtronic, fabricante de bombas de insulina entre otros insumos médicos, invita a un grupo de pacientes con diabetes, empoderados, activos en las redes sociales, para intercambiar opiniones, contarles algunas de sus novedades y recibir de primera fuente retroalimentación de cómo están haciendo su trabajo, o cómo es percibido.

Para mi, es un focus group más honesto: conversamos directamente con ejecutivos claves en la compañía y no nos guardamos nada. No nos invitan para que les digamos que lo están haciendo fantástico, eso se los aseguro.

Fue justamente este evento en 2014, al que los pacientes de Latinoamérica no fuimos invitados pues estaba reservado solo para pacientes de los Estados Unidos, el que originó las reuniones que hemos venido teniendo como #diabetesLA (diabetes en Latino América). 
En aquella ocasión, hicimos las quejas vía redes sociales, pues nosotros veíamos que teníamos los mismos méritos para ser invitados que los asistentes que allá estaban. Nuestro reclamo fue escuchado y dos meses después se tradujo en nuestra primera reunión, a fines de marzo de 2014, en Ciudad de México.

De izq. a der. Bianca, Brasil; Tanya, Puerto Rico; Mariana, México; Carolina, Colombia; y Marcelo, Chile.

De izq. a der. Bianca, Brasil; Tanya, Puerto Rico; Mariana, México; Carolina, Colombia; y Marcelo, Chile.

Me enteré que había sido invitado este año durante mis pasadas vacaciones, en enero. Y no me sorprendió.
La modestia no es mi estilo, lo saben 😉 Creo que a lo largo de estos ya más de 10 años participando activamente en internet y luego en las redes sociales, tengo un espacio ganado tanto en el mundo “on” como “off line” de la diabetes.

Mi relación con la industria se basa precisamente en lo que Medtronic y otros laboratorios del área buscan: colaboración, respeto, honestidad, y que todos ganemos.



Llegar a Los Ángeles desde Chile no es fácil. Es un viaje largo, generalmente con una escala. Más de 12 horas de vuelo, seguro.
Así que medio “destruido” llegué el miércoles 13 por la mañana, con 4 horas más en el cuerpo, pero 4 menos que en Chile en el reloj de pulsera.

Durante el resto del día fueron llegando los otros participantes, para reunirnos todos hacia el final de la jornada en una cena de bienvenida, que sirvió para poner voz a muchas caras conocidas a través de la web.
Breve presentación, y cena para compartir nuestras primeras impresiones entre nosotros y con ejecutivos claves en la atención al paciente. Excelente apuesta!
Luego, ir a dormir temprano (aunque mi cuerpo ya me decía que era la 1 AM) para iniciar la jornada del jueves a las 6:45 AM, pues tendríamos un día lleno de conferencias y conversaciones.

Y así fue.

Comenzamos la serie de presentaciones.

Conocimos al jefe de la recientemente creada Oficina del Paciente. Vaya novedad novedosa. Esperamos que con el correr del tiempo la importancia de esa oficina se note en cambios reales en las formas en las que Medtronic se relaciona con el paciente, pues está claro que el trabajo no termina el día que venden una bomba de insulina, ese día debiera comenzar una relación que para perdurar debe ser alimentada de permanente comunicación.
Porque si solo se tratara de apretar botones, todos podemos hacerlo; pero llegar a sacarle verdadero provecho a una bomba de insulina requiere mucho más que eso. Y la asistencia y acompañamiento es vital.




Somos una audiencia especial. Los pacientes empoderados invitados a este evento, estamos un paso adelante que otros, por iniciativa propia. Por eso no es fácil vendernos cualquier idea. Somos críticos y buscamos debajo del agua.
No estamos ahí porque seamos lindos o le caigamos bien a Medtronic. 


“La atención centrada en la persona, la diabetes es un trabajo arduo, oportunidades para conocer mejor las necesidad de los usuarios”… Sí, es bonito, muy bonito en una presentación. 
Es muy bonito escucharlo en los cuarteles generales de la compañía, en el primer mundo, en Los Ángeles, USA… 
Pero y qué pasa más al sur del continente, donde a nosotros más nos interesa…
En verdad, ¿qué pasa desde México hacia abajo, hasta llegar a Chile? 
La queja recurrente es que todo lo que oímos como ideal, salvo honrosas excepciones, no ocurre en nuestro países. Lo bueno es que Medtronic ya está consciente de aquello y está trabajando para solucionarlo.

¿Saber que la nueva MiniMed 670G tendrá una infusión basal automática las 24 horas y se prepara su envío para aprobación a la FDA? Ya lo sabíamos.

¿Saber que se viene una nueva generación de sensores Enlite? Ya lo sabíamos.
¿Nuevo dispositivo 2 en 1: sensor y cánula para disminuir pinchazos, con 7 días de duración? Ya lo sabíamos.

¿Saber que Medtronic firmó una alianza con IBM para manejo y análisis de todos los datos de los pacientes? Ya lo sabíamos.
..

Con esto no quiero menospreciar el contenido que nos compartió Medtronic.

Fue un buen resumen de lo mucho que leemos a diario, fragmentado, desde muchas fuentes. Pero ahora lo recibimos contextualizado y acompañado de buenas explicaciones por parte de los ponentes. Ya vendrán los detalles particulares en una próxima entrega.

El grupo de blogueros invitados, con representantes de USA, Canadá y Latinoamérica.

El grupo de blogueros invitados, con representantes de USA, Canadá y Latinoamérica.

Claramente reunir a poco más de 20 blogueros de USA, Canadá y Latinoamérica hace que las posturas sobre sus necesidades sean muy diversas. Hay temas transversales, sí; pero cada individualidad le aporta sus matices. Tenemos realidades distintas en todos los países… Y mientras el tema del acceso se vuelve común (acceso a bombas en condiciones favorables para todos), cuando en algunos casos ni siquiera se tiene acceso a insulina las peticiones de bombas parecen ser completamente extemporáneas. ¿Cómo nivelar esas diferencias? Con trabajo y más trabajo colaborativo.

Y con una actitud positiva.
Porque si nos vamos a frustrar con cada adelanto que nos muestra Medtronic en los que está trabajando, y usamos el argumento: “pero es que en mi país no hay acceso…”, pues mejor no asistimos a este tipo de eventos y nos enfocamos nada más en hacer algo por nuestros glucolegas en nuestro propio territorio.


Entonces, debemos mirar con buenos ojos la alianza de Medtronic con IBM. Porque como la diabetes es una enfermedad de datos y su manejo, llegará el momento en que el sistema, analizando toda la información que le entreguemos, podrá predecir una hipoglicemia con 3 horas de anticipación, y podremos evitarla.

Cómo no va a ser relevante saber los esfuerzos que se hacen para acercar la terapia a los pacientes con diabetes tipo 2, que pueden obtener grandes beneficios con el uso intensivo del monitoreo continuo por ejemplo.

O saber de los acuerdos que se están llevando adelante en el Reino Unido, China o México para mejorar el acceso de la población de pacientes.
A estar atentos, porque de ellos ya muy pronto tendremos noticias.



La experiencia me indica que la mayoría de las veces, en estos eventos es más importante lo que ocurre tras bambalinas que en una presentación formal.


La oportunidad de conocernos en persona, de reencontrarnos con los amigos con los que iniciamos y ya recorremos un largo camino siempre es bueno.

La oportunidad de dialogar con quien es el responsable del diseño de un software, hablar de usabilidad, de oportunidades para mejorar, quejarnos directamente por lo que consideramos es deficiente, no se tiene todos los días.

Esta “línea directa” que abre Medtronic es un canal fantástico para ayudarles a cumplir parte de su misión: transformar el cuidado de la diabetes para una mayor libertad y una mejor salud. Y no debemos desaprovecharla.

Agradezco eso. Agradezco la invitación, agradezco el espacio para ser escuchados y escuchar. Agradezco el poder compartir con pares, iguales a mi, apasionados en hablar de diabetes y hacer cosas por la diabetes, por la nuestra, por la de todos. Personas a quienes la diabetes nos ha unido en la búsqueda de una mejor calidad de vida.


La jornada finalizó con el compromiso de apoyar dos campañas de defensoría, una para el mercado de USA, y otra para diabetesLA, lo que para nosotros significa un gran logro. Por lo mismo es que de eso les hablaremos más adelante.

Regreso a Chile cansado pero feliz. Con la certeza que hay mucho por hacer. 
Pero eso nos mueve siempre, el desafío de levantarse cada mañana y tener otras 24 horas para lograr los más felices números del mundo.


Marcelo González G.

MiDiabetes



Nota: como lo dije en Twitter y Facebook, Medtronic pagó mi viaje, incluido el alojamiento, las comidas y la Coca Zero… Pero mis opiniones nunca han estado en venta.

Mi hemoglobina glicosilada: de 12.4 a 5.8%.



En agosto de 1994 yo tenía 8 años con diabetes y 12.4% de hemoglobina glicosilada (HbA1c). Tuve que conocer a quien sería mi esposa y madre de mi hijo para darme cuenta lo mal controlado que estaba. 


21 años después seguimos más juntos que nunca con Tamara, mi hijo tiene 17, pero ya no tengo 12.4% de HbA1c.
¿Cómo es posible que en 8 años desde que fui diagnosticado con diabetes tipo 1 nunca me pidieron una HbA1c?
 Eran otros tiempos… No había tanta información… Que yo no supiera quizás podía justificarse, pero ¿y los médicos?

21 años después tengo, por segunda vez, 5.8%.

Si bien es cierto que mantengo HbA1c bajo 6.6 desde 1995, luego que me apliqué, que me involucré activamente en el control de mi diabetes, está cifra de 5.8% debe ser de las que me tiene más contento. 
Y no necesariamente porque sea la más baja, si no porque es el resultado de un trabajo muy minucioso.

La gente que no me conoce lo suficiente suele decir con la primera información: “Ah… Es que tú usas bomba, por eso tienes esa hemoglobina glicosilada”.


La verdad sea dicha: tengo hemoglobina glicosilada bajo 6.6% desde 1995, usando insulina cristalina y NPH, con lápices y jeringas, con unas 4 o más mediciones de glucemia al día.

Yo comencé usar la bomba de infusión de insulina en noviembre de 2006. En ese momento yo tenía 6.1% de HbA1c.
Y lo que más recuerdo cuando se presentaron las bombas de insulina en Chile, fue lo que me dijo Mieco Hashimoto, Enfermera Educadora en Diabetes de Medtronic (que vino a dar una conferencia): “Marcelo, la bomba no va a mejorar mucho tu HbA1c, pues ese valor ya está bien. Lo que puede hacer es mejorar tu calidad de vida. Hará que el resultado de tu HbA1c sea consecuencia de un mejor control glucémico, con menos variación, menos altas y bajas seguidas, con más estabilidad”.
 Y tenía toda la razón.

Mi anterior 5.8% fue producto del uso del Monitoreo Continuo Dexcom. Con él aprendí muchas cosas.
 Y este 5.8%, debo atribuirlo en gran medida al uso de la bomba de insulina MiniMed 640G, de Medtronic.
 Porque antes de ella estaba en 6.1. Pero venía con muchas hipos largas… Sostenidas por la noche. Lo que me llevaba a comer para compensarlas y se me pasaba un poco la mano. Inestabilidad glucémica era la constante. Es que también había dejado de usar el Dexcom.


Pero tampoco nos engañemos.
Cuando uno inicia un tratamiento nuevo, o da un paso adelante en el que ya tenía, hay una motivación extra que nos puede llevar a tener buenos resultados, con cierta seguridad. 

Estoy usando una bomba nueva, quiero sacarle el mayor partido, me aplico, aprendo harto, estoy atento, me controlo más, me fijo muy bien en lo que como, hago un buen conteo de hidratos de carbono… Y zas! Los resultados llegan. 
Es que hay que ser rigurosos.


Pero… No podemos negar que la tecnología ayuda.

Si hasta he bajado tres kilos sin hacer ejercicio extra! 

La tecnología Smart Guard de la nueva bomba de insulina MiniMed 640G funciona. A mi me funciona!
 Yo era un poco escéptico al respecto. Los sensores de Medtronic no tienen tan buen resultado como los de Dexcom, eso es un hecho científicamente comprobado. Además, la forma de aplicarlos, muy traumática a mi juicio, tampoco ayuda mucho.


Pero me acostumbré. Porque me di el trabajo de ser paciente y de encontrar la zona en mi abdomen en donde funcionan mejor. Y estoy obteniendo muy buenos resultados.

Además, con una variabilidad glucémica reducida (no hay tantos altos ni bajos), el sensor anda más preciso.



Debo agradecer la fortuna de vivir en esta época y también tener la oportunidad de usar esta tecnología hoy. 


Pero siempre con la esperanza de que lo mejor está por venir.

¿Cuánto marcará mi próxima HbA1c? Espero que menos de 5.8%.

Estar al día y compartir experiencias hace bien.

 

En la conferencia del Dr. Adrián Proietti.

En la conferencia del Dr. Adrián Proietti.

El pasado martes 2 de diciembre asistí a una charla del Dr. Adrián Proietti, Endocrinólogo del Hospital Italiano de Buenos Aires. Él vino a Santiago de Chile invitado por Medtronic Diabetes.

El mail que me llegó decía que la actividad era solo para usuarios de bombas. Eso ya me hacía mucho sentido pues sin menospreciar las charlas a las que he asistido antes, siempre eran invitaciones generales, y la disparidad de conocimientos de los asistentes hace que por lo general la conferencia tome rumbos muy caóticos.

Esta vez, por lo menos en el papel se veía auspicioso.

Y no me equivoqué. No tanto por lo que pude aprender, si no porque en mi caso fue como un refresco de cosas ya sabidas, un nuevo orden de conceptos que de tanto repetirlos en el día a día, parece que se vuelven irrelevantes… Y cuando se trata de diabetes ¡mucho es relevante! Pero también por haber presenciado una charla muy entretenida, por la forma y por el conferencista.

La idea era hablar sobre los beneficios del uso de la bomba de insulina, el monitoreo continuo y como sacarle más provecho.

Siento que con una charla como esta (y espero que vengan más), Medtronic está pagando una deuda que tiene con nosotros, los usuarios de bombas en Chile. Nosotros compramos la bomba, recibimos la capacitación, nos la instalamos y salvo para la solución de problemas puntuales o la compra de insumos, no hay más capacitación posterior, continua, con cierta regularidad, que apunte a que el paciente use este aparato con todas sus funcionalidades en su propio beneficio.  Bien por ello!

Al entrar al auditorio y sentarme en la primera fila, por un momento me sentí  un poco desconcertado. Había varias alarmas de bombas que sonaban y no sabía si era la mía… Eso no me suele ocurrir 😉

Con el Dr. Proietti recorriendo en todo su largo y ancho el escenario, imagino lo difícil que debe ser para un médico dictar una conferencia a pacientes, pues por lo general, los pacientes quieren respuestas individuales a sus problemas. Y esta vez no fue la excepción. Sin embargo, el doctor fue muy cauto y respetuoso cuando la pregunta tocaba temas muy específicos de tratamiento que deben ser discutidos en forma individual por el paciente y su médico tratante.

Es que desde el comienzo, el Dr. Proietti dejó en claro que los asistentes podían interrumpirle con consultas o comentarios…

Y así fue. Lo que no es malo, aunque a mi juicio eso atentó contra la fluidez de la exposición.

Puede que yo esté mal acostumbrado, pero prefiero los formatos en que primero se expone y luego se pregunta, pues a veces el mismo desarrollo de la exposición va despejando dudas. Además, se pueden acotar mejor los tiempos y así no tener que saltarse diapositivas para cumplir con los plazos acordados.

Me encantó la exposición. No me pude aguantar y se lo comenté a la persona quien tenía al lado ese día. Es que en Chile no estamos acostumbrados a tener un expositor como el Dr. Proietti, porque las instancias que existen son pocas, y porque me da la impresión que médicos como él hay pocos. Algunas clínicas y hospitales lo están haciendo con sus pacientes. Lo que me parece fantástico. Pero acá también estaba presente el tema de la diversidad: sí, todos con bomba, pero con muy distintas experiencias, que finalmente se terminan compartiendo, ya sea en los comentarios o en el momento de la despedida, con el intercambio de algún teléfono o mail. Eso también es muy positivo. Era el “Club de Los Bomberos”, que tanta falta nos hace.

Me encantó que el Dr. Proietti (y así se lo hice saber al final de la conferencia) se haya tomado el tiempo para fijar el contexto en el que se desenvuelve el tratamiento de la diabetes con insulina hoy en día. Decir en público que debemos considerar algunas cosas que no hacemos como en la naturaleza ocurren es afirmar de entrada que el manejo de la diabetes no es nada fácil, y quizás para los más academicistas puede resultar hasta riesgoso. ¿Será capaz el paciente de entender lo que está escuchando? Yo creo que hoy somos capaces, estamos preparados para eso y más.

Me pareció magnifico que dijera que en una persona sin diabetes, el mayor porcentaje de la insulina producida en el páncreas se va vía vena porta al hígado, y es desde ahí en donde opera cumpliendo su función de metabolizar los azúcares… ¿Y dónde ponemos la insulina nosotros? En el tejido subcutáneo, con lo que ya tenemos una barrera que atenta contra la eficacia de su efecto. Claro, los laboratorios saben eso, y sus formulaciones tratan de sortear ese obstáculo.

Pero es importante entender que eso es así, esa es la realidad.

Y lo mismo pasa con los sensores continuos de glucosa, que miden en el líquido intersticial (el que está entre las células), que no es lo mismo que medirla directamente en la sangre endovenosa

Y ni hablar de los tiempos de acción de la insulina. Quienes usamos insulina en multidosis o bombas hemos comprobado en más de una vez que la insulina ultrarápida no es tan “ultra”, ni tan rápida. Que en el tiempo que demoran en hacer efecto intervienen muchos factores. Entonces no es lo mismo inyectarse para una comida partiendo de una glucemia de 100 que de 200… No es lo mismo inyectarse justo antes de comer que unos minutos antes o unos minutos después. Y no es lo mismo inyectarse una pocas unidades, que sobre 10, porque a mayor cantidad, más lento el inicio del efecto y más prolongado en el tiempo.

SI bien el desarrollo en lo últimos años es muy relevante, debemos aprender a lidiar contra esas adversidades mientras la tecnología no avance más rápido.
Y para eso tenemos que aprender mucho.

¿Cómo solucionamos eso? Con algunas guías que hay por ahí (y que deberán ser manejadas por los médicos para compartirlas con sus pacientes) y con el ensayo y error que ya todos conocemos, que es finalmente la mayor fuente de nuestro conocimiento.

Claro, resulta más simple y toma menos tiempo dar una tabla para inyectar insulina según glicemia con hidratos de carbono fijos por comida, que enseñar conteo de carbohidratos, sensibilidad a la insulina y relación insulina carbohidratos.

Que los pacientes logremos entender eso, y lo incorporemos a nuestro diario vivir, a nuestro bagaje de variables que debemos considerar al momento de decidir cuánto inyectar, en qué momento inyectar o cómo y dónde inyectar, a mi juicio es tremendamente importante, es un salto cuantitativo.

Quizás para algunos sea todo muy complicado, y prefieran quedarse con instrucciones o conocimientos más básico. Pero no temo equivocarme al afirmar que el paciente que sabe más vive más y mejor, y los estudios lo demuestran.

Incluso el doctor mostró una investigación canadiense que midió la precisión del conteo de carbohidratos y la variabilidad de glicemia en adultos con diabetes tipo 1, donde en el 63% de las comidas los pacientes subestimaron el conteo de carbohidratos*. S e equivocaron! Y habían sido instruidos en esas materias!
Es decir, la educación continua se hace necesaria. Y si no podemos tenerla porque nuestros proveedores sanitarios no la entregan, debemos buscarla por nuestra cuenta, las excusas no sirven. Para un paciente crónico educarse en su enfermedad es una obligación.

Entonces escuchar a un médico hablar de esta forma a pacientes no hace más que hacerme sentir afortunado. Pues el Dr. Proietti también vino a hablar con colegas de él y espero que algo de la pasión que pone en su labor diaria para con sus pacientes se les contagie.

Con el Dr. Adrián Proietti.

Con el Dr. Adrián Proietti.

Más allá de las materias técnicas del manejo de una terapia, lo que vi fue a un profesional sanitario comprometido con el cambio, que no teme cambiar paradigmas añejos  (“el tratamiento con NPH para pacientes con DM1 está obsoleto”, dijo el doctor).
Vi a un profesional que no vino a hacer apología de la bomba. Reiteró más de una vez que lo que él decía aplicaba para múltiples dosis o bombas de infusión de insulina.
Vi a un profesional que ha aprendido que comunicarse de esta forma con los pacientes es parte de una revolución, y es parte de la terapia.
Vi a un profesional que descubre que llegar a conectarse de verdad con los pacientes mejora su calidad de vida y aunque muchos no lo crean,  es posible.

 

 

* http://www.diabetesresearchclinicalpractice.com/article/S0168-8227(12)00391-9/abstract

¿Hablemos sobre bombas de insulina desde Punta Arenas?

Hablemos sobre Bombas de Insulina desde Punta Arenas.

Hablemos sobre Bombas de Insulina desde Punta Arenas.

Haciendo uso de la tecnología disponible, queremos que todos los interesados en el tema de bombas de insulina se conecten y participen desde toda Latinoamérica, especialmente Chile.

¿Qué haremos?

En el marco del Congreso de la SOCHED al que estaremos asistiendo en la austral ciudad de Punta Arenas, realizaremos una transmisión en streaming de video, a las 19:30 del jueves 6 de noviembre (hora local) para hablar de bombas de insulina.

Desde lo más simple a lo más complejo, qué es y cómo funciona una bomba de insulina, quienes la pueden usar… Hasta los bolos duales y cuadrados, sus pros y contras.

Todo lo que siempre quisieron saber y no habían podido preguntar sobre bombas de insulina lo trataremos de responder con un panel de expertos: una médico especialista en el manejo de bombas, una usuaria avanzada, paciente con diabetes tipo 1; y una representante de Medtronic, que nos entregarán sus conocimientos y opiniones para que ustedes se informen.

Ya lo saben, la invitación está cursada. Anoten en su agenda el día y la hora, porque la cita es frente a la pantalla y conectados a las redes sociales.

Queremos que ustedes sean verdaderos partícipes de este evento por lo que desde ya pueden comenzar a dejar sus preguntas directamente acá, en los comentarios de esta publicación.

Y sigan atentos porque pronto les estaremos entregando más detalles.