Glucemias

Ni buenos, ni malos. Ni feos, ni bonitos… Solo números.

…hasta que haces algo con ellos.

“Que feos números”. Sólo eso dice uno de los comentarios en la foto que subí ayer a la página de Facebook de MiDiabetes.cl con mi hiperglicemia de 312 mg/dL. La misma foto que ven acá arriba.

Cuando decidí contar parte de la historia de MiDiabetes en las redes sociales, cuando decidí compartir con todo el que quisiera saber qué me ocurría en el día a día con mi diabetes y así aprender juntos, lo hice con el convencimiento de que esta exposición podría servir a otros como inspiración, como ejemplo, como muestra de lo que es realmente vivir con diabetes.

Si bien la idea ha sido siempre mostrar un lado positivo y optimista, no puedo ocultar la realidad que nos toca vivir y que también tiene su arista amarga.
Dias de felicidad y de desgano, días de trabajo y de descanso, celebraciones y lamentos… De todo ha habido. Porque de eso se trata la vida.

Y ha habido números altos, números bajos y números en rango. Porque les insisto, acá no hay glicemias buenas o glicemias malas.

Muchas veces al mostrar muchos números en rangos ideales, luego he compartido uno más alto agregando que es para demostrar que “de verdad, tengo diabetes”, jajaja.

Así, con un lenguaje amigable hemos ido construyendo una relación de respeto, responsable, en donde nadie juzga sin preguntar, en donde nadie da recetas mágicas porque sabemos que cada individuo es único, en donde todos queremos aprender de todos, porque si no es ese el objetivo, mejor cerramos el boliche.

Entonces no puedo más que atribuir a un descuido el comentario de la foto de ayer.

Pero atención, que esos comentarios son los que llevan a los niños a mentir con sus glicemias. Comentarios como ese llevan a muchos a no hacerse el examen. Esos comentarios hacen que los adolescentes entren en mayor rebeldía con su diabetes. Esos comentarios, a veces dichos incluso por profesionales de la salud, llevan a los pacientes mayores a evitar pincharse el dedo: si más encima les duele el pinchazo en el dedo dicen, para qué se lo van a hacer si los van a regañar por el número que mostró el glucómetro.

Yo les voy a seguir mostrando todas las glicemias que quiera, con números altos, bajos o en rango.

Pero recuerden que ese número por sí solo no sirve de nada. Ese número adquiere valor cuando nos mueve a una acción, cuando nos mueve a buscar la explicación y así corregir lo que haya que corregir o mantener lo que haya que mantener.

Ahí es donde una glicemia puede ser buena o mala digo yo.

Hagan que todas las glicemias sean buenas: desde la más baja, hasta la más alta, úsenlas para tomar una decisión que cambie el rumbo de su diabetes, como hacemos muchos día a día.

Dextrostix

Esta imagen va con dedicatoria.
Así como algunoscuando se van a medir la glucemia dicen: “me voy a hacer un heamoglucotest”, Rossana manda al Vito, su hijo, a hacerse un “Dextro”…
¿Y de dónde viene esa expresión? De acá. Del Dextrostix, que vio la luz en 1964! y se usó por muuuuchos años. Necesitaba por lo menos 30 microlitros de sangre para cubrir la zona reactiva (los glucómetros actuales usan entre 0,3 y 0,6 microlitros).

Destrostix