Actualidad

Diabetes Experience Day, tan lejos… tan cerca.

El pasado sábado 7 de abril se realizó en Barcelona la quinta edición del Diabetes Experience Day (DED), un encuentro en donde se busca dar voz a los pacientes, poniendo en relieve las novedades que han surgido así como escuchar testimonios de vida en primera persona.

Tuve la oportunidad de participar como asistente en las dos primeras ediciones, que se realizaron en Valencia en 2014 y 2015, y esta vez fui invitado a subir al escenario. Se me brindó la posibilidad de estar con dos increíbles profesionales, el Dr. Ignacio Conget y la Dra. Cintia González. A ambos ya les conocía desde antes, hemos compartido eventos “diabetiles” alrededor del mundo en más de una oportunidad, aunque con Cintia la relación de amistad es más cercana. Por lo mismo es que cuando recibí la invitación con la propuesta para participar por parte de Ángel Ramírez, el ideólogo y cerebro del gran equipo que está detrás del DED, no dudé en responder afirmativamente.


Creo que el valor principal de un evento de estas características es la de reunir en un solo lugar, en una sola jornada (que se hace corta), a muchas personas implicadas en la diabetes, que de otra forma es muy difícil que se reúnan: pacientes, profesionales sanitarios (no tantos como esperaríamos), asociaciones de pacientes y la industria. Quizás hace falta que la autoridad sanitaria también se haga visible, desconozco si habría alguien del ámbito local, pero sería muy significativo que también ahí estuvieran.

En estas cinco ediciones la esencia del DED no ha cambiado , y quizás ahí está su fortaleza. Vemos presentaciones individuales, entrevistas con un diálogo fluido, entretenidas. Escuchamos de primera fuente lo que se está haciendo en investigación. Está la oportunidad de conocer de voz de la industria sus novedades.
Lo que yo le critico es la casi nula participación del público asistente con los ponentes cuando están arriba del escenario. Se habla de participación con preguntas a través de la App, de conversaciones luego en los pasillos, pero eso no es lo mismo… Quizás la idea de que sea una especie de programa de TV, en donde los tiempos están muy marcados, hace que se pase por alto lo que debiera ser la esencia del un evento como este: la interacción entre todos los actores.

Y justamente porque no me gusta caer en lo mismo que critico, es que no puedo emitir un juicio detallado del evento que viví en vivo y en directo, eso sería injusto. Es que tuve muchas conversaciones con muchas personas durante ese día y apenas pude ver completas dos ponencias. El resto, entrando y saliendo del auditorio y la zona de exposición.
Viajar más de 10 mil kilómetros y no conversar con quienes querían intercambiar un par de palabras conmigo era de muy mal gusto 😉

Desde acá agradezco a los organizadores por la invitación, por la posibilidad de estar arriba del escenario, y por la oportunidad que me brindaron para reencontrarme con amigos entrañables y conocer en persona a varios tantos más con los que la interacción en redes es diaria, que la distancia no es barrera.


Para Meritxell, mi agradecimiento infinito, y tú sabes por qué.

Les dejo a continuación los vídeos de mis dos participaciones.

Y recuerden que en el canal de Youtube del Diabetes Experience Day están todas las ponencias por si se las perdieron.

 

(Crédito fotografía: Diabetes Experience Day)


 

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *