Medtronic Diabetes Latino
Ir al sitio de Novo Nordisk
 
Siempre MiDiabetes.
Logo MiDiabetes Síguenos en Flickr! Síguenos en Youtube MiDiabetes en Instagram Síguenos en Facebook! Twitter de MiDiabetes Ir al home Síguenos en Twitter! Síguenos en Flickr! Síguenos en Facebook!Síguenos en Youtube Volver al Home
Ir a la Portada La Actualidad Saber de Diabetes MD lo prueba Consejos Ponte en Contacto
Quién está detrás de MD Anda a los Enlaces Ir a Algo de Ntrición Diabetes y AUGE - GES El Blog de MD Términos de Uso
shim

ver por qué Mi Diabetes quiere la publicidad Ir al sitio de Novo Nordisk Publicidad ver por qué Mi Diabetes quiere la publicidad
Novo Nordisk Ir al sitio de Novo Nordisk Dexcom G4 Platinum

Volver
shim
shim
shim
                                        MiDiabetes lo prueba: Bomba de insulina MiniMed 640G de Medtronic, un salto al futuro hoy.




18.06.2015. Por Marcelo González.

Compartir


MiniMed 640G

Qué difícil resulta para alguien como yo, acostumbrado a compartir con ustedes la mayoría de las cosas que suceden con mi diabetes en las redes sociales, tener que cumplir un compromiso que justamente toca ese punto. “Marcelo, te queremos entregar la nueva bomba de insulina 640G para que la pruebes, pero debes firmar un compromiso de confidencialidad: no puedes publicar nada al respecto hasta el 18 de junio”. Eso ocurrió el pasado 23 de abril en las oficinas de Medtronic en Chile. Y lo cumplí.

Por lo que ya llevo exactamente 57 días hasta hoy, 18 de junio, usando la nueva bomba de insulina MiniMed 640G, que ya está en Chile y esta semana se lanza oficialmente tanto a profesionales de la salud como a pacientes.

Así que por fin llegó el momento de compartirles algunas de mis experiencias.
Ya lo saben. Acá no hay rigor científico, no hay análisis exhaustivos de datos.
Estas son las vivencias y experiencias del día a día, y mis sensaciones de uso.

Para comenzar, recibí de parte del Medtronic Chile, sin costo durante el período de prueba, el kit completo para usar la MiniMed 640G, es decir:
- Bomba de insulina.
- Transmisor Guardian 2 Link.
- CareLink - USB (dispositivo para conectar la bomba al computador y descargar los datos), y
- Tres cajas de sensores (5 sensores en cada caja, cada sensor tiene una duración de 6 días. En estos 57 días llevo usados 12 sensores).

Las cánulas y reservorios (al ser las mismas que usaba en mi bomba anterior) son las que ya tenía en mi stock de una compra previa.


Le había estado siguiendo la pista a la MiniMed 640G desde que se anunciaron sus primeros estudios (un par de años a la fecha por lo menos), y con más interés desde que en Ciudad de México, en marzo del año pasado, la misma gente de Medtronic nos contara detalles de ella.
Y ya la veíamos más cerca cuando a principios de este año se instaló en Australia la primera a nivel mundial, y por un error de prensa se informó como si fuera la instalación del “primer páncreas artificial”.
Hace menos de un par de meses que ya está en Europa y ahí aparecieron algunos blogueros que compartieron su experiencia vía redes sociales.

Entonces, muy rápidamente la tenemos disponible en Chile, como ha sido una constante en los lanzamientos que ha hecho Medtronic de un tiempo a esta parte. No olvidemos que ocurrió lo mismo con la Veo, que a pocos meses de ser lanzada en Europa llegó a Chile. Hoy somos el primer país en América en contar con esta nueva tecnología.

Viviendo con una 640G en la cintura.

Mi experiencia se basa principalmente en dos aspectos: el emocional y el racional.
Y digo emocional porque creo que a estas alturas, para alguien con 29 años con diabetes, no es menor ser testigo y usuario privilegiado de estos avances que hace unos años eran simplemente un sueño.

Para que me entiendan mejor, soy usuario de bomba de insulina desde noviembre de 2006. Ese año llegaron a Chile con una representación oficial de Medtronic. Y desde entonces usé el mismo modelo, el mismo aparato, no la cambié nunca. O sea, completé poco más de 8 años usando la Paradigm 722 que muchos han visto en mis fotos, una bomba que incorpora monitoreo continuo, pero no detiene la infusión en caso de hipoglicemia. Esa característica apareció en la bomba Veo, que llegó a Chile en septiembre de 2010.
No quise cambiarme a la Veo porque no me pareció tan relevante para mi esa función en ese momento. Y por otro lado, porque había tenido una mala experiencia con los sensores antiguos de Medtronic. De hecho, un tiempo después llegó Dexcom, y con eso subsané en parte la necesidad de monitoreo continuo.

Para nadie es un misterio que no estando cubiertas por el GES, las bombas de insulina en Chile tienen un precio bastante alto. Y así, con solo dos marcas disponibles en el país, pienso que usar una bomba Medtronic es como adquirir un Mercedes Benz, en todo sentido.

Entonces, vamos al tema de las sensaciones…
Hoy, usar la MiniMed 640G para mi es como subirse a un Porshe. Y sin minimizar ese aspecto, no quiero que nos detengamos solo en el valor comercial (que bordea los US$7.300.- según me han dicho).

Porque la MiniMed 640G representa un gran salto en cuanto al diseño ylas prestaciones que estábamos acostumbrados a usar en las bombas de Medtronic.
Hay una puesta al día que hacen que uno se sienta usando lo mejor, lo último, la vanguardia tecnológica.

Y eso se observa desde el embalaje (el packing), inspirado en el diseño de Apple a todas luces. Solo miren las fotos…

MiniMed 640G


MiniMed 640G, empaque



El diseño general de la bomba ha sido mejorado, con lo que el gigante farmacéutico salda una deuda que hace rato le reclamábamos. Cuando alguien me pedía describir mi bomba, yo le decía que era como un busca personas… A estas alturas, ¿cómo le explico a un adolescente qué es / era un busca personas?
Hoy, la nueva MiniMed 640G parece externamente más un mp3 (un poco antiguo quizás, de los primeros iPod) que otra cosa. Y está bien.

MiniMed 640G.


Por cierto que en eso ayuda su llamativa pantalla en colores, que nos entrega mucha información con solo un vistazo: el estado general de la bomba lo podemos ver en 3 zonas claramente delimitadas en forma horizontal.

1.- Primera línea, arriba, hay iconos que identifican:
- Estado de la pila
- Conexión con el sensor u otro dispositivo.
- Cantidad de insulina en el reservorio (el vial cambia de color a verde, luego amarillo para terminar en rojo según se vaya vaciando)
- Tipo de señal de las alarmas
- Tiempo que resta para Calibración del Sensor
- Días de vida que restan al sensor.
- Y la hora.

2.- Al centro, a la izquierda, vemos en un gráfico la curva de glicemia de las últimas 3 horas que ha medido el sensor. Y a la derecha la cifra con la medición de glucosa del sensor, la tendencia si es pertinente (con flechas), y la insulina activa del último bolo administrado.

3.- Abajo vemos la activación de los bolos y las basales, para modificarlas.
Los botones invitan a presionarlos con el conocimiento y costumbre que tenemos de otros dispositivos.
No se preocupen. No hay riesgo de activar un bolo involuntario. Primero hay que desbloquearla y luego apretar una secuencia confirmando la instrucción.

MiniMed 640G

Es más liviana que mi Paradigm 722 y un poco más grande.
La que estoy usando es de color negro.
Mi deformación profesional (recuerden que soy publicista) hace que me sorprenda que no haya un logo visible. Solo lo podemos ver en la parte de abajo de la bomba. ¿Estrategia para seguir en la transición y destacar más adelante la marca MiniMed por sobre Medtronic?

MiniMed 640G

La disposición de uso vertical de la 640G hace que sea muy fácil de manipular con una sola mano, la que el paciente quiera. Las anteriores parece que estaban diseñadas solo para diestros. Eso también se agradece.
Para un usuario antiguo de bomba de insulina, los menús son muy intuitivos, con la lógica de uso que la tecnología nos ha ido acostumbrado. Seleccionar, modificar, aprobar, confirmar y ya.

De todos modos, tanto la capacitación presencial por parte del personal de Medtronic, sus guías en vídeos en línea, como la lectura del manual son necesarios para conocer todas sus funciones y usarla a plenitud.

MiniMed 640G

Principales novedades.

Soy un convencido que en la vida hay más de una forma de conseguir el mismo resultado.
Y obviamente que eso se aplica también al manejo que hacemos de nuestra diabetes.

Con otros usuarios de bombas de insulina hemos comentado más de una vez que una manera de recuperar una hipoglicemia, además de ingerir hidratos de carbono de acción rápida, es detener la infusión de insulina por un rato. Y quizás, para no olvidarnos de volver a poner a andar la bomba, lo mejor es programar una basal temporal al 0% (no hay infusión de insulina), que el cabo del tiempo especificado se cancela y vuelve todo a la programación prefijada.
Por ello es que la esencia de la más relevante novedad que nos ofrece la MiniMed 640G no nos sorprende tanto.

Se trata de la tecnología SmartGuard, que consiste en la detención predictiva de la infusión de insulina en caso de hipoglicemia. En palabras más sencillas quiere decir que cuando fijamos como limite inferior una cifra de glicemia, la bomba detendrá la infusión de insulina cuando resten 30 minutos para llegar a 20 mg/dL sobre el límite de hipoglucemia que hayamos fijado.

Si se fijan bien la foto siguiente, la franja de color naranja que ven en este lapso de 3 horas que muestra el gráfico, es el tiempo durante el cual estuvo detenida la infusión de insulina basal. Mi límite inferior durante el día lo tengo ffijado en 65 mg/dL. Cuando iba descendiendo me alertó de la detención y lo hizo hasta que la tendencia se revirtió. En este caso, la detención se produjo cuando calculó que faltaban 30 minutos para llegar a 85 mg/dL.

MiniMed 640G SmartGuard

La tecnología que teníamos hasta el momento era la detención EN la hipoglicemia, en 60 mg/dL por ejemplo. Hoy, podemos estar en 100 o en 120. Y si el sistema calcula que en 30 minutos más estaremos a 20 mg/dL de la cifra que pre fijamos como límite de hipoglicemia, la detendrá. Esto ayuda a que la recuperación sea más rápida. Y la infusión se reanuda cuando la bomba detecta que la tendencia se ha revertido y ahora va subiendo, o han transcurrido 2 horas ya sin que el usuario la active. Eso es SmartGuard. Y es un avance muy significativo.


Dentro de lo que le podemos pedir a todas las bombas, la 640G, como sus predecesoras, también tiene la opción de:

- Configurar la infusión basal y los bolos, de acuerdo a las necesidades del paciente tanto para el día como para la noche.
- Alarmas y notificaciones de alerta se pueden ajustar en sonido, vibración o ambas, según sea la necesidad.
- Calcula y muestra en pantalla la insulina activa, para ser considerada en las recomendaciones del Bolus Wizard (el asistente de cálculo de dosis cuando comemos o corregimos una hiperglicemia).
- Barra de progreso de bolo: para ver la cantidad de insulina que está siendo administrada y la posibilidad de detenerla si fuese necesario.

El cálculo de la dosis de insulina para un bolo o una corrección por parte del Bolus Wizard se muestra en toda una pantalla, detalle por detalle, con lo que fácilmente se puede aprobar o modificar lo que el paciente estime.

MiniMed 640G

Esta bomba es impermeable, por lo que puede ser sumergida en una ida a la piscina, el mar o en la ducha… Aunque ahí no veo donde la podemos sostener sin que quede colgando ;)

La pantalla se ajusta a la luminosidad del ambiente para regular su brillo.
Lo que sí debe ser regulado por el usuario es el tiempo de encendido. Yo la estoy usando para que luego de apretado el último botón, se apague a los 15 segundos y así prolongar la vida útil de la pila.
Usa una pila AA, (la anterior era AAA). Lo malo, tiene gran consumo. Mi experiencia es un promedio de unos 12 a 14 días de vida útil. Pantalla y alarmas consumen energía.

Con respecto del sensor, les puedo decir que es más flexible y pequeño que el Enlite de la generación anterior. Ha sido mejorado el adhesivo para reducir la irritación y dicen que es más fiable en relación a la conexión con el transmisor. Si se pierde la conexión con la bomba (cosa que en el papel no debería ocurrir muy a menudo porque estamos obligados a andar con ambas cosas parac todos lados) el transmisor guarda hasta 10 horas de datos. Se sumerge hasta 2.4 metros por hasta 30 minutos.
El nuevo transmisor Guardian 2 Link es solo compatible con la bomba Minimed 640G.

Usa los mismos insumos que las anteriores bombas. Soporta un reservorio de 3ml, por lo que también se le puede poner el de 1.8ml, para las personas que usan o les gusta andar con menos insulina en el “estanque”. ;)

En relación a la información que nos muestra el sensor con las flechas de tendencia y la velocidad de movimiento de la glucosa (hacia abajo o hacia arriba):
1 flecha: 1 mg/dL por minuto o más.
2 flechas 2 mg/dL por minuto o más.
3 flechas 3 mg/dL por minuto o más.
Sin flecha: glicemia estable.

MiniMed 640G


Volviendo a la tecnología, el SmartGuard sin duda es un tremendo paso que da Medtronic en la búsqueda de llegar a desarrollar un páncreas artificial. En decir, que en ausencia de reacción por parte del usuario, la máquina por si sola es capaz de detener la infusión de insulina antes que la hipoglicemia ocurra, para así prevenirla. Esta característica, que ninguna otra bomba ofrece, pone a la 640G por mucho sobre la competencia.
Pero para que eso funcione debe ser usada en conjunto con el monitoreo continuo sí o sí.

Si pensamos que uno de los mayores temores de pacientes y padres de estos (sobre todo cuando son muy pequeños) son las hipoglicemia, que esta bomba las evite o disminuya en un gran porcentaje no es menor.


En mi experiencia, la tecnología SmartGuard efectivamente funciona.
Luego de un par de semanas de ajustes (hay detalles que mi bomba antigua no tiene: dosificación más precisa, doble velocidad de infusión), yo diría que desde la tercera semana ya comencé a tener los beneficios. Tanto que mi esposa me dijo: “Ha disminuido el consumos de Frugelés en esta casa…” Ya saben, esas gomitas dulces que yo uso para pasar las bajas…

Y me tomé 3 semanas porque en mi caso no me sirvió “copiar y pegar” los ajustes que tenía la bomba que estaba usando. Creo que ese período de ajuste debe darse con mayor razón si uno comienza con la terapia por primera vez. En esta situación, el CareLink (el conector USB para descargar los datos al pc) es importante, ya que la mejor forma de realizar ajustes es tener la visualización completa de lo que está ocurriendo y hacer el análisis respectivo. El programa CareLink Personal, que ofrece variadas opciones de visualización (semejantes a las que conocemos de los softwares de los glucómetros, pero más completas) es una plataforma web al que puede acceder el paciente y su médico desde cualquier computador.

MiniMed 640G CareLink

CareLink

Lamentablemente mi experiencia con los sensores no ha sido todo lo buena que hubiera deseado. Me gustaría conocer lo que opinan otros usuarios respecto de este tema.
Del total de sensores (12), pocos llegaron a ser usados los 6 días que indica el fabricante (4). Ya sea por problemas en la zona de inserción (hemorragias producto de la aguja guía) o simples desconexiones reportadas por la bomba que obligaban a su sustitución, me queda la sensación que es un tema que Medtronic debe mejorar urgente.

¿Y por qué digo urgente? Porque la tecnología SmartGuard se basa precisamente en el rendimiento del sensor.

Puedo entender que este sensor no dure más de 6 días. También puedo entender que si se reinicia (como se puede hacer con Dexcom, doblando en muchos casos su vida útil), no trabaje más de un par de días extras, porque lo que acá se necesita es un sensor 100% operativo para entregar seguridad al paciente.

Pero necesito confiar en que desde el minuto uno en que comienza a medir, las mediciones que entrega esos 6 días sean precisas.

Por otro lado, me queda una duda. Si todavía se insiste en que quienes usamos monitoreo continuo de glucosa no debemos tomar decisiones terapéuticas en base al número del sensor (y con esto me refiero a corregir una hiperglicemia con una dosis extra de insulina, detener la infusión o poner una basal temporal en caso de ejercicio; o detener la infusión, poner una basal temporal y además ingerir algún hidrato de carbono de acción rápida en caso de hipoglicemia), ¿cómo es que de noche, dormidos, tenemos que confiar en lo que diga este sistema integrado?

...Y sin embargo hay que confiar.

Y se los digo sin ningún ánimo de “venderles” este nuevo adelanto.
He tenido pocas hipoglicemias. Ya no llego a 30 sin sentir nada. Ya no llego a 40… A 50… 55… Hoy tengo el límite inferior en 60… Y muchas veces se ha activado el SmartGuard alrededor de los 105.

Pero es importante recordar que cuando la función se activa durante la noche, durante el sueño, al detener la infusión se está tratando la baja de glucosa que se origina por la programación basal de la bomba. Si es por otra causa (mal cálculo del bolo de los hidratos de carbono de una comida o producida por un ejercicio intenso, por ejemplo) quizás es más difícil que solo baste con la detención. Eso lo sabemos por experiencia y tenemos que tomarlo en cuenta.

MiniMed 640G

Con el paso de los días he tomado la costumbre de calibrar el sensor que está funcionando perfecto cerca de las 9 de la noche, o a las 10, cuando ya me voy a ir a dormir, y luego de un par de horas por lo menos de la última comida. Y resulta que despierto por la mañana y al medirme la glicemia con mi glucómetro veo que no hay más de 4 puntos de diferencia entre él y el sensor. O sea… ¡funciona!
Y mirando los gráficos (habiendo silenciado las alarmas para que no me moleste tanto), la infusión estuvo detenida un par de veces, y luego se reanudó automáticamente cuando la tendencia ya indicaba que mi glucosa en sangre comenzaba a subir.
O sea... ¡puedo confiar!


Pero les insisto, tengo sentimientos encontrados.
Creo que la forma de aplicar el sensor es literalmente un arponazo en nuestra piel. Y que ese trauma es el que en mi caso originan las hematomas que terminan estropeado el sensor.

MiniMed 640G

MiniMed 640G

Si hay sensores que a los 5 días me piden cambio… O a los 2 comienza a desconectarse… ¿Cómo mejoramos eso?

En estas semanas más de una vez estropeé un sensor al sacar el aplicador porque se habían quedado pegados los bordes del adhesivo al aplicador. Creo que es un sistema poco amigable. O que necesita mucha explicación verbal, mucho compartir la experiencia del usuario, mucho ensayo y error para ayudar a minimizar los inconvenientes.

Me queda perfectamente claro que la estabilidad glucémica, que por lo general sucede en la noche, hace que un sensor que viene funcionando bien lo haga mejor.
Y así puedo dormir tranquilo. Que es algo que queremos todos, ¿o no?


Creo que tener este gran avance en Chile nos debe llevar a reflexionar la forma de conseguir que sea incorporado en un futuro cercano en las prestaciones GES para diabetes tipo 1.
No puede ser que hoy el factor económico sea una condición que impide a muchos pacientes alcanzar un mejor control.


Para terminar. Si me piden que le ponga una nota, a la bomba le pongo un 7, es difícil pedirle más, me gusta mucho; pero al sensor solo le doy un 4 por ahora… Aunque cuando funciona me haya ayudado a evitar hipoglicemias. Los últimos 2 han andado muy bien, por lo que quizás, efectivamente, la práctica e ir eligiendo las zonas de mi abdomen que mejor han resultado sean la causa.

Por otro lado, recuerden que no sirve de mucho tener la mejor tecnología si no sabemos sacarle el máximo provecho.

Siempre me he preguntado para qué tenemos un control remoto para la TV lleno de botones si solo usamos 3: el de encendido y apagado, el control del volumen y el de cambio de canales.
Cuando damos un paso más y los usamos todos estamos justificando tener esa tecnología en nuestras manos.

Lo confieso. He dormido más tranquilo gracias a la MiniMed 640G.
A nivel familiar estaba programado que cambiaría mi bomba antigua. Por lo que ahora voy a romper la alcancía para comprarla y seguir usándola y contarles más experiencias, que estoy seguro seguirán sucediendo.




ACTUALIZACIÓN 20.06.2015.

Como es un tema que a muchos interesa, les voy a dejar acá la información que entregó hoy Medtronic Chile en relación a los precios en nuestro país:
Bomba 640G: $4.690.000
Transmisor Guardian 2 Link: $650.000 aprox. (así lo dijo Medtronic).
CareLink de regalo (el dispositivo USB que sirva para descargar los datos y analizarlos con el software).
El costo mensual de insumos incluye:
Cánulas: $109.000.- caja de 10. (cada cánula con cambio c/3 días)
Sensores $230.000.- caja de 5 (cada sensor cambio c/6 días)
Reservorios: $30.000 y algo (así fue mencionado) caja de 10.
No siempre uno consume todo esto en un mes... Y también uno podría consumir más (ya me han visto cambiar una cánula que me duró muy poco alguna vez), por lo que este costo es variable.


Para información directa sobre la bomba, les invito a visitar esta página de Medtronic:

http://www.medtronicdiabeteslatino.com/contacto/contactenos-por-email


Descargos de responsabilidad:

Como ya lo saben, “MiDiabetes lo prueba” es una apreciación absolutamente subjetiva de mi parte. No hay estudios científicos ni comparaciones de laboratorio en lo que presento. Recibí de parte de Medtronic Chile
- Bomba de insulina.
- Transmisor Guardian 2 Link.
- CareLink - USB.
- Tres cajas de sensores sin costo alguno,
sin que esto signifique algún compromiso de mi línea editorial ni control por parte del laboratorio sobre lo que escribiría acerca del producto.
No hay retribución monetaria por esta nota.









Volver

 

  shim

¿Cómo está tu HbA1c?Sigue Mi Diabetes en TwiterSigue MiDiabetes en Facebook

shim
shim
 
Pie

 
Ir al Home MD Quiere la Publicidad MD Quiere la Publicidad Ir al Home MiDiabetes en Imágenes Cómo está tu HbA1c? Sigue Mi Diabetes en Twiter Sigue MiDiabetes en Facebook Medtronic Diabetes Latino Fitter 2015