Ahora en Chile, nuevo Dexcom G4 Platinum, monitoreo continuo de glucosa. Alatheia: Dexcom G4 Platinum
Ir al sitio de Novo Nordisk
 
Siempre MiDiabetes.
Logo MiDiabetes Síguenos en Flickr! Síguenos en Youtube MiDiabetes en Instagram Síguenos en Facebook! Twitter de MiDiabetes Ir al home Síguenos en Twitter! Síguenos en Flickr! Síguenos en Facebook!Síguenos en Youtube Volver al Home
Ir a la Portada La Actualidad Saber de Diabetes MD lo prueba Consejos Ponte en Contacto
Quién está detrás de MD Anda a los Enlaces Ir a Algo de Ntrición Diabetes y AUGE - GES El Blog de MD Términos de Uso
shim

ver por qué Mi Diabetes quiere la publicidad Ir al sitio de Novo Nordisk Publicidad ver por qué Mi Diabetes quiere la publicidad
Novo Nordisk Ir al sitio de Novo Nordisk Dexcom G4 Platinum

Volver
shim
shim
shim
                                        ¿Existe la forma correcta de inyectar insulina?

21.09.2011. Por Marcelo González.

Inyección


Hagamos un poco de historia. No sé si ustedes lo han notado, pero el tratamiento actual de la diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2 que requiere el uso de insulina es el mismo que hace… 90 años: inyecciones de insulina exógena. Ha variado el origen, el tipo de insulina, los instrumentos con la que nos la aplicamos, pero en el fondo, seguimos haciendo lo mismo: depositamos la insulina en el tejido subcutáneo para que desde allí pase al torrente sanguíneo.

Por eso que es tan importante tener una buena técnica de inyección, pues se convierte en una variable crucial a la hora de lograr un mejor control de la diabetes.

Buscando y buscando llegué una vez más al estupendo sitio de la Clínica Joslin. Y ahí me encontré con un muy buen post en su blog. El título: ¿Hay una mejor forma de inyectarse? Se los dejo para que lo miren.

En ese sentido, la búsqueda permanente por mejorar la técnica no involucra sólo a la industria, que cada cierto tiempo nos ofrece nuevas herramientas para facilitarnos la tarea, si no que también a los expertos, aquellos a los que les corresponde la experiencia de atender pacientes día tras día.

Justamente en el ámbito científico, el primer taller del técnicas de inyección reunió a endocrinólogos y expertos de todo el mundo en 1997, en Estrasburgo. Entonces esa reunión arrojó algunas importantes directrices tales como la recomendación del uso del pliegue de la piel al momento de inyectar.

El segundo taller, en 2000 en Barcelona, incluyó a enfermeras y educadores en diabetes y una de sus conclusiones fue la recomendación del uso de agujas más cortas.

Y así se llega a Atenas 2009, el tercer taller de técnicas de inyección (The Third Injection Technique Workshop In Athens, TITAN) con 127 expertos de todo el mundo involucrados. Se revisaron exhaustivamente muchas publicaciones científicas desde 2000 en adelante y, divididos en pequeños grupos, los asistentes realizaron las recomendaciones basados en los nuevos datos y su experiencia colectiva.

Si bien las conclusiones sólo son guías y no leyes que hay que cumplir, prestigiosos centros de investigación y tratamiento de la diabetes como la reconocida Clínica Joslin en Boston, USA, los incluyen en sus protocolos.

Está claro que a todos nos gustarían las cosas más claras, así como que nos digan que algo se hace de una manera y no de otra. Pero ya hemos comprobado por nosotros mismos que en esto de la diabetes el ensayo y error es una constante, por lo que muchas de nuestras acciones se basan en la experiencia que hemos acumulado.

Remitiéndonos a algunas de las cifras que arrojó TITAN podemos mencionar que el 21% de los pacientes admiten inyectarse en el mismo sitio durante todo un día, o incluso varios días seguidos. El 50% tenían síntomas sugerentes de lipodistrofia (protuberancia bajo la piel causada por la acumulación de grasa adicional en el sitio de muchas inyecciones subcutáneas de insulina).
Y aunque parezca un descriterio, el 35% de los pacientes que usaba insulina NPH no la homogeneizaba (agitando el vial o pen) antes de su uso.

Como ya dijimos, el objetivo de la inyección es depositar la insulina en el tejido graso subcutáneo. Inyectar superficialmente en la piel o más profundo en el músculo es doloroso y altera los rangos de absorción de la insulina. Por eso es una acción que no se puede realizar en forma automática, aunque el paso del tiempo nos lleve a ello.

Es bueno recordar que las inyecciones repetidas en un mismo sitio pueden conducir a la lipodistrofia. Y la lipodistrofia puede causar cambios en la acción o en los tiempos de absorción de la insulina. Hay que rotar los sitios.

Otra conclusión fue que las agujas más cortas, de 4, 5 y 6 mm, son muy apropiadas prácticamente para todo tipo de pacientes.
A pesar de que la profundidad de la grasa subcutánea varía de persona a persona en base a su índice de masa corporal, el sexo y la parte del cuerpo, el espesor de la piel se mantiene constante en alrededor de 1,9 a 2,4 mm en todos los parámetros: sexo, edad, índice de masa corporal, parte del cuerpo y la raza. Esto llevó a la conclusión de que cualquier aguja con el largo suficiente que supere la profundidad de la piel es apta para administrar insulina en el tejido subcutáneo. La revisión de la evidencia concluye que no hay base para el uso de agujas más largas en los pacientes con mayor grasa subcutánea.

Otro resultado importante fue que el clásico "pellizco" enseñado a casi todos los pacientes ya no se considera necesario en la mayoría de los casos.
El propósito del pliegue de la piel era para asegurarse que la insulina no estaba siendo inyectada en el músculo. Las agujas recomendadas más cortas hacen innecesario el pliegue en casi todos los casos. La excepción la constituyen algunos pacientes con muy poca grasa subcutánea o los niños que usan agujas 8 mm, donde la posibilidad de la inyección intramuscular es mayor.

También se destaca de las conclusiones que un pinchazo en ángulo recto, de 90º en relación a la piel, es mejor. Esto sin usar el pliegue. Ahora si van a usar el pliegue, la jeringa inclinada en 45º es mejor.

Con respecto a los lápices para inyectar la insulina, muchas personas retiran la aguja del sitio tan pronto como han hecho bajar el émbolo hasta el final. Sin embargo, está comprobado que esto puede hacer que se devuelva parte de la insulina inyectada, lo que puede reducir la cantidad total de insulina suministrada. Entonces la recomendación es contar hasta 10 antes de retirar el pen para evitar perder insulina.

Otros aspectos importantes para mejorar el uso de los lápices de insulina son no reutilizar las agujas, pues deshacerse de ellas inmediatamente después de la inyección evita que los contaminantes del aire o de otro tipo entren en el cartucho.
También es bueno cebar siempre el lápiz (para eso hay que lanzar 2 unidades de insulina en el aire) antes de marcar la dosis de la inyección.

Un hecho muy significativo dice relación con los sitios de inyección.
Las recomendaciones son las siguientes:
Insulina de acción rápida (Humalog, Novolog, Apidra) se puede inyectar en cualquier sitio aprobado (brazos, muslos, abdomen, parte alta de los glúteos)
Si se usa insulina cristalina es recomendable ponerla sólo en el abdomen.
Y las insulinas basales como NPH, Lantus o Levemir debe ser inyectada en el muslo o los glúteos.

Yo agregaría algo en relación a la experiencia personal. Si tienen planificado algún ejercicio o ir a una fiesta que incluye baile, no usen las piernas, pues de seguro el aumento de la circulación a nivel muscular puede provocar tiempos de absorción muy distintos a los habituales en reposo.

Cuando cambien de insulina o se las indiquen por primera vez asegúrense de preguntarle al doctor, la enfermera o quién esté a cargo de la instrucción sobre el sistema de inyecciones que usarán (multidosis, un par de inyecciones al día, etc.) Por qué eligen y cómo se usan los dispositivos para inyectar la insulina. Obtengan respuestas sobre determinación y control de los puntos de inyección. Es importante consultar sobre diferentes técnicas de inyección (la rotación del sitio, ángulo de la inyección y el posible uso de los pliegues de la piel). Averigüen sobre complicaciones de la inyección y cómo evitarlas. Cuáles son los largos óptimos de aguja de acuerdo a la contextura del paciente y la eliminación segura de agujas usadas es algo que no deben olvidar.


Hay muchos manuales dando vueltas y muchas opiniones personales también. Y es que las guías son importantes. Nos ponen alertas frente a cosas desconocidas. Nos refrescan la memoria y nos hacen reflexionar cómo estamos haciendo las cosas. Pero no hay nada que un libro o un panel de expertos nos pueda enseñar que supere la experiencia propia, en casa, ahí en el dormitorio o donde sea cada mañana. Ese momento en el que estamos solos frente a nuestra diabetes y en nuestras manos está hacer las cosas bien o no.

Y ustedes... ¿qué técnica usan?





Volver

 

  shim
Publicidad ver por qué Mi Diabetes quiere la publicidad

¿Cómo está tu HbA1c?Sigue Mi Diabetes en TwiterSigue MiDiabetes en Facebook

shim
shim
 
Pie

 
Ir al Home MD Quiere la Publicidad MD Quiere la Publicidad Ir al Home MiDiabetes en Imágenes Cómo está tu HbA1c? Sigue Mi Diabetes en Twiter Sigue MiDiabetes en Facebook